28 de noviembre de 2006
Un extraño déjà
Leo hoy en el diario Las Provincias:

"Agentes inmobiliarios aprovechan las colas de inmigrantes para ofrecer pisos en venta o alquiler".

Estas gentes, que gestionan sus papeles de residencia, están muy contentas con sus amigos los agentes. Dice uno: "Me parece muy bien que vengan y te orienten sobre temas de vivienda. Te ofrecen un servicio y no te cobran". ¿Eh? ¿Habéis visto qué chollo?

Dice luego uno de los agentes: "Hay muchos extranjeros que ya no quieren alquilar y buscan una vivienda en propiedad. Nosotros les informamos sobre las hipotecas y sobre la documentación que necesitan". "Pueden comprarse un piso de 30 ó 35 millones entre dos personas".

¿A qué me recuerda esto? Esa famosa anécdota del magnate y el limpiabotas, justo antes del crack del 29: "véndelo todo, los negros están invirtiendo en Bolsa".

16:03:00 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja