29 de enero de 2006
Don Benito, el putero


Al hilo de esta entrada de Care Santos me he acordado de un escritor con el que tengo una relación peculiar: lo admiro como escritor, le tengo algo de asco como persona. A eso se une que alguno al que no le gustan mis novelas me haya comparado con él para criticarme. Eso sería normal si yo hubiese leído algún libro de Galdós, pero no lo he hecho.

Yo he leído a Clarín, a Zola, a Balzac, a Dickens, a Sthendal. Pero a Galdós no. Esto es así por simple casualidad.

Dice Care Santos:

"Poca gente conoce el romance -tal vez más sexual que afectivo- que vivieron Emilia Pardo Bazón y Benito Pérez Galdós".

Tal vez aún menos gente conoce que Galdós fue un adicto al sexo toda su vida. Utilizaba prostitutas de todo tipo, según tuviese más o menos dinero. Una vez estuve en una lectura de tesis sobre Galdós en Valencia, y una catedrática que estaba en el tribunal, experta en el tema, dijo: "es que Galdós se lo gastaba todo en mujeres".

En sus memorias, Baroja cuenta que Galdós chantajeó a un par de criados suyos que estaban casados. Se beneficiaba a la mujer y el marido no podía protestar porque si no lo despedía.

También cuenta que era muy cobarde, que una vez había una multitud aclamándolo en la calle y se escapó de incógnito en un coche.

En fin, que don Benito no sólo era garbancero, también un poco putero.

00:54:00 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja