23 de julio de 2011
No hay verano como el nuestro
Por aquí un verano tranquilo, hemos hecho un viajecito mientras sonaban los discos-móviles y ahora vamos cargando las pilas, con gazpacho natural y unas paellitas de calidad.

Hay alguno o alguna que pregunta qué pasa aquí, hay cosas raras. Pero aquí no pasa nada, que el régimen se cae a cachos como ya se avisó. Camps se larga para no aceptar ser culpable, cosa que yo también hubiese hecho. Hay que saber dimitir por el honor y con pensión vitalicia, no por la quiebra de tu caja de ahorros ni por la insolvencia de tu institución ni por la ausencia de posibles trinques futuribles. Aquí se dimite por honor, con la frente bien alta.

Y que no se extrañe nadie si cunde el ejemplo democrático, porque las redes clientelares se han inutilizado o deteriorado mucho. Fácil sería que otros sanadores de la Patria tomasen las de Villadiego una vez se hubiesen asegurado las pensiones. No queda un duro en la caja y la cola de acreedores da la vuelta a la manzana.

Las cajitas de ahorros, que son el juguetito más preciado de un buen cacique regional, van a ir privatizándose, fusionándose o cayendo en manos del Banco de España. Ese motor del crecimiento económico que ha sido recalificación + crédito al promotor + crédito a los clientes del promotor ha desaparecido hace tiempo ya. Ahora la CAM es el Banco de España, ahora es cuando vienen los negocios buenos. Dinero a espuertas:



19:58:42 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja