17 de mayo de 2007
¿Pero habrá un corralito español?
Parece que el fantasma de la crisis sistémica se va instalando poco a poco en España. Ya no se habla tanto de precios sino de la crisis en general. El Banco de España liquidando sus reservas de oro y divisas para enfrentar una crisis de morosidad. Todo esto huele a víspera de tormenta, a corralito. Pero claro, esto no es Argentina, estamos en el euro.

Corregidme si me equivoco, pero creo que los problemas de Argentina eran muy parecidos: ellos estaban en el dólar. En realidad mantenían el peso, pero tenían la famosa "paridad". Nosotros estamos en el euro, todos con la misma moneda, pero técnicamente estamos en las mismas: la paridad de la peseta virtual con el marco alemán.

¿Puede haber aquí un corralito?

Bueno, pues según lo que se nos viene encima, voy planteado posibilidades:Ya sé que os va a extrañar, pero para mí la solución menos dolorosa sería la 2.B.3, es decir, salir del euro. Ya sé que psicológicamente jodería verse fuera del euro, pero sería la única forma de controlar la situación. Ahora mismo no tenemos control de la situación. Seguro que el Gobierno tendría que pagar con dinero público gran parte de las hipotecas, y seguro que se tardaría muchos años en devolver esos créditos.

Pero lo que creo que va a ocurrir es la opción 2.B.2. Primero porque el españolito se aferrará al euro como si fuese su último enlace con el primer mundo. Creen que con Europa no nos pasará nada. Y luego porque Europa no puede echarnos sin asumir una gran pérdida de credibilidad.

Europa será una garantía de emigración, España será considerada una región más. Pero también España tiene regiones: ¿han reflotado Soria, Extremadura o Lugo? No, las han dejado ir muriendo. Pues así pasará con España, sobre todo en las zonas no costeras. Habrá que empezar a hacerse la idea de que Europa está unida de verdad y que hay que moverse dentro de ella. Todo será silencioso, sin grandes titulares. Por ahí arriba estarán encantados de hacerse con trabajadores bien formados, conformistas y de baja remuneración. Y encima con alguna experiencia laboral. Es decir, con mi generación. Me imagino que Alemania, Suecia o Dinamarca serán las zonas industriales y financieras, a donde se va a trabajar, y España será la Florida europea, a donde se va de vacaciones o a jubilarse. Lo que ocurre es que será una Florida con una meseta central, de clima continental, y una costa atlántica que no se sabe para qué van a servir.

Pero eso ya se comentará aparte. Lo que tengo claro es que, por más impagos que haya, ni habrá un corralito institucionalizado ni nos sacarán del euro. Pero eso no significa que la crisis vaya a ser más leve. Será más silenciosa pero mucho más larga.

Y creo que los impagos serán mucho más numerosos de lo que la gente se cree por estas razones:Y aunque estoy cansado ya de escribir, me gustaría comentar otro tema del que oigo hablar por ahí: dicen que si guerra civil, y tal... Creo que habrá violencia, seguro, pero no tanta como cabría esperar. Si fuese el tiempo de la generación de los poceros, a lo mejor liaban alguna buena. Pero las guerras las hace la gente de 25 a 35, y esta generación no es violenta. Podemos tener cara de bobos, por dejarnos timar, por confiarnos demasiado. Podemos ser mileuristas y tener un tufillo como a perdedores. Pero no mataríamos al vecino de puro rencor infundado. Creo que incluso conseguiremos integrar a los inmigrantes no islámicos. Los islámicos ya son otra cosa. De esos ya hablaré otro día.

16:49:00 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja