24 de marzo de 2017
Alicia Rubio: Cuando nos prohibieron ser mujeres
Hace tres meses ya hablé del libro de Alicia Rubio: Cuando nos prohibieron ser mujeres y os persiguieron por ser hombres. Desde entonces, el libro se ha posicionado en Amazon entre los 200 primeros en el ranking de papel y entre los 500 primeros en el KDP.

El libro me ha costado, sin embargo, de terminar, y no por sus ideas, que considero acertadas en su mayor parte, sino por su mala redacción. Alicia Rubio hace un gran trabajo de transpiración, aunque carece de inspiración. Va acumulando datos y más datos, de cuya veracidad no cabe dudar (porque ya la habrían denunciado, demandado, querellado y enjuiciado), pero repite una y otra vez lo mismo, alarga y alarga los capítulos mezclando sus opiniones y sus ironías con la información.

En todo momento, oculta o silencia su pertenencia al partido VOX y su ideología católica. El libro es, básicamente, la versión que sobre el feminismo mantiene la Iglesia Católica a nivel interno. Pone el grito en el cielo acusando al feminismo de pederastia y promiscuidad sexual, dos cosas que yo aún no he visto (en el feminismo, digo).

Sí que acierta, en mi opinión, en la atribución de un origen homosexual al feminismo.

A mí me ha gustado la primera parte, pero se me ha hecho muy pesada la segunda. Fue divertida la comparación con los bonobos hasta que la repitió tanto que acabó por hastiarme.

En todo caso, para obtener un montón de información útil, recomiendo su lectura, antes de que lo prohíban.

Actualización:
El libro está ahora el número 11 en el ranking de papel y el número 273 en el KDP. Estamos hablando de libros que cuestan 19,76€ y 8,99€ respectivamente.

Enlace permanente   

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.


19 de marzo de 2017
Pío Moa: Los mitos del Franquismo
Hace una semana me dio por pedir en Amazon Los mitos del Franquismo, de Pío Moa. Este libro, más que tratar "mitos" concretos, lo que hace es un recorrido histórico desde los años previos a la Guerra Civil hasta el presente, desde un punto de vista favorable a Franco.

Pío Moa parece uno de esos historiadores argumentativos tan típicos de España. Son gente que antes de ponerse a investigar ya tiene las conclusiones en su cabeza, y esas conclusiones muchas veces obedecen a sus intereses personales, a los bloques políticos y mediáticos en los que se refugian para ganarse el sustento. No hay en España historiadores tipo Stanley Payne, que empiezan su investigación con unas ideas y pueden acabarla con otras.

Pío Moa hace un libro en defensa de Franco y del Franquismo, con dos cojones. Y pienso que no hay en él un mayor grado de manipulación que en los libros de los historiadores progres.

Yo en la facultad, dentro de mis estudios de Filología Hispánica, tenía un porcentaje de un 20% de créditos de libre configuración y optativas de "tipo C". Los cursé todos en la anexa facultad de Geografía e Historia, buscando las asignaturas de historia contemporánea. Allí tuve profesores como Jesús Millán y sobre todo Mari Cruz Romeo, con la que aprendí el fracaso liberal en España y el ciclo de guerras civiles que confluye en el 36. Estos profesores fueron excelentes, pero también hubo otros como Alfons Cucó, que era un marxista de éstos argumentativo, que necesitaba ir vertiendo sus opiniones mientras explicaba.

Hay en el libro de Pío Moa un epílogo titulado "¿qué es un historiador?". Y concluye que un historiador es alguien que escribe libros de historia. Yo discrepo de esto. Un historiador es, para mí, una persona que encuentra información, documentos o datos que antes se desconocían del pasado de una sociedad. De la relevancia de esos datos y de su correcta interpretación depende la calidad de ese historiador. Hay historiadores basura y hay pseudohistoriadores de periódico que desconocen las cosas y las manipulan.

Cuando investigué sobre Max Aub en Segorbe, con una beca de la Fundación Max Aub y en el equipo de investigadores de Joan Oleza, descubrí muchos documentos inéditos, que indexé y catalogué, y luego presenté una conclusión a modo de trabajo de investigación de doctorado que recibió un sobresaliente cum laude. En mi trabajo, no se me ocurrió poner ninguna opinión, ni andar arrimando el ascua a ninguna sardina. Yo pensaba, y aún pienso, que Max Aub fue un pobre amateur que no tenía ningún valor como escritor. Simplemente, ejercí de historiador y dejé que cada uno interpretase los textos.

Entre las cosas que descubrí de Max Aub y que antes no se conocían fue el estrecho seguimiento que realizó de la realidad española hasta 1972, año de su muerte. Tenía cientos de columnas de opinión inéditas incidiendo una y otra vez sobre los mismos temas.

El libro de Moa me parece acertado en unos aspectos y desacertado en otros. El periodo previo a la guerra, cuando afirma que las hordas frentepopulistas estaban ya metiendo fuego a España cuando tuvo que saltar Franco, lo considero acertado. Y lo digo porque mi abuelo, Alberto Noguera Rosselló, se había alistado ya en 1935 en la Guardia de Asalto porque "sabía que iba a haber una guerra civil". También hay algunas entrevistas de Baroja en el 33-34 en las que afirma que España va a ir a una dictadura de derechas o a una dictadura de izquierdas (y dice que prefiere la de derechas). Entonces, la situación era de gran incertidumbre, por cuanto la República se sabía insostenible, especialmente por la estupidez de un personaje como Azaña.

Sobre el tema controvertido de si Franco alargó la guerra para asegurarse antes el poder absoluto, dice Moa que esta estrategia se debió a la convicción por parte de Franco de que el enemigo se canibalizaría en sus luchas internas sin tener que gastar más vidas de sus soldados. Esta interpretación probablemente sea cierta. El estilo militar de Franco no era de blitzkrieg sino de torniquete progresivo.

Ya comentando el Franquismo hace Moa afirmaciones que me parecen dudosas, como la reducción a únicamente 20.000 del número de represaliados. Esto no me lo acabo de creer, porque Moa se basa en las sentencias de muerte que se conservan, pero dudo de que no hubiese muchos más que fueron asesinados sin juicio y hechos desaparecer. En la pirámide de población de España, todavía hasta hace poco se podía ver el hueco en el lado masculino en las generaciones nacidas de 1905 a 1915.

Hace luego Moa toda una serie de piruetas para dejar siempre a Franco como Caudillo intachable, sin mácula en su comportamiento, en el periodo de la II Guerra Mundial y el aislamiento posterior. Pienso que Franco no pensó en ningún momento en España sino en sí mismo, en estrategias arteras para mantenerse siempre en el poder. Lo que sí que describe muy bien Moa es la maniobra por la que Franco evitó entrar en la guerra a favor de Hitler, a base de pedirle más y más ayudas sin decirle nunca ni que sí ni que no. El razonamiento de Franco era muy simple: si gana Hitler mandará él y yo estaré subordinado al III Reich, y si ganan los aliados me invadirán y me ejecutarán. Entonces, primero se dedicó a ganar tiempo y a pedirle trigo al Führer y luego, cuando vio que el Eje iba a perder (y esto tuvo la astucia de verlo muy pronto), empezó a distanciarse y a entenderse con Churchill en secreto. Es cierto que Churchill le prometió devolverle luego Gibraltar, y no lo cumplió, pero al menos lo mantuvo en el poder.

La década de la autarquía, hasta 1950, Moa la describe como una Arcadia feliz, de concordia, admiración del Caudillo, abundancia y prosperidad. Dice que en La Colmena de Cela se exageran las críticas porque el autor quería hacerse el "progre". Y dice que, si se cogen los casos negativos, en todas partes hay desgracias. Dice también que Franco no tenía oposición, que si se hubiesen puesto las urnas sacaba mayoría absoluta. Y pone de ejemplo el referendum de 1947, en el que se preguntaba: "¿Aprueba el Proyecto de Ley de Sucesión en la Jefatura del Estado?". Ganó el "sí" con un 93% y esto lo interpreta Moa como una legitimación popular del Franquismo. En mi pueblo, los que iban a votar decían: "vamos a elegir entre SÍ queremos que se quede, o NO queremos que se vaya".

Sí que pienso que tiene algo de razón Moa cuando cita el mal recuerdo y la decepción que dejó el Frente Popular, el contraste entre la belleza de sus discursos y el comportamiento criminal y traidor que siempre tuvieron. Es posible que hubiese entre el pueblo un cierto agotamiento de todo ideal político, lo que benefició mucho al Régimen.

Franco fue un Rajoy, una persona que no tiene ni orgullo, ni ideología, ni lealtad con nadie, nada más que maniobras para mantenerse siempre en el sillón.

Ya la década de los 50 la considera Moa un remanso de paz y prosperidad, enturbiado si acaso mínimamente por las intrigas del PCE. De esta década se suele hablar poco, y se la identifica con la de los años 40. No parece que fuese así, y gran parte de los problemas de hambre y escasez se habían solucionado. No creo que fuese la dolce vita que Moa nos cuenta, pero fue un tiempo en el que se sentaron las bases de la impresionante prosperidad de los 60.

Ya hablando de los 60, tengo poco que discrepar con Moa. El crecimiento fue imparable, la industrialización fue muy intensa y estuvo muy repartida, el desempleo era nulo, la natalidad crecía sin parar y había seguridad en las calles. Los crecimientos del PIB en esa década tuvieron una media del 7%. Y esto con una igualdad social muy superior a la de los países capitalistas.

Es famoso el dato de que a la muerte de Franco España tenía un PIB per capita del 80% de la media de la CEE. Ahora, tomando como referencia esos mismos países, aún no hemos vuelto a llegar a esa cifra (estamos algo por encima del 70%).

Interesante el concepto que aplica Moa de "salud social": población reclusa, drogadicciones, alcoholismo, fracaso matrimonial, fracaso escolar, abortos, violencia doméstica, ETS. Pone el ejemplo de los presos: de 10.700 en 1966 a 70.000 en 2010. En este otro artículo se concreta: de 23 presos por 100.000 en 1975 a 161 por 100.000 en 2009. En 2017 esta cifra ha bajado un 19%. En cuanto a divorcios, estamos ya entre los primeros del mundo. En fracaso escolar, somos líderes europeos, con casi un 20% (el 40% entre los niños). Divorcio y fracaso escolar de los niños están directamente relacionados. También somos líderes de la UE en consumo de cocaína y cannabis, desde hace ya tiempo. En prostitución, somos el tercer país del mundo. En abortos, estamos en casi 100.000 al año (en España llegan a nacer algo más de 400.000 niños al año: un 20% de los embarazos es abortado artificialmente, doblamos la media europea).

Entonces, la versión progre de un franquismo con el burro y los sacos de almendras, en contraposición a la Democracia con el crecimiento económico y las autopistas es simplemente una falacia.

Luego se mete Moa a analizar las causas de la caída del Régimen, y viene a la sorprendente conclusión de que fue la traición de Tarancón y un sector de la Iglesia lo que precipitó el paso a la democracia.

A mí esto me sorprende, porque si se sabía que el conde de Barcelona había querido una democracia parlamentaria análoga a la inglesa, si se sabía que el príncipe Juan Carlos tenía buena relación con la monarquía inglesa, si se sabía que tanto Alemania como EEUU consideraban ya preparada a la población española para tener una democracia liberal, y si se conocía el interés del mismo Franco por entrar en la CEE (y habiendo puesto la CEE la condición previa de la democratización), no tiene sentido que Moa se queje de traiciones clericales, porque allí se trataba de "mariquita el último" y todos eran ya demócratas de toda la vida antes incluso de la muerte de Franco. España fue a un régimen democrático porque era lo que Juan Carlos I prefería y lo que tenían los países de nuestro entorno.

En este sentido, el asesinato de Carrero Blanco, que Moa interpreta en clave únicamente doméstica, sí que me parece una jugada de la CIA para eliminar al sucesor directo de Franco, designado por el mismo Franco como presidente del Gobierno, un cargo que sólo había ocupado el Caudillo desde el 36. Luego, el nombramiento de Arias Salgado (en lugar de Fraga, que hubiese sido más previsible) sí que fue interpretado por los otros países como una rendición ya final. Franco, hasta en su lecho de muerte, supo leer la situación.

Hay luego unos apéndices bastante útiles en los que Moa enumera a los principales ministros del franquismo y explica la estructura jurídica del Régimen (con las Cortes, los "procuradores" y las leyes fundamentales).

En general, es un libro útil y necesario, pero que se tiene que leer junto con otros más progres para intentar entender la verdad, que está en medio. Además, Moa escribe bastante bien.

Actualización:
La entrevista de Baroja que he citado se publicó en el periódico El Sol el 11 de noviembre de 1931 y se puede leer completa en esta web. La frase famosa fue:
Si se hace la experiencia de la dictadura socialista, que se haga bien. Ya que nos arruinemos, que sea con brillo.
Pero la frase que yo recordaba no la dijo en esa entrevista sino en otro artículo, que aparece en el volumen La Guerra Civil en la frontera y que se explica en este artículo:
"a pesar de todo -escribe- creo que una dictadura blanca, no siendo clerical, es, hoy por hoy, preferible para España. Una dictadura de militares se puede suponer lo que va a ser. Consignas más o menos severas, pero con sentido. Una dictadura roja en todos los países es lo mismo, un poder lleno de equívocos, de intenciones obscuras y de confusiones".


Enlace permanente   



7 de marzo de 2017
Universo de Letras
He visto esta mañana que Planeta ha lanzado un sello de autopublicación llamado Universo de Letras. Yo, para ampliar la disponibilidad de 2016 en Denia he estado valorando algunas posibilidades. En principio, me había interesado sobre todo IngramSpark, que sólo cobra 50€ por el alta de un título y distribuye luego por librerías, incluso dejando los libros en depósito.

Pero contacté con IngramSpark y me dijeron que en España no tienen ninguna distribuidora para librerías, tan sólo la tienda on line Agapea.com. Sugirieron que yo comprase los libros y luego hablara con una distribuidora local. A mí esto no me interesó.

Luego estuve viendo el tan cacareado Bubok, que tiene un pack básico de 200€ para distribución en librerías físicas, aunque sólo admite en este pack libros de hasta 250 páginas (!).

La distribución por librerías de Bubok consiste en esperar a que la librería se dé de alta y se asocie (y es cierto que la lista no es pequeña) y luego que la librería espere a que un cliente entre por la puerta y les pregunte por el libro del autor de Bubok. Entonces, el dependiente busca en la web, ve que el libro está en la red de Bubok y hace un pedido. Como el pedido lo tiene que pagar y no tiene derecho a devolución, el dependiente con toda seguridad pedirá dinero a cuenta al cliente y le emplazará a volver en una semana "por si ya estuviese". El cliente vuelve al cabo de una semana y se lleva su libro. La librería se queda con un 30% del precio final, excepto el IVA del 4%.

Claro, antes de eso se supone que el cliente ha comprobado el listado de librerías que están asociadas a Bubok para acudir directamente a ésa.

Esto yo supongo que se dará en el 0,001% de las ventas de libros en España. La última vez que pedí un libro a una librería fue en 1999, en la librería Tirant Lo Blanch de Valencia, porque estaba obligado a realizar un control de lectura en mi último año de licenciatura. Antes de eso, el dependiente intentó colocarme todo tipo de libros parecidos y disponibles en su mesa de novedades, publicados bajo firmas de prestigio y con autores más que contrastados. Yo le dije que ya me gustaría comprar algunos de aquellos maravillosos ejemplares, pero me obligaban en la facultad a comprar exactamente ese título, de modo que el dependiente, viendo que yo era un cliente muy asiduo que se había dejado allí miles de euros durante varios años, se resignó a meterse en la web, hacer la llamada telefónica, etc.

Después de eso, yo cuando tengo que pedir un libro lo pido on line, no voy a una librería para que la librería lo pida on line. Es un poco de cajón.

También vi, después de indagar un poco, que Bubok ponía el precio de coste del ejemplar impreso a 13€, lo que me pareció una cosa acojonante, porque IngramSpark los pone a 5€ y la calidad de los libros es bien reconocida.

Otro de los servicios de autoedición que estuve viendo fue el de la editorial Punto Rojo, que es un poco más transparente en sus servicios, aunque no barata. Punto Rojo da un pack estándar por 315€ e incluye 25 libros para ti. Pero tiene Punto Rojo muchas ganas de darte los libros a ti, y eso tiene mal aspecto. En todo caso, son los únicos que ofrecen el formato de tapa dura. Hace unas semanas, creo que leí en su web algunas insinuaciones acerca de una distribución con distribuidora de verdad para los libros más vendidos, etc. pero parece esa referencia haber desaparecido de su web. Punto Rojo, Me Gusta Escribir Libros (Random House) y Universo de Letras (Planeta) son a fecha de hoy exactamente lo mismo, y luego lo explicaré.

Luego he llamado a Universo de Letras y he hablado con una chica andaluza, muy salada, que me lo ha dejado todo claro. Universo de Letras pertenece a Planeta, pero ni usa la imprenta de Planeta, ni usa la distribuidora de Planeta. Lo que hace es subcontratar a Lantia, que es una empresa de impresión bajo demanda que trabaja sólo con editoriales, no directamente con autores. Universo de Letras ofrece a los autores un 20% sobre el PVP menos el IVA (4%) en el caso del papel, y un 50% sobre el PVP menos el IVA (21%) en el caso del formato electrónico. El precio mínimo de un libro de 350 páginas como el mío serían 15,50€, lo que me parece razonable.

La comercial mencionaba constantemente "libros.cc", y yo no tenía ni idea de qué era eso. Yo no había visto todavía un dominio acabado en .cc. Pero al colgar he entrado y ya he visto que Libros.cc es una empresa de Sevilla (igual que Lantia) y que es la distribuidora de libros de papel bajo demanda vinculada a Lantia. La forma de funcionar para vender en las librerías es exactamente igual a la de Bubok (explicada aquí al final de la página), que he descrito arriba, y su red de librerías ahora mismo está en unas 250. En España hay censadas 3.895 librerías.

Entonces, viendo la lista de editoriales que distribuyen a través de libros.cc, he encontrado también a la gente de Me Gusta Escribir Libros, es decir Random House. Este servicio el capo di tutti capi lo explicó hace poco en una conferencia en Argentina.

Quiere eso decir que Universo de Letras, Me Gusta Escribir Libros, Punto Rojo y muchas otras son exactamente lo mismo: misma imprenta, misma distribuidora, mismas librerías.

Me Gusta Escribir Libros cobra unos 400€ por algo a lo que no le veo diferencias con los 300€ de Punto Rojo o los 250€ de Universo de Letras.

Tampoco veo realmente los 250€ en qué se justifican, si ayudan en la maquetación o hay que pasarles un PDF ya para imprenta como en Amazon (que no cobra nada).

Luego, podríamos analizar la estructura de costes:Conclusión: poner un libro en la librería tiene unos costes fijos de 8€. En el supuesto de un libro de 16,5€ más IVA, el autor percibe 3,3€ y la librería 4,95€. ¿Cuánto le queda a la editorial? 16,5 - (5 + 3 + 3,3 + 4,95) = 0,25€. No le queda nada.

Parece, entonces, bastante claro que el negocio que Planeta y Random House quieren hacer con los autores autoeditados se basa en los servicios editoriales, no en comisiones por las ventas. Esto es importante para saber el grado de esfuerzo que ellos van a poner para vender los libros: ninguno. Por eso sigo prefiriendo Amazon, porque con todas sus limitaciones, no puede ganar dinero si tú no lo ganas, y eso hace que se esfuerce en vender, que es lo que hace falta.

Pero no digo ni insinúo que sean los servicios de Universo de Letras y similares, subcontratados con Lantia, una estafa ni nada parecido. Creo que pueden ser interesantes y hasta (en una minoría de casos) se puede llegar a recuperar el dinero gastado.

El problema es que en Amazon, con vender un ebook, ya estás en beneficios.

Y hablemos claro: en España los libros se venden de la siguiente manera:
  1. Un distribuidor llega con una caja y deja esos libros en depósito en la librería.
  2. La librería los pone en la mesa de novedades, pero no los paga ni tiene obligación de pagarlos.
  3. El cliente entra y los toquetea un poco.
  4. Y ahí dos opciones: los compra (y la librería los paga a la distribuidora y la distribuidora los paga a la editorial y la editorial paga al autor (esto tarda un año y medio)) o los devuelve cuando llega la semana siguiente el distribuidor con otra caja.
No sé exactamente el porcentaje de ventas en papel que acumulan las librerías on line, pero no creo que supere el 10%. En España todavía los libros los venden las librerías, y la casi totalidad de esos libros están en depósito y vienen por parte de una distribuidora, no los pide el cliente para que se los traigan.

Entonces, el autoeditado tendría que vender sus libros sobre todo on line, dentro de ese 10% que de momento tiene. La librería física será terreno vedado hasta que tenga una distribuidora de verdad. Esto es lo que ya he dicho que con IngramSpark no pasa, porque Ingram es la mayor distribuidora "de verdad" de EEUU, y los autores autoeditados están vendiendo en las librerías sin problemas allí.

En España, tanto Planeta como Random House tienen distribuidoras propias (y Planeta tiene hasta la cadena de tiendas Casa del Libro), pero no aceptan en ellas a sus autoeditados, porque parece que van a ser como una segunda clase que funcionará por su cuenta, hasta que haya alguno que despunte un poco y ya le harán otro contrato para que se lleve sólo el 10% y ahí le permitirán poner su libro en las librerías.

Enlace permanente   



26 de febrero de 2017
Michel Houellebecq: Sumisión
Ahora que me he puesto Amazon Premium, recibo los libros en un día sin gastos de envío. Pedí el miércoles pasado Sumisión de Houellebecq y la he leído en un par de días. Me ha parecido una de las grandes obras maestras que ha dado Europa. Houellebecq está ya al nivel de Flaubert, Balzac, Zola y otros grandes que ha dado su país.

Yo a Houellebecq le había leído ya Las partículas elementales cuando la sacó, allá en el año 2000. Enseguida se vio que tenía la calidad en el estilo, que es donde se hace la literatura.

Cuando empecé a leer, después de veinte años, dije: vamos a ver cuánto tarda en empezar a hacerse pajas. En la página 23 ya está metido en el YouPorn.

Houellebecq es un escritor realista, y muchas veces realista de tesis, pero en este caso lo que hace yo lo llamaría realismo de hipótesis, porque especula con una victoria de los Hermanos Musulmanes en las elecciones francesas de 2022. No creo que se pueda encasillar esta novela en el género de las distopías porque no imagina una sociedad diferente en un futuro lejano, sino que simplemente retrata la situación actual de Francia y plantea un simple hecho ficticio, como es un resultado electoral.

Lo primero que llama la atención es que Houellebecq en este libro no hace fuerza, no realiza ningún esfuerzo. Esto quien haya escrito novelas lo entenderá mejor: Houellebecq usa un lenguaje sencillo, una trama que va improvisando, unos capítulos muy breves, una documentación de Google (y más bien escasa) y en general hace un librito fácil (para él) de los que se escriben en tres meses. Esto lo explica el mismo Houellebecq en una excelente entrevista que le realiza la periodista Anna Guitart. En el minuto 4:26 dice: "no hay que ser demasiado ambicioso intelectualmente hablando [...] porque te limita. Si has de entender las cosas antes de hablar, no hablarás". Lo que Houellebecq pretendía era abrir a la reflexión, dejar preguntas abiertas, mucho más que hacer un tratado de la decadencia de Occidente.

Pensando en la diferencia entre Las partículas elementales, que escribió a sus cuarenta años, y este libro, escrito ya con sesenta, diría que el estilo mantiene esa elegancia y ese control del tono que tanto lo han caracterizado (y que son típicamente franceses) pero se ha hecho más sencillo. Ya es Houellebecq puramente el cristal transparente, sin retórica.

Otra cosa que llama la atención es la omisión de la intriga. El momento que se supone climático del relato, el recuento de votos de la segunda vuelta, cuando ya el poder cae a manos de los Hermanos Musulmanes, es simplemente una elipsis. No lo cuenta, se lo salta. Y además, ya había adelantado el resultado en una frase de pasada: "Ahora que se habían cerrado los acuerdos de gobierno del frente republicano ampliado, los resultados de la segunda vuelta ya no albergaban duda alguna". En el siguiente capítulo, ya la victoria se da por sabida, sin épica ninguna.

Otra de las manías de Houellebecq, que son esas digresiones extemporáneas sobre la empleabilidad de los licenciados en letras, la potencia del motor del VW Touran, los platos precocinados indios del supermercado o la vida de Huysmans se mantiene desde sus primeros libros. Siempre ha escrito así, y parece que cae bien.

Houellebecq representa ahora mismo un tipo de escritor que en España no existe, que es el escritor intelectual y ensayista, el escritor que te coloca frente a tus miedos y tus dudas, que te obliga a entender tu realidad y que plantea cuestiones que desbordan el ámbito de la literatura. Está en las antípodas de la literatura de pose y de las exquisiteces, elegancias y minimalismos que se usan aquí abajo para encubrir la falta de talento. Gente como Vila-Matas o Ray Loriga parece que bordean el retraso mental. Houellebecq es ante todo la inteligencia y la libertad de pensamiento.

A Houellebecq en España no le hubiesen ni publicado. Marilyn Ramírez y Elvira Lindo hubiesen intrigado con e-mails para bloquear su publicación y que no saliese en ningún medio. De hecho, vive en España gran parte del año (en el Cabo de Gata) y apenas lo hemos visto en ningún acto público.

Pero, se pongan como se pongan, la literatura del siglo XXI va por el camino de Houellebecq. Pienso que es el mejor escritor europeo en estos momentos. Y creo que el único que no va lloriqueando porque la gente prefiere el Netflix a sus ficciones. De Sumisión ha vendido sólo en francia 700.000 ejemplares, y varios millones en todo el mundo.

Actualización:
Acabo de ver ahora un muy interesante artículo sobre este mismo tema.

Enlace permanente   



21 de febrero de 2017
Genial conferencia de Houellebecq
Hace poco Houellebecq hizo un viaje a Argentina y estuvo pronunciando una conferencia ante un gran auditorio.



Me ha resultado muy interesante la clasificación que hace de los progres en dos generaciones: la de Camus/Sartre y la de Derrida/Deleuze/Lacan/Foucault. Estos últimos son los ya propiamente llamados sesentayochistas y parece que se cuentan entre los autodenominados intelectuales más penosos de la historia.

Una conferencia muy interesante.

Enlace permanente   



19 de febrero de 2017
Cómo va lo de Francia
El asunto de las elecciones francesas ha dado varios giros en los últimos días. Primero, yo me equivoqué al dar por elegido a Valls, porque aún no estaba clara la cosa y finalmente acabó entrando un tal Benoît Hamon, populista de manual que me parece que tiene poca pegada. Pero es que además el ex ministro de Economía Emmanuel Macron se ha presentado por libre y está por delante de él en las encuestas.

Esto no cambiaba sustancialmente la situación, pero la sorpresa ha sido que ha saltado un escandalazo de corrupción por parte de Fillon. Tiene cojones que sólo tengan que elegir a un monigote hablante y vayan a coger al que más pringado está y más dinero se ha llevado.

Yo no sé si Trump anda detrás de estos manejos, pero me estoy frotando las manos con lo que puede pasar.

Si finalmente Fillon cae en la primera vuelta (y esto es lo que no está claro), Le Pen podrá tener su oportunidad frente a Macron. Lo veo muy complicado, pero me gustaría que ocurriese el milagro. Pienso también que el Frente Nacional estaría mejor liderado por un hombre. Ahora la fuerza y el carácter están de parte de Macron, y ése es el problema.

Enlace permanente   



18 de febrero de 2017
La factura eléctrica
Aquí tenéis la explicación de vuestra factura eléctrica, y no lo que manda Iberdrola:

Electricidad: el mayor robo de la historia industrial.

Y aquí tenéis un complemento:



Enlace permanente   



17 de febrero de 2017
Y supongo que no cambiaremos la hora
La vuelta al huso horario natural de España, que es el GMT, venía en el programa electoral de PP, PSOE y Ciudadanos. Está gobernando una especie de coalición de estos tres partidos. Por lo tanto, no os extrañéis si no cumplen esto tampoco.

El problema del horario estúpido español, de irse a dormir de día para levantarse de noche, es la melatonina. La melatonina es la hormona que nos hace tener sueño y dormir, además de regular otras funciones del cuerpo. Esta hormona el cuerpo la segrega en la oscuridad, no con el sol fuera. El 50% de la población sólo comienza la secreción de melatonina cerca de la medianoche. El problema es que en España medianoche es a la 1:00 en horario de invierno y a las 2:00 en horario de verano. Si la gente tiene que levantarse a las 7:00 por regla general, le faltan siempre un par de horas de sueño. Puede irse a dormir antes, pero el cuerpo no quiere dormir y vienen las vueltas en la cama y el insomnio. De manera que el español es un ciudadano que cree que la falta crónica de sueño, el levantarse siempre mal dormido y el andar tomando estimulantes es algo normal. Pero es normal sólo en España, no en los demás países.

Si volvemos a nuestro huso horario normal, la medianoche será a las 24:00 y, mal que bien, se podrán dormir unas siete horas. La gente mal dormida rinde menos y comete más errores, además de estar siempre de mala leche y mantener el cerebro en un nivel de actividad más superficial.

Todo esto yo pensaba que los políticos ya lo habían entendido, pero aquí pasan los meses, se acerca otra vez el cambio de hora, y nada se dice del tema. Entiendo que la forma de volver a Greenwich es no cambiar la hora y no volver a tener nunca más el horario de verano, pero aquí falta poco más de un mes y no se ha hablado de adaptar los relojes, ni los ordenadores, ni nada se sabe. Solamente se ha sabido que Baleares y la Comunidad Valenciana quieren quedarse todo el año en el horario de verano (!).

Así que entiendo que nada se va a hacer, que el 26 de marzo volveremos a ir dos horas por delante del sol y que el tema quedará aplazado sine die una vez que están todos investidos.

Enlace permanente   



29 de enero de 2017
2016 en Denia
Hacía muchos años que no escribía una novela. Concretamente, diez. Esto en parte se debió a mis aficiones informáticas, entre nuevosamigos.net, GIMAD y CookMagick, y en parte al desinterés. Pero a finales de 2015, cuando descubrí CreateSpace, decidí volver a escribir y he estado hasta este noviembre escribiendo esta novela.

2016 en Denia trata de un tío que está en 2016 en Denia, y ese tío soy yo. Está en forma de diario y es un poco como el blog pero mejor escrita (o eso creo). Expreso mis opiniones acerca de todo lo que me rodea y mi visión de la realidad de la España actual.

En la contracubierta, he hecho el siguiente resumen:
El protagonista, identificado con el autor, tiene cuarenta años y afronta un divorcio marcado por la incomunicación y el resentimiento, al tiempo que inicia una relación con una ex compañera del colegio. El reencuentro con los referentes de su adolescencia y primera juventud, incluidos los recuerdos de la casa paterna y los viejos y dispersos amigos, no le inclinará a la reparación emocional sino a la conciencia de su fracaso vital. Su frustrada carrera como escritor, sus vanos intentos de desarrollo de un negocio informático, su empobrecimiento como profesor interino y el desprecio hacia su propio país marcarán su visión de la realidad. El relato, en forma de diario, es un implacable retrato del desencanto y de la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo, que nos recuerda a los dietarios de Josep Pla, pero también a la épica suburbana de Harry Angstrom, el Conejo de Updike, o Frank Bascombe, el personaje de Richard Ford.
Tengo que advertir de que no todo lo que aparece es real, he cambiado muchas cosas porque no quiero acabar defenestrado por mi familia como Jaime Bayly.

A Bayly lo conocí cuando ya me quedaban pocos capítulos y no puedo decir que haya causado una influencia directa en el texto, aunque sí que lo coloqué al final como personaje. En todo caso, es el único autor en castellano vivo que despierta mi interés.

Esta novela se enmarca en el género de la autoficción, que es como la no ficción que trata de uno mismo.

En cuanto a la posibilidad de publicación en editoriales tradicionales, creo que la cosa va a estar difícil. De entrada, las editoriales ya no ofrecen una posibilidad de profesionalización sino una vida amateur llena de charlas, saraíllos y cacahuetes para luego recibir unas migajas. Los autores siguen recibiendo el 10%, lo que es una miseria, pero es que además ni pagan adelanto ni justifican luego debidamente las ventas reales en las liquidaciones. Parece que hay algún agente literario que ha llegado a decir que es imposible saber realmente cuántos libros has vendido.

En todo caso, la envié por e-mail a casi todo el mundo el 13 de noviembre. A fecha de hoy, sólo la editorial Algaida acusó recibo, si bien avisando de que tardaría seis meses en dar su veredicto. Yo no voy a estar seis meses esperando por un contrato que no tiene ni adelanto.

Caso aparte ha sido el sector más exquisito, donde había una Marilyn con juanetes que prometía en una conferencia del YouTube que el único criterio de publicación en su editorial era estrictamente la calidad, pero poco después publicaba esto en su Twitter:



El artículo al que hace referencia trata de la decisión de una revistilla literaria norteamericana de dejar de publicar reseñas de todos los escritores de la editorial que ha publicado el libro de Milo Yiannopoulos, como forma de coaccionar a esa editorial para que lo deje de publicar. Y esto dice la tía que es "interesantísimo".

Un tiempo antes, ya había apuntado maneras con el siguiente tweet:



Es decir, que para ella la autoficción es un bobo que se mira en el espejo. Y yo ahí digo: ¿además de no acusar recibo y de no responderte nunca, también van a sacar burlitas por el Twitter? Como respuesta a ese tweet, he puesto en las primeras páginas de mi novela la cita de Borges:
A veces en las tardes una cara
nos mira desde el fondo de un espejo;
el arte debe ser como ese espejo
que nos revela nuestra propia cara.
Lo de las editoriales ha sido algo penoso.

Podríamos también hablar del capo di tutti capi que hay en Random House, a quien le mandé incluso unas fotocopias en gusanillo y de quien no he sabido nada. De sus autores sólo conozco los lloros de Alberto Olmos en su columna de Mala Fama, donde emite opiniones como la siguiente:
Habrán notado que los escritores españoles ponen más empeño en caer bien que en escribir bien. Practicar el elogio desmedido en Twitter o Facebook, firmar manifiestos en defensa de puras obviedades y escribir novelas sobre temas solidarios de moda son los tres tramos del camino del éxito. Todo el mundo quiere premiar un libro que desborda buenos propósitos.
De manera que no parece que esta gente, por mucho que yo espere los seis meses, me vaya a llamar.

Lo que voy a hacer es ponerme como autor indie en Amazon y seguir diciendo lo que me dé la gana. Yo más bien me calificaría como de alt-fiction. La literatura como ámbito de corrección política, buenismo y mediocridad de membrillos cada vez más pobretones me parece que no tiene mucho futuro...

Y para saber más de mis opiniones sobre este y otros temas, será más práctico comprar mi libro.

Comprar en Amazon.

Enlace permanente   



22 de enero de 2017
El discurso de Trump en la inauguración
Me gustó mucho el discurso de Trump en la inauguración. Parece que Obama no lo pasó bien. Igual le hubiese gustado seguir con sus burlitas, pero tuvo que tragarse otra cosa. Y dicen los periodistas que el discurso lo escribió directamente Trump.

Aquí van mis extractos:

"La ceremonia de hoy, en todo caso, tiene un significado muy especial, porque hoy no estamos simplemente transfiriendo el poder de una administración a la otra, o de un partido al otro, sino que estamos transfiriendo el poder desde Washington D.C. y devolviéndolo a vosotros, la gente".

"Durante demasiado tiempo, un pequeño grupo en la capital de nuestra nación ha cosechado los beneficios del gobierno, mientras que la gente ha soportado el coste. Washington prosperó, pero la gente no recibió su parte de esa riqueza. Los políticos prosperaron, pero los trabajos se marcharon y las fábricas cerraron. El establishment se protegió a sí mismo pero no a los ciudadanos de nuestro país. Sus victorias no han sido vuestras victorias".

"Todo esto cambia a partir de aquí y ahora, porque este momento es vuestro momento, os pertenece".

"Habéis venido por decenas de millones para ser parte de un movimiento histórico cuyas dimensiones el mundo nunca ha conocido".

"Pero para demasiados de nuestros ciudadanos, existe una realidad diferente: madres y niños sumidos en la pobreza en nuestras ciudades del interior; fábricas oxidadas repartidas como tumbas a lo ancho del paisaje de nuestra nación; un sistema educativo inundado de dinero pero que deja a nuestros jóvenes y magníficos estudiantes privados del conocimiento; y el crimen y las bandas armadas que han segado demasiadas vidas y han detraído de nuestro país tanto potencial desperdiciado. Esta sangría norteamericana se detiene aquí y ahora mismo".

"Finalmente, tenemos que pensar en grande y soñar en aún más grande".

"No vamos a aceptar más a los políticos que son todo palabras y no acción, quejándose continuamente pero nunca haciendo nada para arreglarlo. El tiempo de las palabras huecas se ha terminado. Ahora llega la hora de la acción".

"No dejéis que nadie os diga que no se puede hacer. No hay reto que sea imposible para el corazón, la lucha y el espíritu de los Estados Unidos".

Enlace permanente   



20 de enero de 2017
Presidente Trump
Ya es Presidente. Querían bloquear el acto, ponerse de barrera humana, montar caceroladas, pero esto sólo eran pataletas de unos grupos que se van a ver sin poder alguno en cuestión de días. Trump ha jurado el cargo bien, y no como Obama, que tuvo que repetir el juramento luego en un sótano porque no lo hizo bien. Ha dado un discurso muy claro y directo, no ha cambiado nada ni el tono ni el contenido con respecto a la campaña. Ha seguido refiriéndose directamente al establishment. Obama lo ha escuchado muy de cerca, y ha tenido que tragarse frases del tipo "ya ha terminado el tiempo de las palabras huecas".

Como él ha dicho, hoy empieza una nueva era. Todo va a cambiar. Los tiempos de debilidad y de poner la otra mejilla se han terminado. Lo va a trastocar todo: economía, geopolítica, medios de comunicación, educación, todo. Quiero que muy pronto su influencia se deje notar en España, y que sea una influencia más cultural que imperialista. Espero que la resistencia que hacen los progres vaya cediendo. Ya no van a poder acallar a las voces críticas.

Y ahora sólo podemos esperar que en España surja un Trump lo antes posible.

El mandato de Obama:
En cuanto a Obama, puede ahora decirse claramente que todas las expectativas quedaron nada más que en discursos. No creo que haya sido bueno ni para EEUU ni para el resto del mundo.

En materia económica, se ha dedicado al endeudamiento y a la expansión monetaria. Tener a 50 millones comiendo con cupones no es fácil. Esto sólo se consigue con una gestión económica nefasta y con un empobrecimiento brutal de la clase trabajadora. El Congreso, con mayoría republicana, impidió que el desastre fuese mayor, pero Obama se ha empeñado durante ocho años en gobernar los EEUU como una república centroafricana. Si hubiese tenido poder ilimitado, hubiese acabado como Nicolás Maduro, imprimiendo billetes cuyo papel vale más que el dinero que representan.

En política internacional, se ha notado demasiado que es un musulmán encubierto. Maniobró muy torpemente para propiciar las revueltas de la llamada "primavera árabe", que más bien acabó en invierno yihadista, guerras civiles y atentados en Europa. Ha cometido aquí también un error tras otro.

En la cultura, se ha dedicado a la división. Ha dirigido sus discursos a los negros, a las mujeres, a los hispanos, y ha dejado un país dividido, con resquemores y odios. Trump ha prometido arreglar esto, pero le va a costar. Obama ha sido el tipo de político que se acerca diciendo "ellos no te quieren, pero yo te voy a ayudar", y así ha ido ganando votos y hundiendo al país en el rencor. En esto, ha sido igual que Zapatero. Esto lo dije desde el primer día.

¿Están ahora mejor los negros? ¿Están las mujeres ya ricas y triunfantes? ¿Los hispanos han mejorado? Nadie está mejor, porque lo que había que defender eran los derechos colectivos de la clase trabajadora, pero esto no se hizo porque Obama sólo era un monigote manejado por la oligarquía, que estaba detrás.

Le doy la enhorabuena a Trump, por cómo ha vencido todos los obstáculos y cómo ha llegado al poder sin ninguna hipoteca, con las manos completamente libres. Y le deseo también mucho acierto para los retos que va a tener que afrontar.

Actualización:
La mejor gráfica que puede usarse para entender el mandato de Obama la presta hoy Kiko Llaneras en El País:



Se puede ver cómo en los EEUU el 35% de los adultos tiene un patrimonio por debajo de $10.000. Si la población norteamericana son 325 millones, el 35% de eso son 113 millones. De ésos, 50 millones deben recibir cupones para poder comer.

Entonces, la idea de que el paro está en mínimos, de que las cosas están mejor que nunca, podrá ser verdad en los medios manipulados, pero a pie de calle parece que el porcentaje de miseria se acerca peligrosamente a la mitad. Empleos que no dan de comer están por debajo de la esclavitud, no hace falta computarlos como empleos de verdad. Y para llegar a esa situación, Obama ha agotado la capacidad de endeudamiento.

Ved la siguiente gráfica de la Wikipedia:



La gráfica muestra la deuda pública de los EEUU desde 1940. Fijaos muy bien en el periodo 2009-2016, que ha sido el de la administración Obama. Y se paró un poco porque el Congreso le puso trabas.

No faltó tampoco la mayor expansión monetaria de la historia, llegando a crear dinero (lo que se llama "imprimir billetes") por valor del 25% del PIB.

Entonces, ¿para qué ha servido Obama? Obama ha sido un muñeco parlante en manos de una plutocracia que se ha enriquecido obscenamente, mientras se gestionaba el país, como he dicho arriba, igual que una república centroafricana. Obama facilitó las deslocalizaciones industriales, el abandono de Detroit y otras ciudades del "cinturón del óxido" del Medio Oeste, y se dedicó a sembrar la división entre la clase trabajadora en función del color de su piel o su sexo. Obama nunca se ha llegado a enterar de nada y ha sido una persona muy mediocre, pero una cosa que sí que sabía era que quería mantenerse en el poder, y para eso necesitaba dinero y apoyos. Ese dinero se le dio a cambio de exprimir el país.

Cuando tú tienes la gráfica de arriba, con la zona azul de la clase trabajadora con vida tranquila reduciéndose peligrosamente, y la franja de los superricos en verde claro en continuo crecimiento, pretendes luego ir a sacar tus votos en la zona roja y te encuentras con un portazo en la cara. Eso es lo que ha pasado con todo merecimiento. Trump esa gráfica ya la conocía y sabía cómo explotarla. Ni discursos, ni estrellitas mediáticas, ni moralizaciones y sermones en la prensa han servido de nada.

Cuando acaben los ocho años de Trump vamos a volver a mirar esa gráfica, a ver cómo la ha dejado. Lo demás es accesorio.

"That all changes starting right here and right now because this moment is your moment, it belongs to you".

Enlace permanente   





© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago
Pepita Nuncabaja
Seis meses en meetic
Etapas de la burbuja

RSS del blog

Último libro: