19 de marzo de 2008
Las inyecciones no bastan
Muy buenos los enlaces que me han pasado los lectores hoy. Está la FED haciendo inyecciones, comprando bancos en quiebra, rebajando los tipos, tomando las medidas tarde y con prisas. Pues leed esta entrevista con Nouriel Roubini: "Estados Unidos debe nacionalizar sus bancos". Pongo un parrafito:
La FED tiene ante sus narices un problema: sus herramientas son inútiles. Puede solucionar el problema de la liquidez, pero no el de la solvencia. Ha habido cientos de pequeños bancos de crédito que se han tenido que retirar de la circulación y grandes constructoras también han tenido que abandonar las instituciones financieras. Todo esto conduce a una seria recesión, cuando quiebran muchas compañías. La policía monetaria no lo puede evitar. Porque en esta área del sector financiero, los bancos prestamistas y de inversión no funcionan en el rescate, como hemos visto en el caso de Bear Sterns.
El caso de Bear Stearns que menciona, como ya sabréis, es la quiebra del quinto banco de inversión estadounidense, esa empresita de 14.000 empleados. Todo se ha maquillado como una compra por parte de JP Morgan pero a precio de liquidación y con aval de la FED. Además, el mismo Roubini en la entrevista dice esto:
He hablado con muchos agentes del mercado: managers de grandes hedge funds han dicho que el negocio de Bear Sterns ha parado. El banco no tiene más dinero. La intervención de la FED es una prueba. Pero Bear Sterns está en quiebra, independientemente de lo que haga la FED. Cuando un gran banco de inversión de EEUU se declara insolvente, entonces nos encontramos ante un gran problema.
Tal vez esa quiebra sea en un futuro recordada como la primera señal de toda la crisis bancaria mundial.

Interesante también el comentario de José García-Montalvo:
Pero la situación ahora es bastante diferente a la creada después del pinchazo de la burbuja de Internet. Entonces habían unos activos que no paraban de aumentar de valor (los inmobiliarios) donde se podía refugiar al extraordinaria liquidez creada por unos tipos de interés bajos y unos bancos deseosos de prestar a cualquiera lo que quisiera. Ese deseo de prestar con alegría ha desaparecido y no volverá en bastante tiempo. La bajada de los tipos de interés no será capaz de reducir las primas de riesgo como sucedió en el pasado. Además, los super-endeudados consumidores norteamericanos no tienen donde apalancarse para aumentar su consumo dado que su activo más importante (la vivienda) siguen su precipitada caída de precios. ¿Quién vencerá esta batalla, los bajos tipos de interés o el decreciente valor del colateral de los bancos? Los que se han pensado que la política monetaria es la panacea de todos los problemas económicos que puedan aparecer deberían mirar a Japón y preguntarse que pasó (y que pasa).
Está claro que llevan demasiado tiempo huyendo hacia adelante y están ya en un callejón sin salida. Cada vez que había algún problema, bajadita de tipos, inflamos un poquillo más el burbujón y adelante. Hasta que llega un momento en el que no se puede continuar. Y ese momento se llama "credit crunch", lo que estáis viendo en los últimos meses.

18:51:10 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja