4 de septiembre de 2006
Algunas cosas sueltas
Hace días que tengo alguna cosilla pendiente de publicar, pero se me han ido acumulando. Tiempo he tenido, pero lo he dedicado a otras cosas.

En primer lugar, quiero que veáis lo que puede haber al final de una hipoteca de esas largas:



Y aquí un documento estremecedor sobre lo que está ocurriendo dentro de esos zulitos con hipotecones (versión original en alemán):



Y ahora un artículo para los que han comprado a medias: "Por qué el amor acaba en naufragio". Entre las cifras que da están estas: de 1991 a 2004 el número de separaciones se ha duplicado. Pero mucho ojo: de 2001 a 2004 esas separaciones han aumentado un 30,5%. Y ahora mi opinión: creo que lo peor está por llegar.

Y para acabar, me piden algunos que comente la publicación de unos artículos en el diario El Mundo que parecen claramente burbujistas. Pues bien, los que me seguís desde hace tiempo ya sabréis que procuro evitar citar medios de comunicación españoles, primero porque creo que lo bueno está en los foros y en los blogs, y segundo porque no tienen ninguna credibilidad. Sobre este viraje de El Mundo, un diario que ha estado colaborando desvergonzadamente con nuestra burbuja nacional, yo creo que la cosa está clara: antes de quedarse con el culo al aire, viendo que el estallido ya está aquí, vienen a ser ellos los que den la buena nueva. Pero creo que no cuela. Por lo menos para mí no cuela. No sé qué importancia puede tener que estos tíos vengan ahora a decir lo que muchos venimos diciendo desde principios de 2003.

El Mundo hizo lo mismo con la guerra de Irak: estuvo apoyando la invasión claramente, y cuando vio que el 99% de los españoles estaban en contra, hizo un vergonzoso editorial alineándose con la mayoría. Ahora tal vez su cambio de chaqueta se deba más bien a intereses publicitarios: las inmobiliarias en realidad están muy interesadas en que los precios bajen de una vez, para ir facturando, porque está el mercado en un parón total. Las constructoras lo mismo, mejor vender más barato que no vender. Los particulares hipotecados, los que querían dar el salto a algo mejor, los recién divorciados, los que no pueden con el Euribor, esos no ponen publicidad en El Mundo. A esos que les den.

Y yo, en verdad os digo, queridos hermanos: a Pedro J. que le den. No leáis más ese diario, es peor que los gratuitos.

Actualización:
Aquí está el reportaje susodicho en la web de El Mundo: "El exceso inmobiliario da paso a los embargos".

15:33:00 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja