1 de abril de 2011
Dación en pago
Esto de la "dación en pago" suena a lenguaje jurídico de ese bueno, como de tener mucha razón. Al menos eso le debe de parecer a La Mosca: "El asqueroso póster de La Caixa":
Asco e impotencia. Eso sentí cuando me topé con un enorme póster publicitario de La Caixa.
"El PISOtón", rezaba el cartel. Y más abajo unos atractivos eslóganes: "Viviendas desde 50.000 euros" o "Si buscas piso, ésta es tu oportunidad".
Mientras los politicuchos del Congreso se niegan a respaldar una iniciativa legislativa popular para que la entrega de la vivienda salde la deuda hipotecaria con el banco, los banqueros se dedican a vender los pisos embargados a mitad de precio, o menos.
[...]
La "dación en pago" existe ya en Estados Unidos, Francia o Gran Bretaña; pero nuestro autodenominado Gobierno de izquierdas ni se plantea esta posibilidad, no vaya a ser que se enfade el todopoderoso Botín.
Ay, mosca, mosquita. Con lo bien que estábamos con nuestro IR-, el +17% y las desgravaciones por operación de tetas habitual, ha tenido que venir doña Crisis a darnos problemas. ¿No podía haberse quedado con don Pimpón y el monstruo de las galletas jugando a las canicas?

La "dación en pago" se utiliza en la mayoría de países y consta muy claramente en el contrato de la hipoteca, y a partir de ahí lo firmado se cumple. Obviamente, esto obliga a cobrar un diferencial mucho más alto para que las mosquitas que trabajan paguen los pufos de las mosquitas que van al paro. Si las mosquitas que van al paro son muchas y las que trabajan pocas, el banco quiebra y los que dieron el dinero de la hipoteca lo pierden. Estoy a favor de hacer eso, para hipotecas de nueva constitución, por supuesto.

Lo que no sucede en ninguna parte del mundo es que el 50% del sistema financiero esté en manos de políticos que dan los créditos con la manga totalmente ancha al primero que pasa y luego cuando hay agujerillos meten la mano a la caja pública y los van tapando sin asumir ninguna responsabilidad. No pasa en ninguna parte tampoco que, teniendo un burbujón inmobiliario colosal y bíblico, se subvencione con dinero público la entrada en ese burbujón por parte de los ciudadanos. Por eso se ha llegado hasta aquí, y lo que nos queda aún por ver.

Los pisos van a seguir bajando hasta no valer nada, y las mosquitas seguirán con la boca abierta y el coño cerrado esperando la revalorización de los visillos. Vivíamos en un estado de presión insoportable, con novias, suegras y madres apretando para hipotecarnos, con más y más cuentas de la lechera sobre la estupidez de pagar un alquiler y las maravillosas condiciones del crédito con tipo variable, seguros de vida y hogar obligatorios y "no dación en pago". Lo que iba a pasar lo pregoné por internet, por mi círculo social y por las tías del meetic, que me mandaron a la mierda. Sólo me faltó ponerme una túnica color butano y salir tocando la pandereta. Por eso ahora no tengo ganas de escuchar lloriqueos de mosquitas, y menos cuando lo que les escuece no es que las puedan perseguir por la deuda sino que vendan los inmuebles más baratos.

Con los "rescates" a las cajas más el FROB y las desgravaciones que va a traer el idiota de Rajoy creo que ya hay bastante socialización de deudas, no hace falta también ahora que se quiten de encima los pisos aprisa y corriendo para volverlos a comprar mañana a mitad de precio y la diferencia cargarla a la cuenta de todos a modo de rescate de esa cajita o banco. A una cuarta parte del precio compraré yo, si es que tengo ganas, dentro de unos años. De momento, sigan pagando.

20:19:50 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja