1 de abril de 2012
El GIMAD arranca motores
Hace dos años y medio que estoy deseando escribir esta entrada. Básicamente viene a resumir el esfuerzo más hercúleo que he hecho en mi vida, y también a explicar el porqué de mis cada vez más espaciadas actualizaciones de este blog.

GIMAD son las siglas de Geolocated Instant Messaging Application for Dating, y ya con eso muchos sabréis de qué va el tema. Todo parte de aquel proyecto que se llamó Nuevosamigos.net, que era una copia en PHP de las funciones básicas del Meetic. Yo allí ya vi los problemas de las webs de contactos: una tecnología limitada y preparada para descargar documentos, como es la web, y un concepto alienante de las relaciones humanas, con una masificación de fotitos y perfiles, en páginas y más páginas. Usar el Meetic o el Nuevosamigos era como buscar un empleo, mandar tu curriculum, hacer búsquedas y más búsquedas. Pronto venía el hartazgo y se llegaba a la deshumanización, a la superficialidad y a la desconfianza.

Entonces, viendo cuál es realmente la red social más potente del mundo, que no es el Facebook sino el Messenger, entendiendo que la búsqueda de pareja debe realizarse por proximidad geográfica, pensando en evitar las grandes muchedumbres y sobre todo teniendo en cuenta que el navegador no es ni será nunca un sistema operativo, tuve la idea de escribir yo mismo una aplicación geoposicionada de mensajería instantánea.

Las primeras personas a las que se lo comenté fueron dos amigos míos que estaban un viernes por la tarde jugando al rol. Uno me miró con cara de no creerme capaz de acometer proyecto de tal envergadura, mientras que el otro me dijo que tirase adelante porque ahí había un market killer.

Me puse manos a la obra, formándome primero con los mejores libros. Los iba comentando aquí, aunque no dije para qué los leía: "The C Programming Language", "Advanced Programming in the UNIX Environment", "The Art of Computer Programming", "Programming Windows" y algunos más que no merecieron comentario. Empecé en los primeros días de 2010 y calculé aproximadamente un año de trabajo, que luego ha sido más del doble.

El GIMAD son cuatro servidores en Linux escritos enteramente en C y un cliente de Windows picado con la clásica Winapi. En total, algo más de 17.000 líneas de código.

Las ventajas de este programa se resumen muy sencillamente:
  1. El concepto es más parecido a la vida real, ya no estás haciendo puerta fría por ahí "buscando pareja", sino que cuando se tercia una conversación la tienes y cuando no haces otras cosas en el ordenador o estás viendo la tele. El ligar por internet ya no es un esfuerzo sino una diversión, ya no estás a la caza de una pareja sino sencillamente abierto a conocer gente.

    Este cambio de concepto es lo que yo creo que va a facilitar que mucha gente que no se apunta a los sitios de contactos sí que se apunte aquí.

  2. La cantidad de perfiles que se visualizan es mucho mas pequeña, sobre todo si el usuario es inteligente y acota bien sus criterios geográficos. Las parejas no funcionan en la distancia, por eso no vale de nada ver fotitos de personas a 300 km. Ni tampoco soñar con cambios de residencia ni otras historias que van a salir mal. La forma en la que se encuentra una pareja en la vida real es relacionándose con menos personas pero tomándolas más en cuenta, porque las buenas amistades sólo surgen con un trato humano y cercano, no con algoritmos de compatibilidad ni buscadores tipo Google. Por eso yo nunca he entendido esos sitios que proclaman "aquí hay un millón apuntados". La tasa de nupcialidad en Madrid y en Dénia es la misma, la escala se reduce pero eso no afecta a la interacción, tal vez la beneficia.

    Con las webs, la gente entra, mira y busca, a los diez minutos se cansa y cierra. ¿Cuántas posibilidades hay entre dos personas compatibles que viven cerca y que podrían enamorarse de encontrarse? Pues básicamente, teniendo en cuenta que se conectan todos los días y que el número de horas útiles para ellos es de cuatro, con un tiempo de permanencia en la web de 25 minutos, el 10%. Pero si encienden el GIMAD y lo dejan ahí durante esas cuatro horas mientras hacen otras cosas, las posibilidades de encontrarse son virtualmente del 100%.

    El GIMAD quiere una rehumanización de las relaciones por internet, que cada persona tenga quien la escuche y se vayan los hombres y las mujeres conociendo poco a poco y con respeto.

  3. Por último, he procurado dar a la gente la máxima privacidad. Ya no puede alguien abrir los criterios de búsqueda a mil kilómetros a la redonda y ponerse a mirar perfiles de personas que sólo buscan una pareja cercana. Ahora quien busque novia a mil kilómetros, sólo podrá ver a mujeres que buscan novio a mil kilómetros, si un perfil no entra en tus criterios de búsqueda ese perfil no podrá verte aunque tú entres en los suyos. También, lógicamente, se puede ir ignorando aquellos perfiles que sabes que no te van a interesar. Y, por supuesto, no se me ocurre abrir las búsquedas al público en general, como hacen algunas webs.
La aplicación se encuentra de momento en versión beta y supongo que habrá que ir haciéndole rodaje. Va a ser totalmente gratuita hasta que haya unos 100.000 perfiles, y luego tendrá un precio mucho más bajo que la competencia, aproximadamente 20 € cada tres meses. No os voy a dar 50 céntimos como Donnald Knuth si me encontrais un fallo, pero os quedaré agradecido.

Instalar GIMAD


00:00:00 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja