26 de julio de 2006
La chica del Creama
Ayer encontré una de esas hembras ejemplares que son el orgullo de la raza española. Estaba en una oficina llamada Creama, en Denia. Este Creama es el Consorcio para la Recuperación Económica de la Marina Alta. No sé por qué no se llama Crema.

Yo estaba allí porque mi contrato con la Conselleria de Educación termina cada 30 de junio, y debo apuntarme al paro hasta septiembre, que vuelvo a trabajar haciendo sustituciones. Esto a mí no me parece demasiado bien, porque es una incomodidad y algo humillante ser considerado como parado, haciendo papeleos inútiles. Ya sé que alguien dirá que soy un engreído por avergonzarme de que me vean como un parado, pero cada vez que voy a esa oficina sólo encuentro inmigrantes, gente muy joven, alguna pobre mujer de mal aspecto y poco más. Tíos de 30 años con una licenciatura no hay. Y si los hay, es evidente que son vagos mantenidos.

A lo que iba, ayer me mandaron a hacer una "entrevista en profundidad" en ese Creama. Llegué y pregunté en la recepción. Allí estaba esta chica morena de ojos vivos y piel bronceada. Tenía un rostro mediterráneo parecido al mío, con la nariz algo más afilada. Pero, sobre todo, hablaba con una voz potente y segura. Daba confianza estar con ella. Mientras le hacía algunas preguntas, vi que llevaba un escote hasta los mismos pezones. Por la parte del canalillo, veía hasta el ombligo. Tenía todos los pechos perfectamente bronceados, sin marcas del bikini. A mí estas mujeres que enseñan su cuerpo me parecen más bondadosas y sociables. Si yo fuera político, rebajaría el IVA de los vestidos escotados. Pueden ser un incentivo a la natalidad.

Esta mañana he vuelto, con todos mis títulos, certificados y demás hojarasca, para que actualicen mi ficha. He vuelto a hablar con ella y he confirmado que es una de esas mujeres con gran seguridad pero sin chulería. Qué pocas de esas se encuentran por la vida.

Me gustaría hacerle una foto para que la vierais, pero no encuentro ninguna excusa creíble para ir allí con la camarita. Si alguien tiene más jeta que yo, pues ya saben, calle 9 de octubre, s/n, Denia.

La entrevista ha sido con una chica más joven que yo, y ha consistido en una inscripción de mis papeles en el ordenador. Luego nos hemos sincerado y me ha dicho que hay muchos profesores falsos parados como yo. Y yo le he dicho que espero que no me llamen para entrevistas de trabajo. Me ha comentado incluso hasta lo que ganan los docentes de Mallorca, que parece que es mucho más que aquí.

Me está gustando ver que mi generación se va colocando bastante bien en la administración. Somos el relevo natural de una generación que también se colocó masivamente, por varias circunstancias, y que ahora se jubila. Esto yo creo que es beneficioso, porque los funcionarios somos un poco como los bloggers: uno por uno no pintamos mucho, pero muchos en bloque somos un poder fáctico de gran calado.

Al salir la tía buena estaba hablando por teléfono. Parece que la otra funcionaria ha salido detrás de mí para llamar al siguiente. Justo cuando me acercaba a la puerta parece que ha colgado el teléfono y le ha preguntado a su compañera:

-¿Este cómo se llamaba?

-Alberto.

11:46:00 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja