18 de diciembre de 2009
Pesetogeddon
Les llega su San Martín a ciertas personas muy queridas por todos, esos defensores del liberalismo losantiano cuando se trata de pagar menos impuestos, pero grandes sindicalistas expertos en sabotaje cuando les quieren liberalizar su sector. Tengo que reconocer que pensaba que no les iban a quitar sus especulativas licencias porque estamos en España, pero una directiva europea ha cambiado las cosas. ¿Por qué coño no puedo yo, que tengo carnet de coche, darme de alta de autónomo y prestar servicio de taxi? Eso creo que ha pensado Bruselas. Si los taxis fuesen gratis, se podría hablar del acceso de los pobres al transporte, pero es que son mucho más caros que los libres (que ellos llaman intrusos), y el servicio que prestan es contaminante e ineficiente en las grandes urbes, un lujo para el que lo puede pagar.

Tres veces en mi vida he cogido yo un taxi: dos me estafaron en Madrid, la otra se quejó porque la carrera era corta y llevaba yo equipaje, y luego puso mala cara cuando le hice devolverme el céntimo que sobraba.

Desde luego el sector es una pequeña joya de la economia hispana:Entonces, el artículo de la ley Ómnibus tiene que ser el principio, a partir de ahí hay que ir aumentando los tranvías, los carriles bici y los autobuses eléctricos hasta dejar los taxis (eléctricos también) para discapacitados o gente que carga mucho equipaje.

Dirá alguno que a mí qué más me da el gas oil, que yo no creo ni en el peak oil ni en el cambio climático inducido. Pero sí creo en la calidad del aire y del sonido ambiental.

Y después, ya que estamos lanzados, entramos a por las farmacias, las autoescuelas, los estancos y todo chiringuito privado con licencia pública.

Dirá alguno que yo, que defiendo el sector público, debería de defender estas mantráfulas. Pero precisamente lo contrario: lo privado debe de ser 100% privado y lo público 100% público, porque estas fórmulas mixtas, estos fueros antiguos, son un material de arrastre que va a hundirlo todo. El ciudadano necesita que le suelten lastre.

Hace dos días estaba leyendo una sentencia del TSJCV que trataba sobre una mujer que solicitó una licencia para una farmacia y la administración tardó dos años en dársela: el juez tasa esos dos años de lucro cesante, previo descuento de lo que la mujer ganó en su puesto de trabajo, que lo tuvo, en 200.000 euros. Y eso lo hace con un peritaje de un economista que ha estudiado el beneficio medio de las farmacias de la zona. ¡Y trae la gente la receta ya escrita por un médico "del seguro"!

10:25:39 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja