12 de abril de 2008
Las declaraciones de Niño Becerra
Me ha parecido muy interesante la entrevista con Santiago Niño Becerra que mandó el comentarista Charlie. La situación es un tanto estrambótica: lo entrevista Toni Clapés, un tío que hacía programas de humor en TV3 y que empezó con Buenafuente. Niño Becerra (catedrático de estructura económica del instituto Ramón Llull) habla un catalán defectuoso, con algunos arranques en castellano cuando se despista. Pero me gusta mucho esta entrevista porque por fin hay un tío que conoce la historia y la sabe relacionar con el presente. Os pongo aquí un extracto traducido:
Clapés: ¿Puede hacer alguna cosa el gobierno Zapatero con la crisis que tenemos delante?

Niño Becerra: Antes de eso, si me permite: ahora es muy curioso que el señor Rodríguez Zapatero haya dicho eso y hoy a día 8 de abril nadie se acuerda de que los presupuestos del año 2008 fueron elaborados suponiendo un crecimiento del PIB del 3,3%. Y que el señor Pedro Solbes, posible ministro de Economía en el siguiente gobierno, dijo en diciembre que el crecimiento sería del 3%. Y La Caixa, el señor Fainé, dijo hace un par de días que el servicio de estudios de La Caixa había pronosticado un crecimiento del 2%. Y ya se está hablando, incluso tengo una predicción hecha en la que me sale un 1,6%. Entonces, claro, con este baile de números en poco más de seis meses uno escucha las palabras del señor Zapatero y se sorprende, como mínimo se sorprende. Se sorprende de que en seis meses las cosas hayan podido cambiar tan rápidamente. Y concretamente su pregunta, si el Gobierno puede hacer algo: el Gobierno no puede hacer absolutamente nada.

[silencio muy espeso]

Claro, decir esto suena muy fuerte...

C: Sí, porque oiga, hemos hablado en la primera hora del programa de algunas de las medidas que quiere iniciar el Gobierno, y claro, que usted diga que no puede hacer nada...

NB: Nada, porque esta crisis no es una crisis coyuntural, es decir: la crisis del 87 fue coyuntural, la crisis del 91 fue coyuntural, la crisis del 93 fue coyuntural, la del 2000... Pero ésta es sistémica, ésta no es coyuntural, y entonces en el año 91, que fue la más metódica de todas, a la gente se le dio crédito, la gente se puso a consumir como loca y entonces se salió (y "salir" entre comillas) de aquella recesión.

C: Sí, porque yo recuerdo que en el año 91 había una crisis en la que también pasaba un poco lo que pasa ahora, es decir que no se vendían pisos, hubo una parada, bajaron un poco los pisos pero...

NB: Sí, pero con una diferencia fundamental: esta recesión del 91 a España llegó en el 93, después de la Expo de Sevilla, las Olimpiadas... Entonces, hoy El País lleva un estudio muy bien hecho comparando aquella recesión del 93 con la situación actual, y dice que la situación hoy en día está mejor que en el año 93. Sí, pero es que hay una diferencia fundamental, básica, definitiva: hoy en día la gente tiene un endeudamiento que llega al 120% de su renta disponible. En el año 93 el endeudamiento no llegaba ni al 40% de su renta, entonces nos encontramos hoy en día en España con una deuda privada (es decir, sumada la deuda de las empresas y la deuda de las familias) que llega al 215% del PIB. Esto es físicamente insostenible.

C: ¿Pero por qué?

NB: Porque si usted va soplando en un globo, aquello se va inflando hasta que llega un momento que estalla. Entonces nuestro sistema parece muy sólido pero es un sistema muy débil, porque las fuerzas que mantienen unidos los elementos de nuestro sistema son algo virtual, no físico, algo que se llama confianza. Y la confianza cuando se rompe no se puede arreglar, y lo que ha pasado ahora es que la confianza se ha roto. La economía de nuestro sistema se basa en la confianza, en el momento en el que deja de haber confianza el sistema se hunde. Entonces, hemos llegado a esta situación. Por ejemplo: el dinero que ha estado dando la banca española, el 50% venía del exterior. La banca española no tenía dinero suficiente para dar estos créditos porque el ahorro en España era bajo y tenía que ir fuera a buscar ese dinero. El problema es que ese es un mal negocio, porque una deuda que tú tienes a corto plazo la estás ingresando en forma de cuotas hipotecarias a largo plazo, entonces esto no es sostenible. Se ha creado una superburbuja financiera que cuando se ha comenzado a resquebrajar ha afectado a la confianza y está llegando a la economía real. Entonces el gobierno español... España es un país que representa el 8% de la economía europea, el 2% de la economía mundial, es decir España, yo la quiero mucho a España, pero España en términos económicos no pinta nada. Es un cero a la izquierda. Entonces, en esta dinámica en la que estamos, ¿qué puede hacer el pobre gobierno español? Absolutamente nada.

C: Profesor, ¿y de qué manera pueden resultar afectados los bancos españoles? ¿Puede pasar aquí también lo de Northern Rock?

NB: Me remito a un informe que ha publicado hoy precisamente J.P. Morgan hablando de que la banca española puede tener problemas. La banca española está diciendo constantemente que la morosidad es muy baja, pero lo que no dice es que entre el mes de enero y el mes de marzo la morosidad ha crecido un 65%. Esto no lo dice. Porque claro, éste es un dato feo. Cuando se comparan números, siempre se ha de mirar no los números sino la tendencia, es decir, la tendencia que lleva la morosidad en España es realmente muy preocupante. Y como dijo el señor Jaime Caruana, el problema de España vendrá por el empleo. Es decir, cuando en España comience la gente a perder el empleo, que comenzará, entonces se pondrá en marcha un problema de impagos de hipotecas, de bajada del consumo, etc. etc. y entonces comenzarán los problemas. Es decir, el problema de España no será básicamente financiero, será un problema de economía real y de empleo. Por eso la banca cuando dice que tiene 34.000 millones de euros de reservas, claro, es cierto, la pregunta es: ¿cuánto pueden aguantar con esas reservas?

C: Oiga, usted en un artículo publicado en la Carta de la Bolsa en septiembre de 2007 habla del principio del final del sistema económico en el que estamos inmersos. ¿Me puede explicar esto un poco?

NB: Esto no es nuevo, esto ha pasado varias veces en la historia. Ahora por ejemplo estamos en un momento muy similar a lo que ocurrió entre 1760 y 1780.

C: ¿Qué pasó?

NB: Un cambio de sistema. El sistema mercantilista se agotó, el sistema basado en el comercio, en el otro y no sé cuántas cosas más, el señor Watt inventó la máquina de vapor, se vio que la productividad podía crecer y ¡oh milagro! apareció el capitalismo, que es nuestro sistema en 1820. Y estamos todos tan contentos con nuestro sistema desde 1820. Sí, pero este sistema nuestro ya se está agotando. Básicamente se está agotando porque nuestro sistema ha supuesto dos cosas que no son ciertas: la cantidad de recursos que se pueden obtener es inagotable, y esos recursos son muy baratos.

[hablan aquí de chorradas]

... entre otras cosas porque no habrá renta disponible, porque claro, la crisis ésta de verdad hasta el 2018 no se acaba.

C: ¿Qué quiere decir que no habrá renta? ¿Estaremos pelados?

NB: La renta media se hundirá, quiero decir... Ya cuando la crisis ésta estalle...

C: ¿Cuándo estallará?

NB: En 2010.

C: ¿En 2010 qué es lo que pasa? Porque hoy tengo aquí un informe del BBVA que apunta que después del 2009-2010 ya viene la recuperación.

NB: No. No viene. Y yo le invito de aquí a seis meses a que volvamos a hablar de este tema. De aquí a tres meses el servicio de estudios del BBVA, que es muy bueno, sacará una rectificación diciendo que el crecimiento de 2009 será más bajo de lo que ha dicho ahora, porque ha pasado algo con las sub-prime en los Estados Unidos, que eso ha forzado a que el yen, pam, pam, pam...

C: Ya... Volvamos al 2010. Usted dice que en 2010 viene la crisis de verdad.

NB: El estallido.

C: ¿Pero de qué manera nos afectará? ¿Qué es lo que estalla?

NB: A ver, una crisis... En el año 29 es cierto que la gente se fue a dormir con un boom y se levantó con una depresión, eso es cierto, porque claro, los instrumentos en el año 29 no son los de ahora. Ahora estamos en un proceso de degradación continuada a nivel financiero, están cerrando empresas, regularizaciones de plantillas, incrementos de productividad, intervenciones a bancos. Esta degradación irá a más... ¿Pero cuál será la señal de que ha estallado la crisis? Yo creo que será cuando un banco se hunda, cuando un banco haga default...

C: Perdone, hay unos cuantos ya en los últimos meses: Northern Rock británico...

NB: No, no, perdone, éste no ha hecho default, éste ha sido intervenido, ha sido salvado. Bear Stearns: ha sido salvado.

C: Quiere decir que habrá bancos que no se podrán salvar.

NB: Habrá algunos que no se salvarán y se hundirán. Entonces, cuando eso pase la primera vez eso será la señal de que la crisis ha estallado...

C: ¿Y será sólo un banco o irán uno detrás de otro?

NB: Yo creo que ahora se abrirá un proceso de absorciones bancarias, a partir ya de 2009. Bancos más grandes que absorben a otros. Evidentemente, esta política se pondrá en marcha animada por los gobiernos, porque ahora mismo que un banco haga default no es muy bonito. Entonces, esto lo pondrán en marcha hasta que sea insostenible.

C: ¿Y estas quiebras de bancos de qué manera nos afectan a nosotros?

NB: Bueno, pues muy fácil: una persona tiene una cuenta corriente y está pagando una hipoteca. Muy bien, un banco hace default: en el Reino Unido por ejemplo el Gobierno garantiza un saldo de hasta 30.000 libras. Si una persona tiene un saldo en el banco de 20.000 libras, va al Banco de Inglaterra y le paga. Lo que no está claro es cuándo le paga, pero le paga. Una persona tiene un saldo de 35.000 libras, las primeras 30.000 se le pagan, y las 5.000 libras siguientes pasa a ser un acreedor del banco y pasa a la lista de acreedores, como en una suspensión de pagos. Bueno, pues cobrarás cuando sea y con una quita puede ser del 90%, tarde, mal y nunca. Pero bien, una persona debe una hipoteca al banco: eso no caduca, ha de continuar pagando la hipoteca, evidentemente. Paga a la junta de intervención del banco. Cuando una empresa quiebra, el deudor de esa empresa ha de seguir pagando, si tiene una factura la tiene que pagar. Es decir, es una situación que evidentemente es la peor situación: una persona que sea cliente de un banco y acabe siendo acreedor y deudor al mismo tiempo, porque la deuda que él tiene con el banco eso sigue traca, traca, traca cada mes pero para su saldo él es un acreedor más. Evidentemente, está claro que nos afecta.

C: Oiga, y este estallido que usted pronostica para el 2010 también afectará, supongo, al paro.

NB: Sí, el paro se disparará. Pero eso ya comenzará este año.

C: ¿Y qué pasará con toda esta gente que hasta ahora la teníamos en la construcción?

NB: Bueno, yo no hace mucho hablaba con un señor que vive en Madrid que se mueve mucho por el mundillo económico de Madrid y decía que en Madrid ya se pueden ver grupos de hombres (no de mujeres, ¿eh? de hombres en grupo) rumanos, peruanos y tal que van deambulando por Madrid porque no tienen trabajo...

Otro: Por la calle, buscando trabajo

C: Ofreciéndose, ¿no?

NB: Buscando no sé. Van dando vueltas. Esta gente han sido despedidos de la construcción. Se calcula que en los próximos dos años el paro puede aumentar en 650.000 personas. Yo he hecho aquí unas previsiones: a mí me surge que a finales de 2008 el paro puede estar en el 12%; finales de 2009: entre el 22% y el 25%...

C: Eso es muchísimo, ¿eh?

NB: Ya lo hemos tenido, ¿eh? En el año 94 ya llegamos casi al 25%. En 2010 podemos llegar al 30%.

Otro: Oiga, está usted pintando un panorama terrorífico.

NB: Terrorífico. Es que lo que viene es muy semejante a lo que pasó en el año 29.

Otro: Y para acabar con un punto optimista, porque creo que esto estamos ya dentro del pozo, ¿qué podemos hacer en nuestras casas o donde sea para comenzar a paliar este desastre. ¿Vender el coche?

NB: Bueno, esta pregunta me la hace mucha gente. Yo lo que sugeriría a la gente (y ya sé lo que me contestarán): antes de comprar algo, se pregunte si lo necesita. Eso es básico. Lo que sea: un televisor de plasma, un coche, una moto. No necesitarlo psicológicamente, necesitarlo de verdad. Segundo: si se tiene un excedente de renta, aplicarlo para reducir deuda. Tercera cosa: no incrementar la deuda. Y evidentemente, intentar ahorrar un poco, para tener un poco de colchón.

Otro: Perdone, pero todo esto es muy triste, ¿eh? Ya no podemos salir ni a hacer un vermut.

C: Bueno, viene lo que viene, viene lo que viene, por tanto... Profesor, muchísimas gracias.

Actualización: lo que Niño Becerra no dice:
La verdad es que estoy empezando a pensar que los economistas ya sólo pueden repetirse una y otra vez, porque sabemos demasiado bien lo que va a pasar. He dicho antes que me parece interesante esta entrevista porque se relacionan las cosas con la Historia, y a mí la Historia ya sabéis que me parece muy importante.

Pero Becerra se queda sólo en la consigna de las crisis sistémicas pero no habla de los procesos que llegaron asociados. Si nos fijamos en las dos fechas que da (1780 y 1929) es muy fácil hacerse dos preguntas: ¿qué fue lo que pasó en 1789? ¿Y qué fue lo que pasó en 1933? Entonces, Becerra dice que en el 2018 estaremos saliendo de esa crisis con un nuevo modelo económico. No vaya tan rápido, profesor, analice un poco más: hasta ahora de ese tipo de crisis sólo se ha salido después de que ríos de sangre asolen Europa.

11:25:49 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja