26 de febrero de 2008
Diálogo de besugos
rajoy11 zapatero


El debate de ayer sí que decidió mi voto: la abstención. No hay un gramo de talento en ninguno de los dos candidatos de los que el encasillado nos provee. Se ha perdido la inteligencia, pero también las formas y la vergüenza. No sólo se trata del debate en sí sino de la guerra psicológica que se desató después.

Empezó Rajoy recitando su discursito memorizado. Tantos meses de preparación (no sé qué más tenía que hacer, la verdad) y aquello chirriaba horriblemente. Le dice Campo Vidal: "bien, defina usted la situación actual de España". Y no dice: "pues mira Manuel, yo la situación la definiría en estos cinco puntos...". Eso supongo yo que diría Barack Obama, el mismo Gallardón o cualquier otro político de una cierta solvencia. Pues no, don Marianín se pone todo tieso, mira a la cámara con ojos desorbitados y empieza: "buenas noches...". Se creía que era el Rey leyendo el discurso de Navidad. Sonaba al mismo discurso leído y releído en el Congreso desde hace cuatro años.

Luego empieza ZP con otro discurso sospechosamente calcado, también empieza con "buenas noches" y tal. Lo que pasa es que él maneja mucho mejor la oratoria, y como las cejas ya las lleva espantadas de fábrica, pues no se nota tanto.

Cuando tiran al tema de la economía, Rajoy demuestra que no tiene ni idea. "No nos hable de cifras macroeconómicas que nadie entiende". Él no las entenderá, aunque supongo que debería. "Hablemos de los precios del pollo, el arroz, la leche". Precisamente lo único en lo que ZP tiene una clara defensa: esos precios suben en todos los países. No le dice: "las cifras macroeconómicas españolas se deben al desbocado crédito privado, un dinero que se pidió prestado y que ahora habrá que devolver". No le dice: "la mitad de toda la deuda hipotecaria se ha contraído en su legislatura". No le dice: "el consumo ha caído más de un 18% y el país ha comenzado a destruir empleo". No le dice: "las ventas de coches han caído más de un 7% e históricamente esto sólo puede significar recesión". No le dice: "usted ha inflado la obra pública para que no se note que el modelo del ladrillo está muerto". No le dice: "usted quiere utilizar dinero público para alargar la agonía de las ladrilleras". No le dice nada de lo que le hubiese dicho yo.

Y luego se ponen a sacar sus "datos objetivos". Unas gráficas basura que son sólo manipulación. Rajoy las lleva sueltas y eso siempre es peligroso, al final acaba enseñando la del paro cuando quiere enseñar la de la vivienda. Y además no las enfoca bien a la cámara. La gráfica del paro está manipulada doblemente: la ponen en número total de parados, no en porcentaje, y parece que empiece de cero al principio de la legislatura.

Pero ZP no se queda corto: enseña un "gráfico del precio de la vivienda" que muestra un supuesto descenso. Se trata del gráfico del incremento interanual, no del precio por metro cuadrado. Incremento tomado de las tasaciones, cifra de dudoso valor. Y Rajoy parece que calla, otorga, traga, no dice: "oiga, muestre también la gráfica de precio total por metro cuadrado". Creo que no ven el papel del otro, no reaccionan a nada, tienen memorizados sus discursos y van allí a soltarlos.

Con los datos de paro, más de lo mismo: uno muestra número total de parados, el otro muestra porcentaje.

Yo después del "segundo bloque" me fui a dormir. Lo que pasa es que a mediodía lo he visto grabado. Parece que la cosa siguió por los mismos derroteros, diálogo de besugos sordos, repetición de muy viejas consignas y énfasis en temas menores como el "pacto por las libertades" o la supuesta conjura contra el PP.

Sí que me convenció Rajoy con el tema de la inmigración. Se nota que le ha pasado los apuntes Sarkozy. También cuando se trató la vivienda específicamente, ridiculizó las zapatillas de la Trujillo y algunas otras cosas. En eso también fue convincente. Hubo algún momento en el que Zapatero se quedó sin respuesta, pero Rajoy no supo hacer sangre porque se ve que los ojos le orbitaban por todo el plató pero no por la cara de ZP.

A Gallardón le ponen delante a ese "ninot" retórico, con todo lo que ha llovido en esta legislatura, y lo aplasta igual que hizo con Sebastián. Pero es evidente que Rajoy no va a poder.

Y luego he visto también el debatito de 59 segundos. Fue muy interesante porque se retrató todo el mundo. Aquí ya no hay vergüenza ninguna: unos vieron a un Rajoy triunfante, los otros estaban seguros de que ZP había ganado de calle. Así se tiraron una hora en dos realidades paralelas. Por lo menos con Miguel Ángel Aguilar te ríes un rato. Otro que se llamaba Calleja era más lamentable. El próximo debate yo creo que no lo voy ni a grabar.

Y por cierto, esto es lo que se comenta en Francia sobre lo nuestro:
Pero los españoles no deben mirar para otro lado: el camino será largo. Su país no tiene suficientes empresas exportadoras y no destaca precisamente por su alta tecnología. Y para colmo, España adolece de un sistema educativo competente, si atendemos al famoso informe Pisa, pese a la presencia de las escuelas de negocios de renombre y algunas universidades a nivel internacional. Sea quien sea el vencedor de las elecciones del 9 de marzo, deberá gestionar una ralentización brutal de la economía y dolorosas reformas. La fiesta se ha terminado.


18:06:23 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja