2 de mayo de 2006
De Jalón a Pinos
Hace ya algunos días que me voy pegando vueltas con mi escúter. La verdad es que va bastante bien, es ágil y muy estable. Tal vez le falta algo de fuerza para carretera y le cuesta un poco entrar en las curvas muy cerradas, pero para circular por carreteras comarcales, caminos rurales y callejuelas de pueblo no creo que haya nada mejor. Es también tan cómodo que puedo pasar horas encima sin cansarme. Pero, sobre todo, me he dado cuenta de que su mejor complemento es la camarita de fotos, me muevo con muchísima más agilidad que con el coche y me meto en los rincones más raros.

El sábado pasado, por ejemplo, hice una pequeña excursión hacia las montañas. Llegué hasta un pueblecito perdido llamado Pinos, pasando primero por Jalón y subiendo la Sierra de Bernia. Por ahí suele haber muy pocos domingueros, es un paraje algo inhóspito, que no lleva a ningún sitio. Se puede salir a Benissa, pero desde Jalón a Benissa hay dos carreteras mucho mejores.

Jalón es un pueblecito de agricultores dedicados a las viñas. Su vino es famoso. Tienen hacia el este una llanura llena de vides muy bonita, pero en dirección sur tienen las montañas de Bernia, que no se utilizan para casi nada. Los pocos cultivos que hay son olivos y almendros de poca rentabilidad. El resto de la población de Jalón yo supongo que trabajará en Benisa, Calpe o incluso Benidorm y se desplazará en coche. Un porcentaje muy grande estará jubilado.

Había pasado por Jalón muchas veces, pero nunca me había metido dentro del casquito urbano. Descubrí que la iglesia que tienen es mucho mayor que la de Pedreguer e incluso que la de Denia. Estos poblachones interiores han tenido siempre buenas iglesias y algún convento, han sido más religiosos que la costa. Pero aun así, el pedazo de iglesia ese parece una catedral.


La explicación está aquí, en una placa de mármol justo encima de la puerta principal. Dice: "A expensas de la testamentaria de la Excelentísima Señora D. Josefa Dominga Catalá de Valeriola, Luján e Híjar, duquesa de Almodóvar, grande de España, baronesa de Jalón y Llíber, que murió en 6 de febrero de 1814, y a nombre de la misma sus albaceas testamentarios, se hizo esta iglesia, ayudando los vecinos de este pueblo, y se concluyó en 30 de julio de 1831":


Subiendo un buen rato por la carreterita bacheada se llega a este alto de Bernia. Es muy raro encontrarse aquí con algún coche. Me gusta el enclave porque se puede ver desde las montañas más al interior hasta el mar. El aire allí siempre está muy fresco y oxigenado. Por las noches hay que abrigarse aun en verano.


Esta es la montaña que se ve mirando al este, cayendo ya hacia la costa:


Y esta es la carreterita que he mencionado. Por ahí he pasado muchas veces en bici y alguna en coche. Lo que no veo son esos flipados de las motos deportivas. Se ve que no hay huevos.


Aunque no se ve muy bien, en el centro de la foto hay un grupo de casas abandonadas. Debió ser algún enclave de pastores. Ahora mismo no sé por dónde se accede, pero no hay camino asfaltado.


Cayendo más hacia la costa, en dirección a Benisa, después de bajar por unas rampas fortísimas, hice un descubrimiento. Yo había pasado por la carreterita, pero nunca me había desviado. Esta vez vi una indicación de una ermita y se me ocurrió husmear. Había que meterse por un camino rural muy estrecho y con el asfalto deteriorado. Pero después de un par de kilómetros me encontré con esto:


Evidentemente, alguien ha estado aquí restaurando estas cosas, y desde el principio supuse que no eran los antiguos propietarios. Pronto vi un matrimonio de alemanes por allí paseando que se metió en una casa. Estas casas tal vez estaban tan abandonadas como las que he visto antes, y algunos turistas decidieron arreglarlas para buscar ahí la soledad. Han respetado el estilo tradicional, por lo menos. Esta es la ermita:


Esta casa está justo enfrente. Debe de vivir algún alemán que no quiere que lo molesten. La verdad es que el silencio es absoluto, el lugar es casi inaccesible. Yo, si soy sincero, estoy cansándome de que venga aquí todo quisque a hacerse con los inmuebles, pero en fin, ya hablaré otro día de eso.


Aquí encontré parte de la respuesta a las preguntas que me hice. Resulta que la red eléctrica fue inaugurada en el año 2002. Eso demuestra que hasta entonces las casas estuvieron abandonadas durante décadas. Como dice la placa, la partida pertenece a Benisa:


Entre la ermita y la casa que he mostrado antes hay una cruz de piedra de unos tres metros de alto.


Fijaros el mal rollito que da la inscripción: "Año de la Victoria, 1939". No ha venido ZP aquí a quitarlo:


Dejándome caer un poco más hacia la costa, se ve ya el mar al fondo. La humedad no dejó que la foto saliese muy bien, pero la peña aquella del final es Calpe. Se puede ver la franjita de apartamentos al lado de la playa. El resto está vacío. Esa imagen de que la Comunidad Valenciana está toda urbanizada es falsa, en realidad el hacinamiento viene a pocos metros de la playa, el resto está casi vacío y sigue despoblándose.



17:48:00 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja