9 de mayo de 2010
Mario Conde II
El viernes vi por segunda vez el documental que ha hecho Intereconomía sobre Mario Conde. De entrada, he leído en un foro que esos panegíricos se deben a la entrada de Conde en el accionariado del grupo. Esto a ver si alguien en los comentarios me lo puede confirmar, pero tiene que ser cierto si atendemos a la kinésica: hace un par de meses el presentador lo cortaba cuando hablaba como si fuese un cuñado en paro, ahora es Conde el que marca el tempo de sus debates. Sea como sea, el documental cuenta una vida que llama "extrema" y que, puesta así en película, a mí me parece más bien corta y triste.

También se ocultan varias cosas que son importantes: allí en sofá estampado, con el traje impecable, Conde dice: "es verdad que teníamos problemas, pero...". Bueno, esos problemas eran un agujero de 2.700 millones de euros y creciendo. Tenía un acuerdo con JP Morgan, que básicamente consistía en ampliar capital. Esto es, vender el banco, diluir el valor de las acciones.

Al principio del documental Conde explica algo que me llama la atención, y que para mí muestra por qué le han dado tanta leña. Él está recién licenciado, con su buen expediente y su pelo engominado, y va de vacaciones a su pueblo. Entra en un bar, ve una chica que le gusta, se acerca y le dice que si es guapa. Esta chica tiene un novio que está allí con ella. El chico le dice a Mario Conde: "ella está conmigo", y Conde responde: "no, si no hablo contigo ahora".

¿Cómo se puede ir por la vida, no ya con esa chulería sino con esa inconsciencia? Este hombre se caracteriza por su total falta de astucia. Tiene inteligencia de opositor, que memoriza para impresionar a alguien pero que no encuentra un campo práctico donde hacer valer ese conocimiento. Y además cree que la gente que se encuentra por la vida debería darle las gracias por haberle dejado pisar sus callos. Obviamente, en cuatro o cinco años de periplo financiero se fue ganando tantos enemigos que se fueron a por él con todo el peso de una casta dirigente, que en España es mucho.

Él mismo explica cómo va cometiendo error tras error: empieza con su amigo Abelló ofendiendo al gobernador del Banco de España, luego rechaza la OPA del Santander y se pone en contra a don Emilio. Mientras tanto, se hace amigo de las mentes más preclaras: Juan Carlos I y su padre. Cuando ya lo tiene todo controlado y ve que España se rinde a sus encantos, con ese guiño de ojos y esa sonrisa tontorrona, se va a ver a Julia Otero a contarle si duerme en calzoncillos o en pijama. Se pone a invertir en medios de comunicación con propósitos no muy bien explicados. Y para rematar los despropósitos, insulta a Aznar diciendo que no vale y que no tiene carisma.

Yo creo que, en lugar de documentales sesgados, haría el videojuego de Mario Conde: en la primera pantalla, te sientan en el sillón de Banesto, y a partir de ahí debes acabar en la cárcel en menos de cinco años: a) Vendes por sorpresa aumentando el capital y compras acciones del Santander. b) Aceptas la OPA y en lugar de los Borbones te haces amigo de los Ybarra y los Botines. c) Inviertes en las campañas electorales de los partidos políticos. e) Saneas el banco con una gestión modesta y prudente. f) Encabronas a todos, te ganas los peores enemigos y quiebras el banco.

Yo creo que muy pocos conseguiríamos fracasar tanto. Y sigo pensando que todas las hostias son pocas para un tío que hizo lo que él hizo en aquel bar del pueblo gallego.

20:23:14 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja