8 de febrero de 2009
Culpables
Estoy leyendo en los comentarios de este blog y en algún otro sitio pequeñas discusiones acerca de quién tiene la culpa de esta crisis. No entiendo qué calenturas de tarro os traéis con algo que es perfectamente sencillo. Si yo cambio las reglas del fútbol y pongo el "gol de oro" y todas las prórrogas acaban en penaltis, ¿de quién es la culpa? ¿Es de los jugadores que no arriesgan o del que ha creado esas reglas? Y si elimino el fuera de juego y luego todos marcan al hombre y sólo hay pases largos y patadones, ¿es culpa de los jugadores? Un jugador de fútbol se define como alguien que intenta ganar un partido según las reglas establecidas. Un empresario (o un "inversor") se define como alguien que intenta ganar dinero a corto plazo según las reglas establecidas. En el caso de España, también como alguien que intentará saltarse esas normas sin que le pillen.

El 100% de la culpa de esta situación es de los políticos. Ellos ponen las reglas del juego, y ellos son los encargados de corregir desequilibrios y de controlar los desmanes. La gente ha actuado con codicia, pero de eso se trataba: el sistema capitalista entiende la codicia y el egoísmo como algo bueno que hace a la gente trabajar, arriesgar e inventar más. ¿No quedamos en que eso fue lo que hizo fracasar a la Unión Soviética, que no premió lo suficiente la codicia y el individualismo?

Que no vengan ahora idiotas como Obama a decir que "aquí hubo unos especuladores muy codiciosos, unos banqueros sin escrúpulos". La codicia es la razón de ser de esos especuladores.

Para mí la culpa empieza en el mismo sistema capitalista, en el famoso multiplicador bancario, que hace inevitable la inflación de la masa monetaria y la creación de burbujas de crédito. Luego, es culpable cada presidente norteamericano que, ante los avisos que la economía daba, se dedicaba a huir hacia adelante. Desde Roosevelt, creo que todos son culpables. Para la Historia queda ese personajillo llamado Alan Greenspan, que distribuía la droga ya por sacos.

En España, todo es más reciente. Con Felipe, junto a los porros y los tripis de la Movida circulaba ya el crédito. En el 93-94 hubo un serio aviso de agotamiento del "subidón". La solución fue una bestial huida hacia adelante ingeniada por Aznar y Rodrigo Rato. Sus desgravaciones a la compra de vivienda quedarán también para la Historia. Durante ocho años estuvieron vendiendo la moto del "España va bien" cuando en realidad era el crédito interbancario lo único que iba bien, la economía real se ahogaba poco a poco sin que a nadie le importase. En el año 2003 era muy evidente que existía un burbujón inmobiliario que nos abocaba a una fuerte crisis. Ahí fue la primera vez que yo hablé del tema en internet. Entonces, si un licenciado en Filología Hispánica de 26 años que se lee cuatro periódicos salmón lo sabe, el Banco de España y el Ministerio de Economía lo deberían de saber también, ¿no? Lo sabían, lo ocultaban, manipulaban a los medios para que lo taparan y vivían solamente regateando en el muy corto plazo. Y esto lo hacían no ya para ganar elecciones sino para ir forrándose de la manera más indecente en ayuntamientos, autonomías y empresas grandes y pequeñas con chanchulleos de todo tipo.

Pensaban, con acierto, que su vida política sería más breve que la burbuja y que cuando llegara la gran crisis el marrón estaría en manos de otro. Aznar estableció voluntariamente el límite de su mandato en ocho años. Creíamos que lo hacía para parecerse a la sana y transparente democracia norteamericana. La burbuja inmobiliaria que habían creado era canónica, ortodoxa, de libro. Todos los patrones se cumplían y no había ningún factor atenuante. La burbuja tecnológica se basó en algo nuevo que no sabíamos cómo iba a evolucionar. La burbuja inmobiliaria japonesa se basó en una superpoblación y en una supuesta escasez de suelo. La burbuja española se ha basado únicamente en la ignorancia de la población.

A partir de ahí, Aznar y Rato deciden quitarse de la escena y dejar a ese indigente intelectual llamado Mariano Rajoy. Gana Zapatero porque hay un atentado terrorista. Si su discurso se basaba en "no queremos la España del cemento y el ladrillo" o incluso en "hay una burbuja que va a estallar", al pisar la Moncloa tiene un ataque de amnesia y decide seguir disfrutando de las mieles del crédito. Creo que no ha existido en la historia de la civilización occidental un dirigente tan limitado intelectualmente, tan cobarde y tan mentiroso como Zapatero. Para agravar más la situación, la Economía era el campo que menos le interesaba.

Durante cuatro años, Zapatero no tocó absolutamente nada de la patológica y envenenada herencia de Aznar. El grifo de la droga siguió abierto sin ningún control, sin que el Banco de España tomara una sola medida. Durante 2007 las señales de "cansancio" del sector de la construcción son muy evidentes. La consigna para los medios públicos o dependientes del PSOE es mentir, ocultar y manipular. En ese tiempo yo ya tenía este blog y se pueden consultar los archivos fácilmente. En el ala pepera la consigna es la misma, porque no les interesa destapar el fraude del "España va bien" y sobre todo porque se siguen forrando en varias autonomías y en miles de ayuntamientos. En todos los medios, por pequeños e independientes que puedan ser, hay un interés en que no decaiga la fiesta: sus mejores y más generosos anunciantes son inmobiliarias, constructoras y bancos. La droga tiene que seguir corriendo, y quien no vea sus beneficios es un perdedor, un casposo y un funcionario.

A finales de 2007 se cortó el crédito por imposibilidad física y matemática de seguir vendiendo pisos. Había empezado una crisis de morosidad en las constructoras que anticipaba ya el desastre. De ahí hasta marzo de 2008 el Gobierno de ZP hizo mil y un malabarismos para ocultar la situación. No sólo mintió y mintió hasta el absurdo sino que quemó ingentes cantidades de dinero para alargar unos meses la actividad en empresas que eran ya totalmente insolventes y cuyos productos eran inmuebles que nadie nunca iba a comprar.

Ganadas ya las elecciones y con el síndrome de abstinencia machacando a todo el país, Zapatero ha agotado todos los recursos públicos en la esperanza de que vuelva a correr el crédito y sea la misma droga la que acabe con la resaca para siempre. Exige y demanda más crédito a los bancos. Argumenta ahora que los bancos son culpables, pero no por haber dado crédito sin control sino por no dar más crédito en estos momentos de crisis. Hasta la quiebra del mismo Estado, seguirán demandando más y más crédito como verdaderos adictos, a pesar de que ya el régimen actual está en coma irreversible.

10:24:04 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja