25 de diciembre de 2010
La respiración holotrópica
Hace un mes aproximadamente, llegó a mis oidos una expresión nueva: "respiración holotrópica". Se trataba, teóricamente, de un método de "autoexploración" y sanación que saca fuera lo malo que tienes dentro. Estuve incluso pensando en apuntarme a ver si se me abrían las puertas de la percepción. El problema es que luego he estado buscando información y enterándome de la movida. Y tengo claro que no voy a ir.

Los talleres de la respiración holotrópica funcionan de la siguiente manera: primero pagas 165 euros y luego te presentas un sábado por la mañana en un chalet de una urbanización. La gente se tumba en el suelo y empieza el baile, que durará tres horas: la primera hora sirve para generar hiperventilación, respirando más profundamente y más rápido de lo normal; la segunda hora, cuando se deja la respiración forzada, es el viaje propiamente dicho; la tercera hora sirve para ir saliendo del trance. Todo esto se hace con música chamánica de tamborcillos y voces raras. La gente entra en un "estado alterado de conciencia" similar al del LSD. Hay quien se pone a gritar como poseso, hay quien se levanta y quiere matar a Lucifer, hay quien ve a su abuela en bragas. A algunos hay que agarrarlos entre tres o cuatro para que no la líen. La diferencia principal con el LSD es que la hiperventilación genera tales convulsiones que a muchos se les queda el cuerpo como si les hubiesen dado 30 palizas. Hay allí unos monitores que se llaman "facilitadores" y a los que no se les exige, en principio, titulación alguna. De hecho, a cada tío que alucina le debe cuidar otro de los alutinaturi, que se pondrá a respirar después. Por eso se suele acudir a los talleres con alguien de confianza.

La teoría, como explica este "psicólogo transpersonal" es la siguiente: tú cuando alucinas ves lo malo de tu subconsciente, toda esa basura que nunca pudiste asimilar. Cuando este material emerge a tu consciencia en tu momento de trance, eso pasa al nivel consciente y es evacuado gracias a la capacidad innata de autosanación de la mente. Por eso estos tíos, iluminados por su método científico, son capaces de algo nunca visto en psicología: curar a los enfermos de 25 en 25 en un solo día y sin hacer mucho más que evitar que se tiren por la ventana y poner luego la mano para cobrarles. A 165 euros el tripi, ya os he dicho.



El inventor de todo el método se llama Stanislav Grof, un tío que pasó 40 años dando LSD a pacientes para hacer terapia, hasta que le prohibieron su benéfica materia prima y tuvo que inventar algo que generara efectos similares. Leed
la obra capital
de este filántropo.

Esto es importante porque muchos de los que se apuntan a esos talleres son gente bastante sana, que nunca se comería un "ajo" y que ve en las respiraciones una fuente de salud. Esto es absolutamente falso porque el LSD no tiene ninguna toxicidad, las dosis, aun las más potentes, son tan ínfimas que no afectan físicamente al cuerpo para nada. Otra cosa son los efectos mentales, porque nosotros somos nuestro pasado y todo ha dejado su huella, a veces dolorosa e inhabilitante. Con el LSD la gente vive infiernos tan abominables que su equilibrio mental queda destruido. Esto es lo que yo no entendía cuando empecé a informarme sobre este tema. Ahora lo veo más claro.

La respiración holotrópica, como hijo bastardo del LSD, es peor aún. Primero está el efecto físico en el cerebro de la hiperventilación:
Hiperventilar (ventilar en exceso), es respirar más rápido y profundamente de lo necesario.

Cuando hiperventilas se produce un conjunto de cambios químicos en la sangre, debido a que se exhala más dióxido de carbono de lo normal.

[...]

Cada vez que respiramos, en los pulmones se oxigena la hemoglobina sanguínea, lo que permite llevar el oxígeno necesario a todos los tejidos del cuerpo, a través de la circulación y se elimina el dióxido de carbono o CO2 producido por el metabolismo celular. El torrente sanguíneo lleva este CO2 desde las células y los tejidos a los pulmones, donde será exhalado o eliminado por la respiración.

Cuando uno hiperventila la hemoglobina se satura de oxígeno y hay pérdida excesiva de CO2, creándose un desequilibrio metabólico. Esta baja de CO2, lleva a una alcalosis (se eleva el PH sanguíneo), esto es por un lado una señal, que produce indirectamente los síntomas de hiperventilación, como mareos y parestesias. Otro cambio producido por la alcalosis respiratoria es la constricción de las arterias que van al cerebro, con lo que se generan mareos. Si esto se prolonga, los riñoñes tratan de recompensar el desnivel y los síntomas pueden disminuir, pero la persona permanece en un balance precario.
Y ahí es cuando viene la experiencia mística:
El hecho de que esa presión cause que la hiperventilación produzca una hipoxia cerebral es paradójico, pues el cuerpo debería estar mejor con una gran cantidad de oxígeno después de haberse sobreaspirado. El mecanismo en esto es que, la propia sangre se vuelve anormalmente alcalina, como resultado de la excesiva eliminación de CO2, que es lo que la mantiene ácida. Este aumento en el pH de la sangre se vuelve una alcalosis.

Los síntomas de la alcalosis son: irritabilidad neuromuscular, espasmos musculares, hormigueo y entumecimiento de las extremidades y alrededor de la boca, mareos y vértigos, casi siempre interpretado por los jugadores como euforia.

Desafortunadamente, la alcalosis, tiene otros y más complejos efectos en el sistema neuromuscular, y entre otras cosas interfiere con la utilización normal del oxígeno del cerebro.
Y ahí ya lo más de lo más:
Cualquier actividad que prive al cerebro de oxígeno tiene el potencial de causar daño moderado a severo a las células del cerebro que lleva a la pérdida permanente de la función neurológica, que van desde la dificultad de concentración o pérdida de la memoria a corto plazo, problemas mentales de por vida o a la muerte.
Y aún no hemos alucinado. Vamos a ello:
Pero bueno, por muy loco que alguien piense que va a quedarse... la inmensa mayoría volvemos a casa, más o menos maltrechos, pero volvemos. Se puede tardar más o menos (estas unos días con pequeños flashbacks o viendo distorsiones o colorines... pero con el tiempo las cosas vuelven a su estado "normal") La gran mayoría, repito.
Y aquí un poquito más de "material":
psicosis un efecto permanente?…..es mi sugestion o depoes de mi primer mal viaje me qedaron los qe yo llamo destellos de psicosis…un miedo terrible y la sensacion de animales qe recorren mi piel…los siento por el solo hecho de pensarlo…ya no puede kaer a mi lado una hoja de arbol porque es un panico cada ves…es esto posible o soy yo la que provoca todo…lo bueno es qe en el viaje no ah ocurrido de nuevo jaja

[...]

un dia m malviaje y valio despues m comi un aceit me la pase bien chido pero el 2do estubo horrible y desde esos dias llevo como 2 años q hay temporadas en las q no puedo dormir pienso cosas horribles y x mas q fume m sigo malviajando asi aunq m sienta segura no es tan facil dejar de pensar en el malviaje hay esque ya ni se que pedo?????????

[...]

entiendo completamente lo que hablan , yo tuve un mal viaje en un trance, algo muy fuerte y muy desagradable, pero , hace un par de meses, tome nuevamente trip , o volvi al mismo lugas senti el mismo olor y la misma sensacion, despues de este ultimo viaje mi miedo paso , puede llegar nuevamente al punto en el cual me perdi

ahora el espacio que hubo entre el mal viaje y este re ecuenttro, fue horrible, teni que bajarme del metro para poder escaparme del la psicosis , no podia mirar a las personas a la cara

[...]

yo tambien me identifico pero no creo q tenga el valor de volver a tomarlo…tube al demonio hablandome telepaticamente diciendome que se habia apoderado de mi para el resto de mi vida…fue horrible,deje de fumar porros,era fumador habitual a la semana siguiente fume unas caladas de hierva y flash back, volvio a recordarme q hay estaba y nunca se iba a ir…

[...]

nomames si es culerisimo y saben q es peor? quedarse en el viajeeee, no es q siga moto pero aun m quedo la sensacion de mi ultimo malviaje CULERISIMO, m estaba muriendo, antier tuve un ataque de panico y psicosis por tan solo recordar mi malviaje y como entre, dias antes m puse a pensar como es eso d q la gente se queda en malviajes, “se podra tener un malviaje sin nada?” me pregunte y sorpresa al dia sig mientras dormia mi hermana m desperto pa pedirme algo y pues en ese trance d dormido y despierto m regreso en cuestion de segundos esa sensacion de malviaje q poco a poco se fue haciendo mas grande como una bola d nieve hasta salir corriendo d mi casa, de nuevo sentia q moria, q m iba a dar un infarto mil mamadas, no llegue a mi casa, no dormi, recé, chille, corri, hasta q fui con una amiga q es pastora de cristianos, m senti a salvo y en paz en su casa. Aun asi m quiere entrar a cada momento pero trato d controlarlo. Neta esa psicosis q te queda es de la verga, si alguien sabe q hacer, digameeee

[...]

yo tuve 2 mal viajes d lsd el priemro leve pero el segundo pense q me kedaba loco porq no podia pensar nada era mil pensamientos a la ves y veia q me salia el alma asta q me acoste y dije estoy drogado si yo pienso para mal me va a epgar para mal y empese a pensar en placer y me relajarme y pude pero fui ezquisofrenico por un tiempo y desde eso no tooco un maldito lsd nunca mas en mi vida para mi los mal viajes son los limites de la mente q si te pasas de eso es bye bye diganle NO AL LSD.


21:17:05 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja