7 de julio de 2006
Analistas financieros, esos amigos nuestros
La economía occidental de los últimos 20 años se basa en el engaño. Ese engaño puede adoptar muy diversas formas: la publicidad, las ofertas, el contacto con comerciales. De todas esas formas de engaño, la que más rechazo me produce es la de los comerciales, porque fingen ser amigos nuestros para robar nuestro dinero. Según la economía europea deriva hacia los servicios, nuestra sociedad se ha llenado de comerciales. Hay comerciales de perfil bajo, como los peluqueros o los que tienen un bar, y los hay que gozan de un dudoso prestigio, como los analistas financiero.

Bien, pues uno de estos analistas, un tal Édouard Tétreau, ha contado sus experiencias en un libro titulado Analista. En el centro de la locura financiera. Es uno de esos análisis cáusticos que hacen los franceses. No he leído aún el libro entero, pero sí el primer capítulo. Dice cosas como esta:
El sales es pues el protagonista de una sociedad de Bolsa, es aquel que sale en busca del dinero. En cuanto un cliente pasa una orden de venta de títulos, o una orden de compra, el sales está allí para generar y cobrar la comisión, por ejemplo 3 de 1 000. De este modo, un cliente que pasa una orden de compra por un millón de euros, en acciones de Total, llenará las arcas de nuestra sociedad de Bolsa con 3 000 euros.

Por lo tanto, el trabajo de vendedor es bastante simple: tienes que llevarte muy bien con el cliente, para que, en el caso de querer pasar órdenes en Bolsa, te llame a ti y no a la competencia. Y luego, el vendedor debe encargarse de alentar a su cliente para cambiar, lo más a menudo posible, sus posiciones sobre los valores bursátiles más importantes.

Lo fundamental en esta profesión es no perder tiempo con los pequeños inversores, o con aquellos que tienen convicciones y posiciones tan sólidas y firmes que pasan muy pocas órdenes a lo largo del año. La prosperidad de las sociedades de Bolsa se basa en la versatilidad de los inversores.


18:56:00 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja