4 de noviembre de 2017
Cultura de la violación
Ahora se estila, por parte de algunos periodistas españoles, referirse a los enemigos ideológicos con un "por ahí hay algunos", "algunos dicen", "se rumorea por ahí".

Yo también voy a hacer lo mismo. Por ahí salió una columna de un periodista en un periódico quebrado que decía que era una putada que hubiesen acusado a un actor de violación, porque ahora no salía en su serie favorita.

Y saltó otra blasonando: "¡Cultura de la violación!". Y ha obtenido su dosis de retuiteos y aplausos varios. La columna del chaval la han borrado inmediatamente.

Vaya esto por delante:

Tasa de violaciones por 100.000 habitanes en 2010:

Alemania: 9,4.
Francia: 16,2.
Suecia: 63,5.
Noruega: 19,2.
Estados Unidos: 27,3.
Austria: 10,4.
Bélgica: 27,9.

España: 3,4.

Falta la estadística, sobre todo en el caso español, del porcentaje de violadores que son inmigrantes.

¿Qué es "cultura de la violación"? ¿Y tú me lo preguntas? "Cultura de la violación" es un concepto enfático, exagerado y falaz acuñado para atemorizar a los hombres e impedir su defensa en los planes que hay de recortar más sus derechos fundamentales, con nuevas leyes que se salten la presunción de inocencia, los detengan ilegalmente, les quiten los hijos y los estigmaticen debidamente, mientras se reparten miles de millones para asesoras, asociaciones, abogadas y víctimas con sentencia firme a veces fraudulenta.

Y esto se queda aquí y no me lo borra nadie.

Enlace permanente   

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.


31 de octubre de 2017
Cómo se queda la independencia
Pues ya cagados todos y en desbandada, parece que la situación ha quedado fijada para los próximos años.

De todo lo que iba a pasar he venido dando cumplida cuenta aquí en el blog:

El 27 de septiembre de 2015, justo después de las "plebiscitarias", ya avisé a los independentistas de que no debían seguir adelante:
Después de tres años de travesía del Sinaí a base de mentiras, dos elecciones autonómicas y un referendum/encuesta sin participación, podemos esta noche concluír que la respuesta es no. Menos de un 50% han votado a las dos candidaturas que quieren la independencia. Más de un 50% han votado a partidos que claramente han manifestado que quieren seguir en España. No cabe ahora dar vueltas al número de escaños, son los votos uno por uno los únicos que suman en un referendum. ¿No era referendum lo que queríais? Aquí lo tenéis, y lo habéis perdido.
Pero ellos se empeñaron en seguir mintiendo, en prometer una independencia fácil, indolora, barata y en Europa. Yo dejé correr el tema, a sabiendas de que no tenía solución. No volví a hablar de Cataluña hasta dos años más tarde.

El 21 de septiembre de 2017, cuando intervinieron las consejerías, declaré lo siguiente:
Lo que va a ocurrir me resulta difícil verlo. Pienso que habrá un simulacro de referendum, dificultado por las fuerzas de ocupación, y habrá manifestaciones que no irán a ninguna parte, pegatinas en los coches, castellers haciendo el notas, banderitas por doquier, abuelitas que lloran y en el fondo poco movimiento. No va a haber independencia. Es posible que haya intervención de la Generalitat, inhabilitaciones y más detenciones con juicio. Es posible que acabe Puigdemont en la cárcel o inhabilitado, pero esto no será el final de nada sino el principio de una nueva fase de tensión con menos inocencia.

Yo apoyo a Cataluña, declaro mi apoyo a la autodeterminación de los pueblos, sigo afirmando que existe la nación catalana, de la que formo parte, y que la independencia daría un futuro mucho más próspero al Mediterráneo, incluida la Comunidad Valenciana. Pero pienso que nada va a ocurrir en nuestro tiempo de vida, porque los catalanes carecen del orgullo y la furia de un pueblo soberano. Esto nunca lo han tenido, ni con Carlomagno, ni con Aragón, ni con España.
No sé si alguien me leyó, me hizo caso, no me hizo caso, pero la burbujita seguía en dirección a la nada.

El 29 de septiembre dije que nada iba a ocurrir:
Por tanto, mucha calma ante todo, no va a haber nada y Rajoy que se fume un purito y esté tranquilo. El pueblo catalán es un matriarcado que no tiene ni ha tenido media bofetada.
Aquí reconozco que es la única vez que no he acertado completamente, porque me fue imposible prever el grado de estulticia, imprevisión y violencia con que se dirigieron las acciones policiales. Yo imaginaba que estaría la policía dentro y los manifestantes fuera. Incluso, en mi imaginación calenturienta, pensaba que pondrían hasta silicona en las cerraduras en plan piquetero de los 80. Cometieron un mayúsculo error que Puigdemont pudo haber aprovechado, pero que no supo aprovechar.

El 10 de octubre, nada más salió a hacer su discurso marrullero, ya hablé claramente:
El Govern no tiene ningún plan viable para forzar la independencia por vías pacíficas. De hecho, creo que ese plan no es posible. Ese plan nunca ha existido durante el procés, ha sido sólo un farol para "forzar" una supuesta negociación que a Rajoy ni se le ha pasado por la cabeza. La declaración que ha hecho, con la proclamación retórica y sin efecto, sólo es un torpe intento de contentar a la CUP y a los millones de votantes del sí. El problema es que ahora queda claro: Puigdemont está atrapado y sin salida, no puede avanzar más y lo que intenta es retroceder disimuladamente.
¿Y ahora la situación cómo se queda? Pues de entrada a la gente la veo defraudada con el llamado procés, que ha sido una gran mentira y una burbuja psicológica. Aunque no esté dando la cara ahora, el procés es una creación de Artur Mas, un hombre cobarde y zascandil que se irá de rositas. De todos, creo que Puigdemont ha sido el que ha tenido más cojones y el que más lejos ha intentado llegar, pero creo que también al final ha movido más rápido las piernas que el capote. Su escapada a Bruselas parece una parodia de una canción de La Trinca.

Mención aparte merece mi paisano Vicent Partal. En todo este tiempo, no se ha cansado de darle al bombo, no buscando la veracidad de la información sino el empujar su causa. En uno de sus editoriales habló de cierta gente que había cambiado de opinión y dijo algo así como "nunca fueron de los nuestros". ¡Hombre, Vicent! Hoy mismo, con los padres de la República tomando las de Villadiego, escribe un editorial titulado La luz comienza a abrirse paso. Espero que no sean los neones del pasillo hacia los calabozos.

Y ahora el españolismo saca pecho y hace burlas, aunque, si todo va como han dicho, pueden tener que acabar reformando la Constitución por no querer reformar el Estatut.

El independentismo sigue existiendo, abarca algo más de un tercio de la sociedad catalana y, potencialmente, puede llegar a superar la mitad. Pero este sector de la sociedad catalana está ya acostumbrado a vivir pidiendo y creo que se estará quieto un tiempo.

El problema principal a corto plazo es que el equilibrio de fuerzas en la política española está roto: hay dos PSOE, Podemos implosiona por su incoherencia y los escaños nacionalistas no son ya utilizables para la gobernabilidad, lo que deja una dependencia crónica de la alianza antinatural PSOE-PP. Hay dos grandes fracturas: la territorial y la generacional, cuatro partidos en liza, dos de ellos a punto de partirse por dentro. Esto de bueno no tiene nada.

Sé que hay algunos que ya intentan frenar la reforma constitucional, pensando que hay que aprovechar ahora la oportunidad de abusar del otro aún más. Pero esa reforma pienso que se tiene que dar cuanto antes.

En 1520, los comuneros Padilla, Bravo y Maldonado se levantaron en armas contra Carlos V por haber llenado la corte de extranjeros. El emperador aplastó las revueltas en 1522, ejecutó a los cabecillas pero luego, de manera sorprendente, adoptó gran parte de las medidas que ellos solicitaban, con lo que evitó posteriores levantamientos. Carlos V era un tío listo y Rajoy tiene que serlo también.

Ahora el PSOE tiene que mover pieza y ver si es capaz de liderar de verdad una nueva Transición. El modelo keynesiano de reparto impide crecer a unos territorios y lleva a la dependencia a los otros. Es un modelo injusto pero sobre todo ineficaz. Creo que habrá que seguir la supuesta reforma constitucional de cerca y olvidarse ya de Cataluña durante un tiempo.

Enlace permanente   



28 de octubre de 2017
La DUI era esto
Pues nada, han hecho la DUI por no poder hacer ya otra cosa. Creo que ya avisé de que era tarde para echarse atrás. Ahora han acabado haciendo la declaración, en secreto y sin proclama oficial, pero en peores condiciones que el 10 de octubre. La única posibilidad, ciertamente muy remota, era el empuje de las calles, pero con el gatillazo de aquel día, tal vez inducido por Mas, el momentum se ha roto.

De entrada, anoche se vio una independencia con mucho seny en la plaza de Sant Jaume. Poca gente hubo, movieron un poco las banderitas y pronto se fueron a la cama. Yo no he visto independencias con tanta desidia.

Ahora, claramente, no pueden hacer nada: no tienen acceso a sus cuentas bancarias, no controlan el territorio, no hacen cumplir las leyes y sólo pueden pasar a la clandestinidad y hacer manifiestos y proclamas. Pero creo que a Rajoy le quitará el sueño Puigdemont tanto como Tarradellas a Franco.

Queda la huelga general, convocada para pasado mañana y que deberá durar diez días. Aquí me parece que ya acabarán de pinchar del todo, porque veo que los ánimos ya se han enfriado.

Sólo les queda poner fe en la Soraya, en que cometa otro error mayúsculo, se reactiven las calles y puedan hacer un tiki-taka político y largarse. Está difícil.

El problema que veo ahora mismo es que hoy llegamos al agotamiento de las vías pacíficas para cambiar la situación. O el R78 procede a una reforma propia en profundidad, con estado federal, o la siguiente oleada independentista, dentro de diez o veinte años, puede ir ya por el camino de las armas, con Podemos ayudando.

Enlace permanente   



21 de octubre de 2017
Richard Ford: Flores en las grietas
Ford es un autor que se prodiga tan poco que al final hay que hacerle recopilaciones de artículos para que no nos olvidemos de él. Tengo que decir de entrada que este libro me ha gustado mucho, porque de la vida real de Ford sabía más bien poco. También ha sido muy interesante la explicación que hace sobre su forma de escribir.

Ford para mí es uno de los grandes prosistas que he leído, amante del detalle y de la palabra exacta, en la línea de Josep Pla.

En el primer artículo del libro ("Qué escribimos, por qué lo escribimos y a quién le importa") nos habla de su experiencia como profesor universitario, que no le gustó demasiado, y de la censura de la corrección política:
Al reflexionar sobre estas cosas, percibo en el ambiente norteamericano actual una desafortunada censura, algo muy distinto de lo que había cuando comencé a escribir relatos, en los años sesenta, pese a que yo pensaba haber empezado en una época de relativa agitación estética y política. [p. 10].
Y luego escribe una frase con la que no podría estar más de acuerdo:
Creo, y probablemente vosotros también, al menos en principio, que a veces el propósito de la literatura es insultar, ofender, conmocionar, reprender y crear la incomodidad en los lectores, y que Randall Jarell tenía razón cuando decía que necesitamos estar seguros de que lo que escribimos ofende a la gente apropiada.
No creo que Ford haya sido un escritor especialmente censurado, pienso que Houellebecq ha tenido muchos más problemas, pero es cierto que parece que actualmente, como dice Javier Marías, hay gente que emplea más esfuerzo en hacer callar al otro que en decir lo suyo.

Otro artículo interesante es "El hotel", donde recuerda los años que pasó con su abuelo, que regentaba un hotel, justo después de la muerte repentina de su padre. Algo de este hotel aparece, con un punto de tristeza, en su obra maestra Canadá.

En la "Introducción a «The New Granta Book of the American Short Story»" da una clase magistral sobre cómo escribir un relato. Para Ford, el buen escritor empieza con un "ejercicio de autoridad", como un tenista que tiene buen saque, y luego debe conducir por ese hilo al lector durante la parte central, para terminar sin grandes aspavientos. Ford cree que el final no tiene ya importancia.

Es especialmente interesante la parte en la que defiende las frases largas también como un "ejercicio de autoridad". Pone un ejemplo de "El niño azul" de Kevin Canty, y dice sobre él:
En este notable párrafo interior de Canty resulta pues muy viva la vigorosa elección del autor de escribir más antes que menos, de instarse a sí mismo a ir más allá de la tierra de nadie en la que toda frase podría interrumpirse, pero en la que la frase siguiente podría ser la mejor que jamás escribiría. [p. 101].
Y luego insiste: "el osado impulso, la decisión de escribir más". Sólo ese artículo ya justifica el precio del libro, es tal vez lo mejor que he leído sobre el estilo literario desde las teorías de Azorín de 1904.

Luego, en "El buen Raymond", habla de su amigo Raymond Carver, un escritor para mí sobrevalorado y que no deja una obra perdurable. Carver parece que fue alcohólico, estuvo sin dinero, su familia quedó rota y andaba muchas veces quedándose en casas de amigos. Ford y Carver trabaron una sólida amistad, con viajes juntos y visitas a casa de Ford. Al principio, según cuenta, los dos eran jóvenes y desconocidos, luego triunfó primero Carver, que ganó por fin dinero y luego se murió, y finalmente Ford llegó aún más lejos. En otro lugar, oí a Ford decir que, en la época final de Carver, lo tenía casi convencido para hacer las frases más largas. Sea como sea, el pobre Carver no deja una novela y tal vez ningún libro perdurable.

Otro artículo memorable es el que dedica a Chéjov, hace una disección de sus cuentos y de sus técnicas, y concluye:
A los escritores del siglo XX, por supuesto, su presencia nos ha influido radicalmente en nuestros supuestos sobre qué es un tema adecuado para la literatura de ficción, qué momentos de la vida son demasiado decisivos o valiosos como para relegarlos al lenguaje convencional, cómo deben comenzar los cuentos y la variedad de maneras que un escritor puede escoger para terminarlos, así como, finalmente, cuán inalterable es la vida y, en consecuencia, con qué insistencia es preciso representarla. [p. 179].
En "Holgazanear mientras la musa recarga pilas" explica cómo ha pasado la mitad de su vida de escritor viendo la televisión y dejando la mente en barbecho durante años, para luego hacer un libro de tal calidad que le permita recuperar todo lo perdido. Y dice:
No pienso que los escritores sean profesionales sólidos equipados con un conjunto específico de habilidades y recursos técnicos, pasos claros en su desarrollo profesional y el amparo de un código ético, sino que los veo más bien como jugadores que practican una especie de amateurismo extraordinariamente exigente, de lo que se desprende que, una vez cumplido, un esfuerzo no tenga gran cosa que enseñar al siguiente. [p.
196].
En "En la cara" cuenta las hostias que ha pegado, que son bastantes, y en "En recuerdo del golf" cuenta cuando hizo de caddy de un negro empleado del hotel de su abuelo.

Yo creo que Ford ha llegado ya a la edad en la que debería acometer su autobiografía, con todo lujo de detalles y en varios tomos. Este libro es demasiado fino y me ha dejado con hambre. El volumen tiene el ISBN 9788433978400.

Enlace permanente   



15 de octubre de 2017
Atento, Ximo
Parece que Europa les ha obligado a reformar la Constitución y hasta el PP lo ha aceptado. Esto no ha conformado al independentismo catalán, pero creo que es una muy buena oportunidad. Yo ya vengo diciendo desde hace años que el estado federal es la fórmula adecuada actualmente para España, con independencia fiscal de cada uno.

Pero ojo, estoy leyendo cosas que no me gustan nada. Se habla por ahí de que Podemos busca una reforma con derecho a decidir sólo para Cataluña, Galicia y País Vasco.

No, vamos a ver: aquí si se hace una reforma tiene que ser simétrica para todos. Si vamos a un estado federal, no tiene que haber unos estados con más derechos que los otros. Ximo Puig aquí tiene que estar muy atento, porque una vez que se abra la caja y se repartan derechos a decidir y conciertos fiscales, ya no se vuelve luego a reformar nada en 50 años. La Comunidad Valenciana fue reino independiente durante 500 años y fue aplastada por el Decreto de Nueva Planta y el "justo derecho de conquista" exactamente igual que Cataluña. El País Valenciano no es menos que nadie y no hay que permitir que nadie tenga más independencia que nosotros dentro de la Constitución.

Enlace permanente   



14 de octubre de 2017
¿La declaró o no?
El discurso de Puigdemont fue el siguiente:
La Ley de Referendum establece que dos días después de la proclamación oficial de los resultados, y en el caso de que el número de votos del sí haya sido superior al número de votos del no, el Parlamento (y cito textualmente de la ley, abro comillas) "celebrará una sesión ordinaria para efectuar una declaración formal de la independencia de Cataluña, sus efectos y acordar el inicio del proceso constituyente".

Hay un antes y un después del 1 de octubre, hemos conseguido lo que nos comprometimos a hacer al inicio de la legislatura. Llegados a este momento histórico, y como presidente de la Generalitat, asumo el presentarles el resultado del referendum ante todos ustedes y ante nuestros conciudadanos el mandato del pueblo de que Cataluña se convierta en un Estado independiente en forma de república.

Esto es lo que hoy hacemos con toda solemnidad, por responsabilidad y por respeto, y con la misma solemnidad el Govern y yo mismo proponemos que el Parlamento suspenda los efectos de la declaración de independencia para que en las próximas semanas emprendamos un diálogo sin el cual no es posible llegar a una solución acordada. Creemos firmemente que el momento pide, no sólo la desescalada en la tensión, sino sobre todo la voluntad clara y comprometida de avanzar en las demandas del pueblo de Cataluña a partir de los resultados del 1 de octubre, resultados que hemos de tener en cuenta de manera imprescindible en la etapa de diálogo que estamos dispuestos a abrir.
Entonces, parece bastante claro que propone al Parlamento (si bien no llegaron a votar nada) que suspenda los efectos de algo. Cuando se suspende algo, es porque eso está en marcha. Y cuando algo ha empezado a surtir efectos, es porque ha existido previamente. De modo que sí parece que Puigdemont asume la independencia como declarada.

Podrá en el burofax echarse atrás, pero tendrá que desdecirse explícitamente. Que decida en conciencia, yo no voy a dar mi opinión. Pienso que los efectos van a ser los mismos: el fracaso total del procés.

Actualización:
Hay algunas frases mal hechas y que no se entienden, pero no es por la traducción sino porque él las dijo así.

Enlace permanente   



10 de octubre de 2017
Puigdemont se ha rajado
Esto lo esperaba. El Govern no tiene ningún plan viable para forzar la independencia por vías pacíficas. De hecho, creo que ese plan no es posible. Ese plan nunca ha existido durante el procés, ha sido sólo un farol para "forzar" una supuesta negociación que a Rajoy ni se le ha pasado por la cabeza. La declaración que ha hecho, con la proclamación retórica y sin efecto, sólo es un torpe intento de contentar a la CUP y a los millones de votantes del sí. El problema es que ahora queda claro: Puigdemont está atrapado y sin salida, no puede avanzar más y lo que intenta es retroceder disimuladamente. No sé si ha habido un pacto con Rajoy para salvarle al menos el cuello, pero es lo que me temo.

No quiero cargar contra Puigdemont, que creo que ha llegado lo más lejos que es posible llegar. Pero yo, a la próxima revolución comandada por un gordito que llora, igual no me apunto. Todo el procés implosiona hoy. Ahora se ve que simplemente ha sido una medida (fallida) de presión para que les den algo, pero no un camino real hacia la libertad.

Rajoy puede que haya cedido en una cosa, que es en dejar a Puigdemont y sus secuaces en libertad. En todo lo demás, se mantiene y se mantendrá imperturbable. Otra vez ha vuelto a cuadrar el círculo: nada ocurre, sube votos, carboniza al enemigo sin mover un dedo y mantiene sus apoyos parlamentarios. Ángela Merkel ahora mismo le está llamando y diciendo "eres un crack, Mariano", y él le responde: "tú confía en mí, Ángela, que éstos no tienen ni media bofetada".

Y la negociación secreta entre Rajoy y Puigdemont me la imagino de la siguiente manera:
-Mira, Pusdemón, si te meto en la cárcel la calle estalla.

-Efectivamente.

-Pero no te voy a dar nada, aunque la calle estalle.

-Tú verás.

-Haz una declaración sin declararla, deja a la gente esperando un poco más y ya luego te echarás atrás del todo.

-¿Y a nosotros qué nos das?

-¿Quieres pasarte 20 años en la cárcel?

-No.

-Pues ya está hecha la negociación.
Lo siento por los catalanes, son grandes personas y yo les apoyo en su reivindicación, pero al pueblo catalán le falta algo para poder ser un pueblo verdaderamente soberano, algo que se puede ver en este vídeo:



Buenas noches.

Enlace permanente   



8 de octubre de 2017
Puigdemont en su laberinto
Los rumores sobre dudas y disensiones internas acerca de la DUI van creciendo, y yo no sé si tienen alguna base real. Puigdemont sirve para ganar juego, set y partido, pero vamos a ver si se le arruga el brazo y comete doble falta. No tiene detrás nada, sólo puede ir adelante, porque si defrauda a la calle y pierde su protección se acaba todo. Tiene que declarar la independencia y activar las fases de la desconexión tal y como están previstas en su ley. Y espero que tenga un plan detallado para luego ejercer su soberanía, porque ahora mismo no puede ni acceder a sus propias cuentas bancarias.

La independencia no es salir a un balcón en plan Macià. La independencia es cobrar los impuestos y no pasarlos a Madrid. Ahí veremos si pueden llegar.

Hay ahora una campaña para infundir miedo en la población. Se dice que todas las empresas van a marcharse de Cataluña y que vendrá una depresión económica. También se dice que las pensiones no se podrán pagar, por tener el dinero el Gobierno central.

Bueno, de momento se han marchado los bancos yo creo que con razón, porque en el momento de su nacimiento la República Catalana estaría fuera del euro y fuera de la cobertura del BCE. Esto no es lo que quieren los ahorradores, y con buen criterio se ha ido al notario y se ha hecho un cambio de dirección. Las empresas no bancarias que han cambiado su sede no tienen tantos motivos y puede que simplemente teman ataques especulativos o boicots a sus productos, pero esto serían problemas transitorios.

Ahora mismo parece que se cifra en un 50%, por término medio, la dependencia de las empresas catalanas del mercado español. Esta cifra no es despreciable, pero tampoco creo que invalide la independencia. Esto ya se sabía, desde fuera de la UE no se exporta tan bien como estando en el mismo país. Es muy posible que sea interesante para estas empresas, antes de buscar otros mercados en sustitución, plantear un establecimiento permanente en territorio español. Luego, con el tiempo, las empresas de Cataluña crecerían con una mayor diversificación de mercados, pero a corto plazo habría una reconversión que no sería agradable. Yo pensaba que ya habían considerado esto, aunque parece que han quedado muy sorprendidos.

Yo les propongo a los catalanes, si quieren permanecer en territorio español, que se instalen aquí en el País Valenciano, en casa de sus primos hermanos, en algunos de los núcleos industriales plenamente catalanes como son Alcoi, Ibi, Ontinyent, Elx, Xàtiva, Alzira o el norte de Castellón con las azulejeras. Y luego que monten un establecimiento permanente en Cataluña para el mercado catalán.

Otra cuestión de la que se habla son las pensiones. Aquí la solución es mucho más fácil. Para bien o para mal, nuestro sistema de pensiones no entiende ni de pasado ni de futuro, sólo de presente. El dinero que cotizan este mes los trabajadores va al bolsillo de los pensionistas directamente. Entonces, en un sistema de pensiones catalán, si son capaces de controlar las cotizaciones podrán controlar también las percepciones. Es un juego de suma cero, bastante inmoral por cierto.

Mucho más me preocupa el problema del solapamiento de gobiernos, las órdenes contradictorias que se van a recibir por un lado y el otro. Lo más fácil es que haya choques entre Mossos y Guardia Civil, cuando no entre los mismos ciudadanos. Esto, unido a la ocupación de edificios públicos y las continuas huelgas y manifestaciones, puede pintar un escenario madmaxista. Puigdemont espero que tenga un plan claro para ejercer su autoridad, y no pretenda que desde España le faciliten las cosas. España no va a facilitar nada.

La intervención del ejército parece descartada y eso me alegra. La forma, por parte del Gobierno Central, de retomar el control de Cataluña es bien sencilla, si se tiene la calma necesaria: esperar a las elecciones de ratificación de la nueva constitución catalana y, si es cierto que los ciudadanos ya se están arrepintiendo de la aventura, ganarlas y volver al redil constitucional. Y si esto no se produce, pues pedir más adelante un referendum de marcha atrás. Todavía no sabemos, gracias al inmovilismo de Rajoy, qué porcentaje real del pueblo catalán quiere la independencia.

De modo que la independencia no es fácil ni barata. Pienso que es la mejor opción, pero sólo si se reducen los plazos de "transitoriedad" y se trabaja rápido en la reconversión de la economía. Pero si no se sabe a dónde se va, si se estaba jugando de farol, pienso que es mejor decirlo ahora y así evitar "males mayores".

Enlace permanente   



6 de octubre de 2017
Límite 48 horas
Siguen corriendo las horas y clarificándose poco a poco la situación. Puigdemont comparecerá el martes para presentar los resultados del referendum y, a partir de ahí, se activará el plazo de 48 horas para declarar la independencia y comenzar a ejercerla. ¿Por qué el martes y no el lunes, como se especulaba? Probablemente, Puigdemont y sus "mortadelos" quieren declarar la independencia el 12 de octubre, mientras desfila la Legión por la Castellana con la cabra. Así los tienen un poco más lejos y pueden luego salir en un coche para Girona (y puede que no paren hasta Perpignan, como decía La Trinca). Si el Dia de la Independència es el 12 de octubre, pues así sigue siendo fiesta en Cataluña, sólo que por distinto motivo.

Más preocupantes me parecen las continuas referencias que oigo y leo por ahí a una supuesta intervención criminal y genocida del vergonzoso ejército español. Alguno hay que cree que los cojones que no sacaron en el Sahara Occidental habrá que sacarlos para disparar a las abuelas catalanas. Cospedal, la ministra de Defensa, sigue insistiendo cada vez que habla en el artículo 8 de la Constitución, que da al ejército el papel de la "defensa de la integridad territorial". Yo entiendo que, ante el ataque de un enemigo exterior armado, el ejército deba ser el garante de la integridad territorial. Pero no entiendo que con un artículo de una Constitución tan mal hecha y escrita deprisa y corriendo se crean que pueden saltarse todos los derechos humanos y genocidar en plan Bashar al-Assad a la gente de Cataluña. Espero que no se les pase ni por la cabeza, porque nada más empiecen intervendrán de fuera, harán llegar armas a los catalanes y al final serán juzgados como criminales de guerra.

El derecho de autodeterminación, como muy bien recuerda Vicent Partal, está recogido en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de 1966, que España ratificó solemnemente el 13 de abril de 1977, en concreto en el artículo 1.1: "Todos los pueblos tienen el derecho de libre determinación. En virtud de este derecho establecen libremente su condición política y proveen asimismo a su desarrollo económico, social y cultural". Y que se note bien que dice "todos los pueblos", no sólo aquellos que han sido colonizados exteriormente, como falazmente argumenta algún periódico en quiebra.

Esto se lo vienen saltando desde el día en que lo firmaron, pero decir que van a venir aquí a masacrarnos con las armas que les hemos pagado nosotros mismos, en plena Unión Europea, es mostrar el pelo de la dehesa, la verdadera cara de una Castilla que ya ha enseñado los dientes en el discurso del Rey.

En cuanto a la condición de "pueblo" de la nación catalana, que también ha sido puesta en duda, sólo hay que ver la focalización de los odios mesetarios en un grupo bien reconocido y bien perfilado. Eso ya demuestra su existencia como pueblo.

Se quejan amargamente algunos en Madrid de que países como Francia han unido diversos pueblos y no tienen problemas territoriales. Para mí, el problema que ha habido con España ha sido la incapacidad de la etnia que pretendía la hegemonía para generar un modelo productivo digno de tal nombre. Castilla no sabe producir dinero, sólo sabe extraer rentas de territorios conquistados. Su modelo de "colonización" es un parasitismo insoportable, y este modelo colonizador lo ha intentado también con Cataluña y el País Valenciano. Por fin ahora, ya en el pánico, reconocen algunos que las CCAA deficitarias perderán un 10% de su financiación si Cataluña deja de aportar sus recursos.

No hay más que ver cómo han establecido la red de carreteras, de modo radial sólo para Madrid. Y la del AVE, más reciente, la han hecho igual. Sólo el modelo de Impuesto de Sociedades, que se paga exclusivamente donde la empresa tiene la sede, y no donde se ha generado ese beneficio, demuestra la cara dura que tienen.

Las oligarquías madrileñas son un grupo de sinvergüenzas tercermundistas nada más, gente sin ningún criterio ético más que seguir produciendo falacias y seguir usando las armas para seguir chupando de los demás. Por eso la marcha de Cataluña no debe sorprender a nadie y muy pronto espero que el País Valenciano vaya detrás.

Y en este thriller de acción hasta el 12 de octubre hay quien dice que los otros países sí que han puesto a trabajar a sus servicios de inteligencia. En concreto, Daniel Estulin ha dicho lo siguiente:
"Yo creo que lo que el gobierno catalán pensaba en principio no tenía nada que ver con lo que salió porque ni en sus sueños podían haber imaginado que el Gobierno Central en Madrid lo jugaría de forma tan torpe".

"Si Cataluña verdaderamente se independiza, y yo viendo lo que estamos viendo en las redes sociales (porque yo creo que si algo la gente entiende ya más que nunca es que los medios tradicionales son un false news, fake news, mentiras flagrantes), ¿sabes cuántos millones han salido en Badalona y en el centro de Barcelona? Tú ya no puedes confundir y engañar a la gente cuando tú tienes medio millón, un millón, un millón y medio, dos millones en la calle gritando "libertad". Es que no hay forma de que tú puedas meter esto y darle a un botón de volver atrás. Es imposible. Y estoy escuchando que la gente dice que va a venir el ejército... El ejército nunca va a disparar contra el pueblo. Si llega este punto, entonces la élite supranacional pondrá fin a Rajoy ellos mismos, porque lo que no van a permitir es una revolución que englobe Europa entera. En ese sentido, hemos visto eso en la Unión Soviética, donde las tropas se negaron a disparar, aunque eran órdenes directas del politburó soviético en el 91, 92, 93, contra el pueblo. Entonces yo no veo ninguna manera posible de que esto vuelva a su cauce. Es imposible".

"España no pinta nada en ningún lugar. Es un país del Tercer Mundo, lo he dicho en muchos sitios y me han criticado, pero si algo se ha demostrado en los últimos días es justo esto. Las acciones del Gobierno español han sido propias de un Estado en descomposición".

"Israel, obviamente, es un elemento importante, porque una buena parte de la élite, la gente que tiene el dinero viejo de Cataluña, son judíos. Entonces, es obvio que va a tener sus alianzas con Israel. También con Francia, también con Rusia, también con otros países, es decir, tú estás hablando de una geopolítica completamente nueva".

"El concepto de Estado-nación, Westfalia, que se creó a partir de 1648, está muerto, porque la élite gobernante ya no necesita país, lo que necesita son regiones económicas, y ésta es una de las cosas que estamos viendo aunque no está en los medios de comunicación".

"Están desmontando países y están creando regiones económicas para que puedan funcionar y sobrevivir este armageddon, desplome económico y financiero, que estamos a punto de vivir. En este sentido, una de las regiones sería por ejemplo Europa, unida por el eje de Francia y Alemania, con colonias francesas en África, otra sería Inglaterra, el imperio, con todas las partes árabes, otra sería Rusia, ellos mismos se dividirían por la mitad, unidos a Irán, Turquía, ex repúblicas soviéticas de habla turca, los Balcanes y Siria. Entonces, hay muchas posibilidades de que si Cataluña se independizase, formaría parte de uno de estos bloques".

"Dentro de este contexto, tú sabes que yo no me equivoco nunca en estas cosas, hay que entender lo que está pasando en Cataluña. Esto no es un voto de un tipo que es un visionario presidente de la Generalitat, es una jugada maestra hecha por la élite. Quién exactamente lo está llevando a cabo, no lo sé, pero después de todo lo que estamos viendo, de esto no tengo ninguna duda, y espero que no esté el pueblo siendo usado como peones de cambio, porque realmente son ellos quienes han salido a la calle y han demostrado un civismo increíble".

"Muchos hablan de Soros. Es más que probable, porque, te vuelvo a repetir, se ve la mano de cómo lo están haciendo, por ejemplo, en muchas manifestaciones, en muchos actos donde había presencia de medios y cámaras, que estamos viendo en las redes sociales, tú tienes en la primera fila a gente mayor, los viejos, la gente en silla de ruedas, los padres con los niños, pero lo mismo hemos visto en todas las revoluciones de color del mundo, lo han hecho en Tiananmen, en las revoluciones de color en Ucrania, en Tajikistan, en Georgia, en Yugoslavia, etc. Con el apoyo de una organización que se llama Atsporn (?), que es una organización criada y financiada por Soros y la CIA americana. Era el mismo modus operandi. Alguien lo está organizando, y, te vuelvo a repetir, yo te hablo como agente de inteligencia que lleva veinte años en contraespionaje militar. Estas cosas se ven al ojo si entiendes lo que estás mirando".
Yo creo que, si hay alguien moviendo hilos por detrás, no es Soros sino Trump con la CIA, por el interés que tiene en disolver la Unión Europea. También ahí entra Putin. Rajoy creo que de esto no se entera, pero pronto se enterará, cuando le digan que si pega un solo tiro se verá frente al Tribunal de La Haya.

Enlace permanente   



2 de octubre de 2017
Y se montó
Ayer pasé el día viendo el programa de Ferreras y consultando la web de mi paisano Vicent Partal. Lo que vi superó todas mis expectativas como espectador de la descomposición del R78. La traca final, con Puigdemont saliendo a confirmar que va a declarar la independencia, fue hasta difícil de creer. Ferreras se quedó amarillo y yo me eché las manos a la cabeza. Estaba viendo la Historia en directo.

Reconozco que no esperaba la reacción del pueblo catalán. Pensaba que las detenciones y las patadas en la puerta de las consejerías iban a ser contraproducentes, pero la imagen de las abuelas de 80 años de cara a las porras y las colas de votantes dando la vuelta a la manzana no me las esperaba. Los catalanes parece que ya van a por todas, que piensan que el procés está tocando a su fin. Yo me imaginaba colas delante de los colegios, cánticos y manos en alto, pero ni me imaginaba las ocupaciones en los días previos ni la brutalidad que tuvo luego la policía.

Yo no he visto nunca una mayor cantidad de errores por parte de un Gobierno. Primero los humillan y los enfadan antes de ir a votar y luego, el día de la votación, los calientan a porrazos para que aún vayan más. Y, para colmo, los efectivos que tienen son tan escasos que apenas pueden impedir nada. Esa forma de actuar necia y chulesca me recuerda mucho a la Soraya, que está en un cargo que le viene grande por razón de su sexo. Si pensamos en que los porrazos de la Cifuentes provocaron la irrupción del partido chavista bolivariano de España, los porrazos de la Soraya directamente van a independizar Cataluña.

Aquí tenéis el resumen de los últimos 300 años de historia de España:



Pienso que Puigdemont, después de las plebiscitarias, jugaba de farol. Si la reacción de los ciudadanos hubiese sido fría y displicente, no se hubiese lanzado hacia la DUI. Pero claro, con el momentum que han cogido, todo se va a precipitar. La Generalitat de Catalunya ha encontrado, tras 700 años de historia, en su presidente 130 al líder fundacional de su país. Cuando la CUP forzó la destitución de Mas y propuso a Puigdemont, hizo la jugada perfecta.

Ahora viene un periodo de insurrección, de desobediencia, ocupaciones de edificios públicos, huelgas generales, manifestaciones y proclamas. Esto lo va a liderar la CUP, que tiene bien estudiado el tema. La situación por la que hay un país virtual, con sus instituciones ilegalizadas, por un lado, y otro país al que todos pretenden ignorar por el otro es muy compleja. Que van a aplicar el famoso artículo 155 está claro, lo que no me queda claro es cómo lo van a hacer cumplir. Si todo lo que pueden hacer es poner otro barco con Piolín y el Coyote al lado, dispuesto a rapiñar, con eso no les va a bastar. Cataluña, tal y como está (y vuelvo a repetir que me han sorprendido por su tenacidad), va a ser muy difícil de someter ya. Cataluña ha encontrado en el referendum su 2 de Mayo, les han pisoteado sus instituciones, les han partido la cara y han arrastrado a su madre por el suelo. No creo que vayan a parar. De hecho, pienso que el Podemos de Cataluña y el PSC van a verse arrastrados por esa ola y van a acabar mostrándose abiertamente independentistas. Cataluña es ahora mismo una piña, ya los que se querían marchar están convenciendo a los demás.

Y ahora viene Rajoy diciendo que quiere abrir una negociación. Hombre, cuando el Gobierno optó por la vía del sometimiento, ahora que se le ha ido la situación de las manos ya no es hora de negociar.

Los Mossos vamos a ver lo que hacen. Obviamente, no van a acatar la autoridad de Madrid, pero no sé si seguirán actuando como los gatos, mirando la escena desde fuera, o entrarán ya a ejercer la soberanía. No me atrevo a suponer nada, porque Puigdemont parece un jugador de ajedrez, tiene una jugada preparada para cada jugada del contrario. Hasta se metió en un túnel para cambiar de coche y despistar al helicóptero de la policía cuando lo seguía para saber dónde iba a votar. Es una especie de nerd despeinado por la tramontana y un poco loco. Lo del "censo universal" ha sido para mear y no echar gota. Confío en que tenga ya un recambio para Trapero, del que no me fío ni un pelo, y un plan para los Mossos.

Al final, algunos van a pedir que entre el ejército en escena. Pero el ejército no sabe actuar con gente desarmada, el ejército sólo sabe pegar tiros. Además, Europa ya ha dicho que los países que usen el ejército contra su población civil van a ser suspendidos. Salió el otro día un militar que dijo que en el ejército español hay 60.000 mandos para 40.000 soldados. Esto para controlar a cinco millones, contando a las abuelas, lo veo muy poco. Veo impensable lo del ejército, porque podría desencadenar una intervención extranjera, podría Francia volver a ocupar la Marca Hispánica y la historia de Cataluña volver al punto de inicio.

Entonces, la pregunta que habría que hacerse es: ¿quién va a poder aguantar el pulso más tiempo? Creo que, si la ola emocional del pueblo catalán sigue igual, es Cataluña la que ganará.

Esto pasó anoche en Calella, parece ser:



Los hoteles los han echado y nadie los quiere alojar. El tiempo va a correr en contra de Rajoy, un político de otra época que ha quedado fuera de juego. En Madrid sólo podrá haber gobiernos débiles, con un Podemos cada vez más reforzado y un PP más radicalizado pero con demasiados enemigos. No hay que desdeñar la ayuda que los catalanes van a recibir del País Valenciano y del País Vasco, aparte de otros países. Yo les sigo apoyando y les deseo que encuentren el coraje para salir adelante.



Enlace permanente   



29 de septiembre de 2017
Trapero obedece, pero poco
Al final, todo se basa en la fuerza. En Cataluña, el jefe de los Mossos ha agachado la cabeza y ha ordenado precintar los colegios electorales. Dice que "no se hará uso de la fuerza" (salvo que se use contra ellos) y que "se acompañará a las personas" hacia fuera.

Entonces, queda claro que los Mossos se someten a la autoridad madrileña e impiden el referendum. Es un referendum deseado y demandado durante años por el 80% de quienes les pagan las nóminas y les han comprado las armas, y ahora ese referendum será abortado, con modales exquisitos, pero abortado.

Y digo yo: ¿para qué especulan con la famosa Declaración Unilateral de Independencia? ¿Es que la independencia no es un proceso de desobediencia? Si no van a desobedecer para preparar el referendum, mucho menos lo van a hacer para actuar en consecuencia si el resultado es afirmativo.

Por tanto, mucha calma ante todo, no va a haber nada y Rajoy que se fume un purito y esté tranquilo. El pueblo catalán es un matriarcado que no tiene ni ha tenido media bofetada. Llegarán a la puerta del colegio, habrá una cinta de plástico y el señor Mosso les informará de que no hay votación y se deben volver por donde han venido. Las papeletas no harán falta y las cajas de plástico del bazar chino tampoco. A lo mejor alguno consigue pasar por debajo de la cinta y meter un papelito en una papelera, pero poco más.

Si algún día, en un momento dado, en lugar de rufianes y traperos, Cataluña tiene líderes capaces, ahí ya se verá. Puigdemont sí ha dado la talla y ha demostrado estar a la altura de su papel histórico. Romeva exactamente igual. Luego, otros no tanto.

Sencillamente, habrá elecciones autonómicas y se seguirá especulando. El problema es que, aunque gane la opción independentista, igualmente sin desobedecer nada va a ocurrir. Vamos a seguir juntos para siempre.

Enlace permanente   





© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago
Pepita Nuncabaja
Seis meses en meetic
Etapas de la burbuja

RSS del blog

Último libro: