14 de noviembre de 2006
"Un alcalde no es quién para decirme cómo tengo que construir"


Ahí, con dos cojones. El Pocero sí que sabe. Ese buen samaritano que "pensando en los jóvenes" ha construido pisos en medio de la nada, sin canalización de agua, y los ha vendido por sólo 33 millones de pesetas se ha retratado hoy ante los medios. No es la chulería lo que me ha asustado, sino la incoherencia del discurso. Parecía cercano al retraso mental.

Esto es España en estado puro. Hay paletos y paletos. Está el paleto manso, el de poco trabajo y panza llena. Pero cuando aparece uno de esos paletos hiperactivo, hay que echarse a temblar, amasará fortunas en pocos años. Aquí si robas o matas, puedes acabar en la cárcel. Ahora, matar mucho o robar mucho es otra cosa. Siempre habrá amnistías, altos el fuego o algún amigo en los hayuntamientos.

Este es un país extraordinario. Por más que un tonto pueda ir y construir pisos sin tuberías para el agua, siempre hay alguien más tonto que compra esos pisos. Pero ahí no acaba la cadena. Otros más tontos vendrán a defender a los que compraron los pisos. Y otros más tontos aún pagarán con sus impuestos las obras que lleven el agua. Que no se pierdan los puestos de trabajo. Al final, la cadena siempre se cierra con una increíble precisión. Se cumple el viejo axioma: la mano que trinca la pasta es la mano que mueve España.

22:51:00 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja