17 de febrero de 2009
Así nos sacarían del euro
Sigo pensando que no nos van a sacar del euro porque tendrían gravísimos problemas con las deudas ya contraídas, pero para mí es evidente la tentación que sienten, les cuesta gobernar sin ir devaluando su monedilla bananera. Conociendo ya a ZP, si nos quisiera sacar del euro el proceso sería el siguiente:
  1. Campaña mediática general sobre los males del euro, el "redondeo", ese enemigo llamado Trichet y la inflación. Colaboración del PP porque tiene varias comunidades camino de la quiebra. Esto ya está pasando.

  2. Globos sonda hasta encontrar la palabra adecuada. El euro se seguiría llamando euro, por supuesto nada de "neopeseta" ni demás humillaciones semánticas. "Zona intraeuropea de libre fluctuación" (a la que igual se sumarían Portugal, Grecia o incluso Italia); "desacople temporal"; "bandas de dilatación". La agencia de publicidad encontraría el sintagma adecuado.

  3. Bajo mano, ZP y Solbes van comprando parte de la deuda externa de los bancos, intentando que el endeudamiento sea lo más doméstico posible. Esto, por supuesto, no lo consiguen completamente.

  4. Un buen día y por sorpresa, todo el efectivo retirado de los bancos tiene la cara del Rey, Galdós con el bigote, Isaac Peral, Camilo José Cela, José Sacristán y el profesor Oro.

  5. Medidas muy severas para acortar la convivencia de las dos monedas: gasolineras, hipermercados, restaurantes, bares están obligados a devolver el cambio en euros españoles. Los bancos deben cambiar todo el efectivo que la gente traiga. En pocas semanas, los euros alemanes dejan de ser de curso legal, nadie los va a aceptar salvo los bancos.

  6. Nueva campaña mediática: no te guardes los euros para cambiarlos más tarde, porque ahora el euro alemán se va a hundir y nosotros con nuestra "libre fluctuación" adelantamos otra vez a Alemania y por supuesto hay que cambiar los euros ya. Aparte, medidas de Hacienda para apuntar el nombre de todo aquel que vaya a cambiar más de mil euros.

  7. Con todo el patio tranquilo y sin redondeos de ningún tipo, de repente se obra el milagro zetapiano: ¡los pisos ya no bajan! ¡La deflación ha terminado! ¡La recesión del PIB es historia! ¡La inflación va a dejar las hipotecas en nada! ¡Los turistas vienen más y gastan más! ¡Los alemanes compran los adosados! ¡Nuestra industria exporta más! ¡Ya somos competitivos! ¡Vamos a por el pleno empleo!

  8. Lamentablemente, también nuestro hispaeuro cae en el mercado de divisas. Ahora con un euro español sólo compras medio alemán. Los precios vuelven a subir mucho más que los salarios (aunque en el maquillaje de eso hay experiencia ya), todo lo importado se pone a un precio prohibitivo, la vivienda está más asequible pero el poder adquisitivo en general no deja de caer. Los coches van cumpliendo años y no se cambian, las ropas son un poco más viejunas, los dientes más amarillos. Pero ese desparpajo de la mujer morena, ese tintorro barato, esos pinchos de tortilla, esos mercadillos de pueblo, el afilador de tijeras con el caramillo, el lechuzo con el traje de pana. España saca la pandereta y vuelve a marcarse el baile del idiota: ¡arriquitauuu tauuu! ¡Como aquí no se vive en ningún lao!


09:25:43 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja