4 de febrero de 2007
¿Para qué refinanciar pudiendo matar?
¿Pensábais que la españolita no podía ir más allá? ¿Que con denunciarte falsamente, echarte de tu casa, desplumarte lentamente, lavar el cerebro a tu hijo y meter a un chulo en tu cama tenía bastante? Pues todavía no habéis visto nada. Dice María Del en un comentario de mi historia de Pepito Relámpago:
Me has medio deprimido, ¡Con lo contenta que estaba yo esta semana perdida en un mundo de sueños y nuevas cortinas...!
Espero que no acabe como Pepito.
Para mí es un poco mas facil, en caso de apuro, enveneno a mi novio haciendolo parecer un accidente, el 70% por ciento de la casa se queda pagado y el 50% de su sueldo directo a mi banco, con eso y alquilando la casa voy pagando la hipoteca, y a los 55 ya seré una mujer hecha y derecha, con casa propia y unos remordimientos de conciencia que me haran comportarme como Norman de Psicosis.
Tal vez de aquellas le haya sacado beneficio a la inversión inmobiliaria.
Un saludo


13:32:00 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja