16 de septiembre de 2006
Los Mercedes de los chapuzas
Acabo de venir de una vuelta en bicicleta por la zona de Oliva y Gandía. No suelo pasar mucho por ahí, pero como hay un carril bici que se mete hasta dentro de Gandía pues a veces me acerco para rodar un rato.

Antes de llegar a Oliva, un pueblo que siempre ha tenido aspecto empobrecido, con muchos gitanos, lo que más me ha llamado la atención son los Mercedes negros. Me habré cruzado con unos tres en pocos minutos. También un gran BMW blanco. Se ve que la cosa va bien, los señores constructores están trayendo la prosperidad al pueblo. La vida puede ser maravillosa.

Pero yendo en bici uno se fija en otras cosas. No hay diez metros de carretera o calle que no tenga algún parche, alguna zanja tapada o algún agujero. El hecho es que van parcheando y parcheando, pero de qué manera. Cuando estuve en Alemania, pensaba que todas las calles estaban nuevas. Craso error, era asfalto bastante viejo, si te acercabas se notaban algunas zonas más oscuras. Esos eran los parches. Los habían tapado a ras, sin que se pudiesen ni notar.

Pero aquí no. Aquí los tapan con un pegote que te crujen los huesos cuando vas en bici. Hay zanjas y más zanjas, se abren, se tapan, se abren, se tapan. ¿Para qué son tantas zanjas? Yo en Alemania apenas vi calles levantadas ni obreros haciendo zanjas.

Luego he pasado por el carril bici. Allí hay unas zanjas nuevas que acaban de tapar. No tengo la más remota idea de para qué sirven, porque el carril ese atraviesa unos campos de naranjos, no tiene casas alrededor. Las zanjas eran de unos 70 centímetros de ancho y entre diez y cincuenta metros de largo. Cuando acabaron, no se preocuparon de taparlas con asfalto. ¿Para qué? Han puesto cemento directamente. Cemento puesto a pegotes, que se han secado ya y cuando la bici pasa se frena claramente. Además, se ve que se olvidaron de señalizarlo cuando aún estaba fresco y se ven las roderas de alguno que pisó por allí. Esas roderas están ya secas y estarán ahí años y años.

Ir en bicicleta por ese carril para bicicletas es ir dando botes entre parches viejos mal tapados y parches nuevos de cemento. Y el carril no es tan antiguo, ojo. El asfalto original está casi nuevo.

A mí me gustaría que alguien me explicara por qué se hacen así las cosas en España. Por qué esos tarados que van con su Mercedes no saben tapar un agujero. O por qué los señores arquitectos no saben hacer los alcantarillados o los tubos para cables de un tamaño suficiente para no levantar las calles cada dos años.

Y me gustaría saber, ya puestos, qué es lo que le sale más rentable a un alcalde: si planificar las cosas bien y contratar obreros eficientes o abrir y cerrar agujeros y cobrar las respectivas comisiones.

20:01:00 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja