12 de mayo de 2007
Oligarquía y caciquismo
Ayer estuve en Pedreguer y me informé de algunas cosas. Resulta que ahora proyectan una carretera de circunvalación que enganche la que baja de Alcalalí y Parcent con la que va a Denia y al peaje de la autopista. Y el plan no tiene desperdicio: atraviesa tierras de cultivo y habría que derribar 27 casas, según me han dicho. Unas casas que llevan allí de toda la vida, claro.

¿Y para qué coño quieren la circunvalación ahora? Pues porque dicen que piensan hacer mil y pico casas en Alcalalí y el chorro de coches sería inasumible para nuestro pueblo. En el Ayuntamiento parece que estuvieron discutiendo y sobre todo me contaban que el concejal del partido más izquierdoso y ecologista (una variedad valencianista de Izquierda Unida) decía: "no vais a querer que todos esos coches pasen por el pueblo, ¿no?".

Este concejal tiene mi edad y fue al colegio conmigo. Puedo decir que no es trigo muy limpio. Un tío distante, no sabes nunca lo que está pensando. Medio francés-argelino, medio valenciano. Se alió con el PSOE, luego se alió con el PP, todo para ir trepando, y no sé si ha acabo de trepar o aún seguirá más. Por mí, podría ir con su padre a vender coches y dejar en paz el pueblo.

Luego está mi primo, que es abogado y está algo más cerca del mundo del trinque. Según él, Julio Iglesias (sí, el hijo del Papuchi y el padre de Chabeli) quiere montar un megacomplejo con campo de golf ahí entre montañas. Y como Julio Iglesias paga el campo de golf, los contribuyentes pagaremos la carretera hasta el campo de golf. Y si hay que tirar 27 casas y dejar otras tantas al borde de la carretera, expropiando tierras y partiendo el término municipal en dos, pues se hace. Y el concejal ecologista lo apoya. Claro que sí.

Lo que más me sorprende de todo esto es que todavía haya gente que haga esos cálculos tan absurdos: si van a construir mil casas, a tres personas por casa, tres mil personas, multiplica la población del pueblo por tres, el flujo de coches aumentará un 120%, la panadería venderá 800 barras de pan al día, el casino pondrá 200 cazallas más. Se les olvida siempre calcular el agua que hará falta. Un pequeño fallo.

Pero a mí hace tiempo que esos cálculos están empezando a no salirme. En el año 2005 eché unas fotos de una urbanización en Gata de Gorgos, lindando con el término de Pedreguer. Es una urbanización que ha salido en todos los periódicos y en reportajes de Informe Semanal. Una especie de icono de los abusos urbanísticos. Bien, pues estamos a mayo de 2007, las casas están todas terminadas y las no terminadas las están dejando así porque el promotor no las puede vender. ¿Y dónde están los chorros de coches? En ninguna parte. Hace una semana pasé por allí y apenas dos holandeses me miraban desde sus ventanas. El resto de las casas (habrá más de mil) siguen vacías. Los cartelitos de Se Vende los han quitado, pero yo no veo esas familias felices con los coches arriba y abajo. Más bien veo alcándaras vazías sin pielles e sin mantos. Una ciudad fantasma sin ninguna tienda, sin ningún servicio. Sólo los cajones de cemento esperando tiempos mejores que no van a llegar.

Otro buen ejemplo es Relleu, el Chernobil valenciano, como yo lo llamo. Ahí ya se han construido miles de casas, urbanización de colorines que no pueden vender y varios chorros de adosados que no acaban nunca de construir. Está claro que también han ralentizado las obras para dosificar la oferta. Hoy mismo he subido con la bici y podías dormir la siesta en el asfalto. Cada media hora un coche. Entre semana hay algo más de tráfico: camiones con ladrillos, con arena y con los bloques prefabricados que van ensamblando. Pero ya digo que cada vez pasan menos porque esa promoción va al ritmo de la catedral de Justo Gallego.

Entonces, yo me pregunto una cosa: si tú vas a Campello, por ejemplo, por la carretera general, ves que para entrar hay una cola de un kilómetro y para salir otra de otro kilómetro. Esto está así desde hace años. ¿Dónde está la circunvalación de Campello? En Oliva, por otro ejemplo, nos hemos tirado décadas chupando semáforos y largas retenciones. ¿Dónde está la circunvalación de Oliva?

Entonces, ¿para qué cojones hace falta una circunvalación para un pueblo como Pedreguer en el que nunca se forman retenciones y sólo hay un semáforo en todo el casco urbano? ¿Por qué no se hace Julio Iglesias su carretera allí en Miami y se tira abajo la mansión para poder llegar al campo de golf?

En Pedreguer hace unos cien años hubo unos emprendedores que montaron fábricas de bolsos, de carros de la compra y de sombreros. Un pueblecito con 5.000 habitantes que llegó a tener la renta per cápita más alta de la provincia de Alicante, junto con Ibi. Estaban por encima de la media alemana (occidental). El Rey vino a darles un premio a estos empresarios. Esto cuando yo era pequeño. Durante muchas décadas, los sueldos subieron, los precios bajaron, las familias crecieron y progresaron. La población antes de la Guerra Civil era de 5.000 y pocos habitantes. La población cuando yo me fui a hacer el bachillerato a Denia, seguía siendo de 5.000 y pico habitantes. Todo el mundo tenía dos casas, dos coches y las neveras a tope. El paro no existía. No vinieron más que unos pocos inmigrantes españoles. Todo lo que se hacía se exportaba. No se cortó ni un naranjo, no se expropió ni un metro de tierra, las fábricas estaban por dentro del pueblo y la gente iba andando a trabajar.

Pero esto parece que se ha olvidado. La única forma de progreso, según quienes nos gobiernan, es vender suelo, destruir naturaleza, llenar de moros las calles. En lugar de exportar el producto, importar al cliente. Saturar carreteras y calles. Construir y construir. No hay más forma de ganar dinero. Y la población parece haber asumido que eso es así. Pero muy pronto verán que eso no es así.

Otro temita son las famosas recalificaciones. Mi padre tiene varias huertas grandes en el término de Pedreguer, en zonas llanas, con tierra buena, con agua ya canalizada. En cualquiera de esas parcelas yo me podría construir una buena casa a muy buen precio. Una casa con mucho terreno alrededor. Pero no puedo, porque es suelo "no urbanizable". Necesito 10.000 metros cuadrados mínimo y sólo contruir luego el 3% del suelo. Pero desde esa misma parcela levantas la vista y se ve el chorro de chalets en construcción, tan apiñados como las favelas de Sao Paulo. Claro, es que ese suelo, que está en la ladera de la montaña rocosa, que para meter las casas han tenido que barrenar la roca y dinamitar los barrancos, pues ese suelo sí que es "urbano". Porque alguien ha echado una firmita para convertirlo. Por supuesto, esa firmita vino después de que el promotor adquiriese ese suelo rústico a muy bajo precio a los hijos de los labradores.

Está demasiado claro cuál es el entramado del trinque y cómo se están riendo de nosotros. Es casi una especie de deja vu: "A esto se reduce fundamentalmente todo el artificio bajo cuya pesadumbre gime rendida y postrada la nación".

Actualización:
Julio Iglesias se ha salido del mantecado de Parcent (en el que entró auspiciado por su íntimo amigo Eduardo Zaplana).

19:00:00 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja