21 de noviembre de 2006
Cuento de Navidad (2)
Sigo con esta historia tan extraña:
Yo, claro, me quedé a cuadros. Aquello me recordaba a una película que había visto.

"¿Qué tipo de espíritu dice que es, el de la burbuja inmobiliaria?".

"Exacto".

"¿Y por qué habla con acento alemán?".

"Muy sencillo, la burbuja inmobiliaria española se hizo con dinero alemán. Son los ahorros alemanes lo que ustedes quemaron mientras intentaban hacerse ricos sin trabajar ni inventar ni exportar".

A mí aquel tío me seguía pareciendo un loco. Yo miraba de reojo la puerta para ver si podría salir corriendo. El problema es que me sentía como paralizado, el frío se me había metido ya en los huesos y la cabeza comenzaba a darme vueltas. La burbuja, el dinero alemán, hacerse ricos sin trabajar, no entendía casi nada.

"¿Y qué pasó después?", pregunté con escepticismo.

"Después pasó lo inevitable: su burbuja pinchó, el paro aumentó, los créditos no se pudieron devolver y hubo tres crisis bancarias casi seguidas. Muchos ahorradores alemanes perdieron su dinero. Tuvimos que sacarlos del euro para que no desestabilizaran a toda la UE. A partir de ahí, su nueva peseta tuvo varios hundimientos muy bruscos, lo que todavía hizo más insoportable su endeudamiento. La deflación y el paro les llevaron a una larga recesión. La mayoría de inmigrantes volvieron a sus países o se repartieron por Europa. También muchos españoles huyeron al extranjero. Entre 2009 y 2015, su país perdió ocho millones de habitantes".

"Bonito panorama, ¿no?".

"Muy bonito. Imagínese al ex presidente Zapatero inaugurando autovías por las que no iba a circular nadie. En Alemania, después de la instauración del IV Reich, estuvieron a punto de invadirles, pero al final acabaron vendiéndoles motores de hidrógeno a bajo precio. Eso sí, después de transferir algunas competencias".

"¿Qué competencias?".

"Bueno, la costa mediterránea, desde Vinaroz a Tarifa, estaba ocupada por grupos paramilitares islámicos. Alemania decidió tutelar aquellos territorios, junto con las Baleares. Soberanía compartida, ya sabe".

"Pues no, no lo sé. No sé de qué me habla. Yo tendría que marcharme...".

El tío me puso la mano sobre el hombro y sentí como la descarga de una porra eléctrica. Me quedé sobre la silla inmovilizado, con la boca abierta.

"No vaya tan rápido. Tiene todavía muchas cosas que ver. ¿Por qué no ponemos la televisión?".

Yo no podía responder. El cabrón puso la televisión y apareció una chica muy jovencita, con una cola de caballo, que daba las noticias.

"La momia de Albert Boadella será por fin incinerada, después de que ayer el Tribunal Confederal diera el definitivo visto bueno. El presidente de Ciudadanos, Wilson Satorre, ha declarado que se trata de un paso más en el proceso, ha dicho, de reseteo de nuestra memoria reciente".

Después apareció el típico político encorbatado hablando a un micrófono. Tenía una cara de cerdito llena de arrugas, con ojeras y maquillaje de color marrón.

"El equipo de Gobierno respeta la memoria colectiva pero no acepta símbolos sacralizados del anterior régimen. Esta España nueva quiere mirar hacia adelante, con la frente alta y la conciencia tranquila".

Se cortó ahí. Volvió a salir la presentadora y leyó otra noticia:

"Las exportaciones de viviendas volvieron a crecer en el segundo semestre, en concreto un 4,2%, lo que deja la cifra interanual en un 6%. El ministro de industria, Jonathan el-Kebir, se congratuló de los datos y adelantó que en 2038 podríamos situarnos como la primera potencia europea en producción de modulares".

Salió un vejete calvo con una chaquetita de lana.

"España es sinónimo de calidad y diseño, por eso las empresas americanas y asiáticas están apostando cada vez más por trasladar su producción a nuestro país. Esto, junto a la aparición de marcas propias muy competitivas, me hace ser optimista con respecto al futuro de este sector".

Otra vez la presentadora:

"El portavoz de la federación mediterránea, Ramiro Schultz, ha recordado que no va a aumentar el cupo de visitas hasta que no estén solucionados los problemas atmosféricos, y ha recalcado su objetivo de reducir en 250.000 el número de viviendas unifamiliares hasta 2045".

"En la federación mediterránea no aceptaremos ninguna presión de Madrid hasta que Berlín emita su informe de impacto medioambiental. Estamos dispuestos a ampliar el número de visitas, pero antes el nivel CHF debe caer por debajo de 0,2. También debemos seguir con las demoliciones hasta conseguir el objetivo de pladur 0 en 2045. Ese mismo año el número de unifamiliares tendrá que haberse reducido en 250.000. Hemos comenzado ya con los reemplazos y las órdenes de migración".

Yo ya no sabía si aquello era una pesadilla o un programa de cámara oculta. Qué poco me imaginaba lo que aún me quedaba por ver.


18:56:00 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja