13 de diciembre de 2008
Cómo se desmorona un sistema
Estaba hoy viendo el canal Cuatro y salía la propaganda del PSOE: "el Gobierno quiere que vuelva a circular el crédito, bla, bla, bla". ¿De verdad cree que eso es posible? Hablan del mercado del crédito como de las tuberías del agua potable: repararemos esta fuga, apretaremos este tornillo y el crédito "volverá a llegar a familias y empresas". El crédito es algo que se tiene que devolver, cuando los intereses de las deudas son más grandes que tu propia capacidad de pago, llega el impago, y de ahí la restricción del crédito. Si antes el crédito llamaba al crédito, ahora la falta de crédito llama a la falta de crédito. Esto los dirigientes de la economía mundial no lo quieren ver. Si lo vieran, aceptarían que no están capacitados para gestionar la situación, que no saben pensar de otra manera y que sus instrumentos ya no valen.

Para mí, en esta situación de "credit crunch" solamente hay dos escenarios posibles: 1-Una crisis como la de 1929. 2-Una crisis final del capitalismo, que alumbra un nuevo sistema económico y cultural.

Para que se produzca el primer caso, la ciudadanía debería de mantener intacta su fe en el sistema, entendiendo la crisis como una desgracia que se podrá evitar en el futuro. Deberían de aceptar de buen grado el sacrificarse para enriquecer a unos pocos y esperar que luego esos pocos creen bienestar para todos.

Para el segundo caso, son necesarias dos cosas: una pérdida de fe en el sistema capitalista y un nuevo paradigma.

Pues bien, yo creo que las dos cosas se producen: el desprestigio de toda esa mitología norteamericana de la autoafirmación, el emprendedor y el riesgo, y la aparición de nuevas formas de producción como por ejemplo el software libre.

En el software libre ni hay emprendedor, ni capitán de empresa, ni inversión inicial, ni capital riesgo. Sus programas son tan buenos que ya los propietarios los imitan. Y no sólo eso, su potencial para el futuro es bestial.

Si a principios del siglo XX el capitalismo engullía a todas las manifestaciones culturales, ahora son estas inocentes organizaciones desjerarquizadas y sin ánimo de lucro las que lo van a engullir a él. Y eso va a ocurrir porque en la empresa tradicional el talento ya no llega a donde tiene que llegar.

Lo que digo no significa que nos creamos ahora gurús del 2.0, estiremos este concepto como un chicle y lo queramos aplicar hasta para pelar patatas. Dejemos que las cosas avancen a su debido tiempo. Es una nueva forma de pensar la que tiene que abrirse paso. Y lo bueno es que estaremos aquí para verlo.

01:56:12 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja