20 de junio de 2006
Sobre el partido con Túnez
Dicen en la tele que el fútbol es "un deporte de opinión" y que cualquiera tiene derecho a opinar. Puede que sea cierto, que parte del atractivo del espectáculo sea la facilidad para ir opinando, y esa flexibilidad que da el juego para que todo el mundo acabe teniendo razón.

Y como no tengo nada mejor que hacer, pues voy a opinar yo también. A mí la selección me sigue gustando, pero ayer salieron ya sus dos defectos: inexperiencia y ansiedad. La inexperiencia les viene a estos jugadores por su edad, mientras que la ansiedad es ya algo endémico en el equipo español. Pero lo que diferencia a esta España de las anteriores es que simplemente juega mejor, ayer se desperdiciaron decenas de oportunidades, todo conducía a otro de esos partidos que "merecimos ganar". Pero los de Túnez no tenían la más mínima relevancia en el contraataque, e incluso en defensa dejaban grandes agujeros. A base de insistir acabaron entrando dos balones.

Ni que decir tiene que si enfrente hubiese estado una seleccioncita de una mínima solvencia, vamos a poner Costa Rica, el resultado hubiese sido la derrota.

Pero podría también alguien decir que si enfrente hubiese estado una selección solvente, no hubiésemos encajado el primer gol. La verdad es que los españoles empezaron demasiado relajados, como si el partido ya estuviese ganado. Creo que pensaban en ahorrar fuerzas, en evitar tarjetas amarillas y demás. Cuando el jugador de Túnez se fue por la banda nadie le entró, estuvieron allí vigilándolo de cerca pero no querían arriesgar una tarjeta, luego no querían arriesgar un penalti, y el tío se fue acercando hasta que la pasó y su compañero marcó.

Pero yo sigo creyendo en esta selección. Creo que ayer ya pagaron la novatada. No creo que contra Francia, ni contra Brasil salgan con exceso de confianza. Saldrán "enchufados", por supuesto, y dispuestos a hacer el partido de su vida.

Y es que yo creo que este grupo funciona mejor bajo presión. En el primer partido nadie creía en ellos y arrasaron, en el segundo partido la victoria se daba por hecha y encajaron un gol, luego otra vez volvían a tener presión y metieron tres. Por eso quiero que en octavos nos toque con Francia, porque estos chavalotes son de los que se crecen en el castigo, no le temen a nada.

A mí me da la sensación de que el equipo puede perfectamente llegar a la final. Tiene un portero solvente, doble campeón de Europa, como Casillas. Tiene un defensa como Puyol, imprescindible en el actual equipo campeón de Europa. Tiene a ese crack llamado Torres, que recuerda ya a aquel Ronaldo que jugó en el Barcelona. Tiene a los dos Xavis como organizadores, gente que se cuenta entre los mejores del mundo en su posición. Es decir que, jugador por jugador, no hay que sentirse inferior a nadie. El único enemigo es la psicología. Si evitan el miedo, yo creo pueden ir pasando eliminatorias sin problemas.

Luego, en la final, ya pintarán bastos: si llega Argentina, será un equipazo con tanta calidad como el español pero sin "mal de altura". Para la albiceleste, estar en una final es lo más normal. Y si llega Alemania, a su experiencia en finales habrá que unir un público y sobre todo un árbitro a favor. Ahí sí que creo que sólo un golpe de suerte nos podría hacer campeones.

Pero hasta entonces, espero disfrutar de buenos partidos. Esta tarde empiezo ya mis vacaciones y voy a seguir el Mundial casi al completo.

00:59:00 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja