30 de enero de 2010
Staatsbankrott
Sólo escuchar la palabra acojona: staatsbankrott. Suena al Marx más apocalíptico. Empieza con una afirmación que seguro que repiten hoy en el Informe Semanal: "Hoy Grecia, mañana Ucrania y en breve España: muchos países están cerca de la bancarrota tras el crash financiero mundial". Lo cierto es que los alemanes parece que han empezado a cagarse en los últimos días. Primero el Deutsche Bank recomienda vender la deuda española, luego insinúan su salida del euro y ahora van pasando reportajes que parecen un pasquín de Buenaventura Durruti. Esto es ya una guerra abierta para apuntillar al morlaco moribundo, y yo ya sabéis que soy de la opinión de cornearlos antes que nada. Si me sientan en El Bulli y me sirven una fuente con zurullos hidrogenados y un ventilador tengo claro lo que haría.

España debe empezar a planificar estrategias para exportar su crisis, igual como hicieron los norteamericanos hace dos años. Lo primero es hacer un examen de conciencia, respondiéndonos tres sencillas preguntas:
  1. ¿Hay alguna posibilidad de generar suficiente dinero para devolver lo que se debe sin recibir más crédito?

  2. ¿Puede mantenerse la estructura del Estado tal y como está si el crédito se corta completamente?

  3. ¿Puede evitarse la suspensión de pagos en un futuro próximo si el crédito se corta completamente?
Si las tres preguntas se responden negativamente, es imperativa la suspensión de pagos del Estado lo antes posible. Cuanto más se alargue la situación, más graves serán los daños al final.

Porque las medidas como alargar dos años la jubilación en 2025 no son más que respuestas evasivas a las presiones que ZP recibe desde Europa. Yo me lo imagino negociando con Merkel, pidiendo más crédito y ella diciéndole: "oiga, usted me pide más pasta porque va a quebrar pero sigue jubilándose a los 63 años mientras que aquí lo hacemos a los 67". Entonces, no le ha quedado más remedio que tirar balones fuera con un plan que nunca se ejecutará en esos términos porque él ya no estará y quien nos intervenga se dejará de chorradas y meterá la tijera sin miedo. Pero sólo la perspectiva de tener que trabajar dos años más en el segundo cuarto de este siglo ha sido suficiente para soliviantar a las masas. Al borde de la huelga general está Cayo Lara (y así seguirá).

El IVA lo suben dos puntos ahogando la economía, la luz para arriba ahogando la economía, los jóvenes el 50% sin empleo, los gastos del Estado al doble de los ingresos, el FROB planeando quemar 90.000 millones de euros, el paro camino de los cinco millones, pero equiparar nuestras jubilaciones a las alemanas dentro de quince años sí que ha sido una puñalada. Me tiro a la calle ahora mismo.

Y dentro de la ignorancia y la necedad de la España actual habría que mencionar el encuentro de dos idiotas: por un lado alguien que gasta años de su vida en construir gráficas con datos falsos y luego no tiene la más mínima idea de su significado: ni las causas, ni las consecuencias, ni la evolución futura. No sabe nada de nada, ni nadie entiende nada de nada, pero él presenta el dibujito. Y por el otro lado alguien que pregunta por qué, ante la vista de esa gráfica realizada con datos que sus propios subordinados han fabricado y manipulado, Zetapedo no actúa y corta el crédito por ley o avisa a la población para que no compre más pisos. Venir en enero de 2010 a demostrar que se han construido muchos pisos en España y que se ha endeudado mucho la gente tiene un mérito inmenso. Creo que en el casino de Pedreguer había un viejo con alzheimer que no se había enterado. Ahora en 2015 que nos saque la gráfica del paro.

21:10:43 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja