20 de mayo de 2011
Perroflautas fuera
Cuando dije que yo me sumaba al DRY lo hice después de ver el famoso vídeo de Rafael Darro por un motivo: en lugar de perroflautismo, forros polares y piojos de rastafari, vi talento. Y a mí eso me basta, no necesito programario político ni proclamas en PDF.

Pero ahora que el DRY ha tenido éxito, se enfrenta a un grave problema: el amigo Cayo Lara ha estado mandando a sus cachorros a montar las acampadas, a hacer asambleas, a pedir el salario mínimo, a pedir el subsidio para vagos, perroflautas y maleantes. Y lo ha hecho camuflándose y sin mostrar su verdadera cara, cosa que sólo alguien deshonesto puede hacer. Ha mandado hasta a su hija a acampar.

Esto ya está produciendo un efecto huida de la gente de bien, como es natural. Pero el problema es aún más grave, porque El País, como brazo mediático del PSOE y pilar fundamental de la II Restauración que ha sido y sigue siendo, ha conseguido ver esta vulnerabilidad y la está explotando para hackear el movimiento desde dentro. Ya con esa idea de rebautizar las revueltas como "15-M" se les vio el plumero, porque quieren hacerlas pasar por las suaves marchitas de Marruecos y no quieren aquello de #spanishrevolution para nada. Si alguien tiene miedo de las rudimentarias manipulaciones de Intereconomía, con éstos que se prepare porque son mucho más retorcidos.

Por eso pienso que los acampados esos de la asambleita, el piquetero que impedía a la gente hablar a los micrófonos, la cascada de portavocías y los sesentones comunistas salidos del armario con la tricolor atada al cuello deberían volverse por donde han venido. El DRY no debe hacer ningún manifiesto, ni propuesta de Constitución, ni lista de peticiones populares (y yo me equivoqué hace dos días cuando puse las mías): el DRY tiene que decirles a los de IU lo mismo que Lola Flores a los que fueron a la boda de su hija: ¡si me queréis, iros!

Si Anguita y Cayo Lara sectarizan el movimiento y se estanca su crecimiento, en el momento que Rubalcaba perciba que ya no puede crecer más entonces sí que cargará con todo, porque ahora lo que lo retiene es el miedo a un efecto multiplicador. Para ganar al actual ministro del Interior en la calle, hay que jugar al ajedrez mejor que Bobby Fischer, y de momento lo que hay es mucha inocencia. El DRY tiene que permear toda la sociedad española: derecha, izquierda y centro, sin más consigna que Islandia. Si eso no lo consigue, estará perdido.

Y por dar una medida concreta: las concentraciones deberían de cambiar de sitio cada día, para no convertir las acampadas en una especie de "núcleo duro" y referente de todo lo demás, porque ahí se pierde el espíritu de internet y su cualidad proteica, que es lo que la hace peligrosa para el stablishment. Las acampadas (o sea, Cayo Lara) están intentando centralizar lo que desde un principio ha estado y debe seguir estando descentralizado.

16:27:58 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja