4 de noviembre de 2007
La casa del Caballero del Escarabajo
Este puente me volví a pasar por Soria. Me estoy haciendo un enamorado de estos páramos de asceta. Si la última vez recorrí el sur de la provincia, ahora me he pasado por las tierras altas.

Fuimos esta vez con otra pareja, amigos de toda la vida. Nos quedamos en un hostal llamado El Ciervo, en un pueblecito a 15 km. de Soria que se llama Villaciervos. Un sitio más que recomendable, bien de precio y con habitaciones cómodas. La comida es sencilla y barata. Por ejemplo, ciervo guisado con vino de la casa.

Lo que más me gustó de todo el viaje fue la Laguna Negra, en la Sierra de Urbión. Es un lago a 2.000 metros de altura procedente de un glaciar, rodeado de árboles más propios de Suecia que de España. Abajo os pongo las fotos.

Pero lo más pintoresco fue la casa de Sánchez Dragó en Castilfrío de la Sierra. Este pueblo, del que él ha hablado tanto en sus programas, es pequeño pero está muy próximo a Soria. Yo me lo imaginaba más aislado, la verdad es que se llega en 20 minutos desde el centro de la ciudad. No muy lejos hay varias urbanizaciones nuevas.

Esta es la entrada del pueblo. Lo primero que nos encontramos por aquí fue un Mercedes negro con un tío dentro de esos de jersey anudado al cuello y pelo canoso engominado. Están los gilipollas expandiéndose por lugares insospechados.



El pueblo, según he leído por ahí, fue construido por antiguos ganaderos de la Mesta en el siglo XVIII. Esta gente tenía dinero y se hacía los caserones de piedra con un gran escudo heráldico esculpido sobre la puerta. Luego se ve que se sumió en un letargo de unos cien años, hasta que llegó Sánchez Dragó.



Aquello que decía Dragó de los seis vecinos y del aislamiento parece que ya no es cierto. Hay varias casas restauradas y habitadas. No es que haya multitudes caminando por las aceras, pero se ven coches aparcados y las casas abandonadas son ya muy pocas.



Estuvimos dando un par de vueltas y no encontrábamos la casa. Al final, en el mismo centro, al lado de la iglesia, nos encontramos con el cabezón este:



El azulejo en el portal no deja dudas:



Por si a alguien se le ocurre llamar para echarse una foto con él, ya lo deja claro:



Y esto creo que se lo he oído en algún programa:



El callejón es estrecho y sombrío. Ahí se tiene que acumular la nieve en invierno de mala manera. Tiene otra puerta en un lateral para sacar el coche.



Se ve que le gustan los adornos y las chorradillas.



Ahí arriba es donde escribe. Antiguamente sería la buhardilla, pero ahora se ve que lo tiene muy bien arreglado. Cuando ya había guardado yo la cámara, se asomó el tío y estuvo peleándose con el ventanuco. No sé si es que no cerraba bien o simplemente le llamó la atención oir hablar en valenciano y quiso echar un vistazo. Espero que no lo desconcentrásemos de alguna meditación trascendental.



Por ahí se asomó. Estuve lento de reflejos y no le eché la foto. Qué mal paparazzi soy:



Y frente a esa casa, en ese mismo callejón que he mostrado antes, hay otra casa restaurada que también es suya. Se ha puesto ahí el escarabajo y lo llama "círculo hermético". Creo que era una especie de escuela de yoga con algún que otro freaky estilo Jodorowsky.





No había nadie dentro. No valía la pena tocar la campanita.



Mis amigos estuvieron hablando con una mujer dos calles más abajo. Era una vecina del pueblo de toda la vida. Parece que los lugareños tienen a Dragó un tanto atravesado. Dijo que el pueblo era muy tranquilo y desde que está él va viniendo gente rara. Dijo también que es un individuo insociable que apenas saluda, que sólo se relaciona con gente que viene de fuera. Dijo también que Dragó ya ha comprado unas diez casas y que pronto será el dueño de todo el pueblo. Aparte del círculo hermético está montando otro negocio, una especie de posada enfrente de la iglesia. No se si será para alojar a los participantes del círculo hermético o si la abrirá al público en general.

Igual es ahí donde se va a alojar Ana Botella cuando vaya a verlo. La noto un poco tensa. Un poquillo de relajación y aire fresco le podría venir bien:



Pero no quiero acabar sin dejar clara una cosilla: Dragó dice claramente que el libro se lo ha preparado uno, pero también dice que son trozos de otros libros suyos y declaraciones que ha ido haciendo por ahí. Entonces, no es como dicen por ahí un caso tipo Ana Rosa. El supuesto negro lo que ha hecho es juntar palabras del mismo Dragó. Porqué Dragó, por escribir, escribe incluso en un blog.

Lo que sí que podría hacer es algún donativo para la iglesia del pueblo, que están pidiendo dinero para restaurarla.

Y aquí las fotos de la Laguna Negra:





















11:17:00 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja