22 de mayo de 2017
El Empecinado Sánchez
Me ha sorprendido el triunfo de Sánchez. El apoyo popular lo daba por hecho, pero estaba convencido de que el establecimiento haría algún pucherazo o similar. En realidad, pienso que no lo han hecho porque se han confiado.

Cuando se presentan a las elecciones mujeres elegidas a dedo, hay que procurar no confiarse.

Y ahora hay un pequeño problema, que yo creo que no será tanto. De entrada, si está Iglesias frotándose las manos con una supuesta moción de censura, pienso que esa moción no va a prosperar. Creo recordar que para conseguir la mayoría del PP sólo hacía falta la abstención de dos diputados socialistas. Y viendo cómo está el percal, es claro que esas abstenciones se van a dar.

Por tanto, no hay que hacer elucubraciones sobre adelantos electorales, porque Rajoy es una especie de percebe pegado al sillón y los diputados socialistas, que saben que Sánchez conformará listas completamente nuevas, procurarán no apretar el botón de su despido. Mejor quedarse en casa esos días, ver la tele un ratillo, y ya si hay que tomarse algún gin tonic a 50 céntimos dejarse caer por allí, pegar unas charlas y dejar correr las semanitas hasta junio de 2020. Sánchez puede hacer ruido, pero no puede quitar a los diputados que ya tienen su acta.

Cuando haya que ir a las urnas, ahí sí que se abren dos posibilidades: o bien aparece un nuevo partido socialdemócrata centralista, o bien esos votantes se sienten bien representados ya por Ciudadanos. Hay ahora mismo una mitad del PSOE que no tiene representación.

Y el problema aquí, al margen de toda la farfolla que se está vertiendo, es pura y simplemente el modelo de reparto del dinero. Los catalanes, valencianos y parte de los madrileños quieren que cada uno tenga lo suyo, mientras que los andaluces y extremeños piensan que el socialismo es chupar de los demás territorios. Esto es lo que hace que haya en el socialismo dos bloques irreconciliables, con intereses completamente opuestos.

Otra cosa que ha quedado clara es que la llamada "vieja guardia" de consejeros de Gas Natural, Endesa y demás, junto con los culos gordos de "la única autoridad soy yo", la caterva de feministas y el periódico quebrado que los ha sustentado son ya un puro escombro que debe ser retirado.

Eso no quiere decir que el PSOE pueda volver a ser un partido hegemónico de la izquierda ni de lejos, porque a lo ya cedido por el ala izquierda a Podemos ahora tendrá que sumar más cesiones por el ala derecha a Ciudadanos o a un hipotético y poco probable nuevo partido. El PSOE va a quedar muy adelgazado en una tierra de nadie, aunque para eso faltan tres años.

Lo que sí que ha demostrado Sánchez es que es un nuevo Empecinado, un maestro de la guerra asimétrica y de guerrillas, un completo irreductible.

17:59:26 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja