28 de enero de 2011
La función de los sindicatos
Cuando tenía 20 años participé en una carrera ciclista que se hizo aquí en mi pueblo. Se trataba de dar vueltas a una fábrica grande en el polígono industrial. Hacía cada equipo tres tandas de una hora cada una y yo acabé dando 180 vueltas, de algo menos de un kilómetro cada una. En la primera hora me puse a veces el primero, para ir tirando, y al terminar me riñó el ciclista más veterano del club del pueblo: "¿Por qué ibas tirando si teníamos compañeros cortados detrás?". Yo le respondí: "también te he visto a ti tirar". Y dijo: "pero yo me ponía delante para frenarlos".

Como aquel ciclista viejo y resabiado, los amigos Cándido y Totxo no es que sean un apéndice del Estado, es que son malos actores de una mojiganga: ellos hacen como que para que los otros esperen y no hagan nada. Las "duras" negociaciones no son tales, son puestas en escena para que la gente espere algo. Luego hacen una huelga deliberadamente descafeinada, amenazan con otra huelguecita y siguen ahí chupando y mamando, haciendo la revolución con la hoz y el Martini detrás de las mariscadas.

13:10:20 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja