2 de octubre de 2006
¿Dónde está el informe del BDE?
No ha habido deflagración hoy porque el Banco de España ha faltado a la cita. No sé si están peinando a la niña o maquillando el cadáver, pero el hecho es que ya quedan pocas dudas. El "turning point" es un hecho.

Dos datos que se han comentado hoy por ahí:

Los precios en Madrid, Barcelona y Valencia están estancados. No han subido nada en el tercer trimestre.

Lo que está en caída libre es la matriculación de coches: un 7,2% interanual en septiembre. Cágate. Yo no recuerdo un parón así ni en vísperas de la crisis del 93. Ahora, ojo, las ventas de turismos de lujo y todoterrenos siguen aumentando.

También ha hablado hoy Ir-. Ha dado unos cuantos apuntes y ha pedido calma. La verdad es que para mí ya el pescado está vendido, no tengo que esperar a que me confirmen lo que ya sé.

Además, como estoy un poco sentimental últimamente, voy a revelaros un gran secreto: nunca he tenido problemas con la vivienda. En los años álgidos de la burbuja he alquilado tres pisos bonitos y confortables, allí donde he trabajado. Este en el que estoy ahora es el mejor sin duda. La burbuja nunca me ha preocupado seriamente, tan sólo la mentira, la estafa y la idiotez que he visto en la calle. Pero a partir de ahora creo que este blog, paulatinamente, tiene que ir tomando otro enfoque. No soy de los que se pasan la vida diciendo siempre lo mismo.

Y sobre la entrada anterior, me ha gustado el comentario de Elaine Marley (no os perdáis su precioso blog). Es cierto que en este último año he perdido más de lo que he ganado, pero yo no tengo desesperanza.

Algunos se han ofendido por mi comentario sobre el fracaso de nuestra generación. Les suena fuerte la palabra. Para mí está claro: cuando alguien estudia para nada, no gana dinero, no consigue tener hijos y ni tan siquiera consigue vivir el amor en plenitud, es un fracasado. No estoy hablando de mí, sino de lo que veo. Este grupo de idiotas nacidos en los 70 no sabe ni llevarse bien con la novia, su inmadurez los lleva a romper las relaciones, abandonar a sus familias, dejarse estafar por un comercial. Nacimos tantos de golpe que nos fueron hacinando en las guarderías. Luego seguiríamos nuestro camino agropecuario por los colegios, los institutos y las universidades. Y así se nos quedó la moral del borrego, que creía que mientras no se separara del grupo todo iría bien. Pero no, amigos, todo ha ido mal. Y no quiero que nadie ahora en los comentarios venga diciendo que hablo sólo de mí. Yo vivo bien. Hace 17 años que salí del rebaño y no he vuelto a entrar.

19:52:00 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja