28 de agosto de 2006
Los empollones son mileuristas
Muy interesante este reportaje de El País: "Los mejores expedientes también son mileuristas". Me confirma en una vieja idea: el sistema educativo español, incluso en sus niveles más altos, no premia sino la mediocridad. La forma medieval que emplean los profesores en sus clases magistrales sólo conduce a la memorización de información de cara al examen. Si hay algún estudiante con talento, tendrá problemas para aprobar.

Ahí están todos esos cerebritos, sirviendo de mano de obra barata en las universidades. "Hago lo que me gusta", dicen. Habría que preguntarse qué lavado de cerebro ha recibido alguien para creer que ser un esclavo en un grupo de investigación es algo que puede gustarle a alguien. A mí lo que me gusta, aparte de escribir, es ir a los supermercados y llenar el carro, echar gasolina y pagar con tarjeta sin mirar el precio, comprarme ropa en tiendas de moda, viajar de vez en cuando. Claro, más me gustaría comer en restaurantes de lujo, tener un BMW X5, una Yamaha T-Max y un chalet en Jávea. Sobre todo, no me gusta estar lamiendo el culo de un funcionario y que me paguen con palmaditas en la espalda y dudosas promesas de futuro.

Estos que salen en el reportaje, junto con otros que he conocido en persona, representan bien ese arquetipo de "listo-tonto" que tanto abunda en este país. No hay nada peor que creerse superior a los demás siendo una completa medianía. Esto es lo que les ha pasado a estas personitas. En sus ínfulas académicas desperdiciarán su juventud y acabarán en empleos basura. Alguno llegará, a los 40 años, a impartir clases magistrales, dictando apuntes para otros tontos como él, y ahí se creerá un Leonardo da Vinci.

Hablando de Filología Hispánica, en la facultad conocí a un montón de genios de expediente brillante. Todos ellos dan ahora clases en secundaria, aunque alguno se aferra a la miseria de las becas o ha emigrado a otro país. Solamente una estudiante, a la que conocí tan sólo de vista, que me llamó muy poco la atención, y que creo que no se esmeró mucho en las notas, es ahora escritora profesional. Esta chica se llama Laura Gallego. Por lo menos una, de toda aquella marabunta, consiguió entender lo que era la literatura.

10:30:00 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja