7 de junio de 2017
La caída del Popular
Ha sido para algunos una cosa totalmente inesperada. Compraron acciones del Banco Popular a precio de ganga y ahora, cuando se ha visto que no valían nada, quieren montar una "plataforma de afectados" y ver si pueden rascar algo del Gobierno.

Y yo, para enterarme un poco de lo que ha ocurrido, me he leído por encima la presentación de resultados del banco correspondiente al primer trimestre de 2017. Es un PDF lo más confuso posible, con grandes titulares del tipo "mejora de las tendencias", "ingresos recurrentes y mejoras de eficiencia", "avances en la venta de activos no estratégicos", y con frases como: "Los ahorros por TLTRO2 en el trimestre alcanzan los 18,6M€" o "La contribución de la cartera de RF se incrementa 4M€", o mejor aún: "1,64 p.p de la variación del CET 1 Phase in se explican por el efecto calendario de faseo, sin ningún cambio subyacente en solvencia".

Pero, junto con todo eso, hay otros datos bastante claros y escalofriantes. Por ejemplo, en la página 26 de ese PDF nos aparece lo siguiente:



Así, de pasada, mencionan con la boca pequeña: "sí, unos NPA y tal...". Pero, si buscamos en la Investopedia lo que son los NPA, vemos que son las siglas de Non-Performing Assets, eufemismo muy técnico que traducido sería "los créditos que no nos los están pagando".

Aquí se puede ver mejor el detallito:



Cuando un banco capitaliza 4.000 millones en la bolsa y tiene 37.000 millones en créditos que no está cobrando, pues las cosas bien no pueden estar. El informe se esmera en demostrar que está intentando vender ladrillo (459 millones en el trimestre, pequeña calderilla) o los mismos créditos dudosos a entidades de cobro (402 millones). Pero cuando aún te queda todo el agujero casi intacto, y los depósitos de todos los clientes, sumando cuentas a la vista y depósitos a plazo, apenas suman 78.145 millones (como se indica en la p. 24), pues se comprende que nada más retasando el ladrillito embargado (como es preceptivo) caen otros 496 millones en "provisiones", que básicamente son pérdidas.

Y si además a esto le sumamos que la fuga de depósitos ya había empezado (en la p. 16 reconocen unos 800 millones sólo entre enero y marzo), pues más blanco y más en botella.

Claro, yo no es que sea un experto analista financiero, no llego al nivel de la gente de Goldman Sachs, que el 4 de abril valoraba el banco en 1,05€ por acción, un 24% más que su cotización de aquel día... Pero hablando de inversores aficionados sí que podría decir que si alguien ha quedado desplumado, teniendo delante de sus narices todas las cifras bien claras, sabiendo cómo estaban las sucursales del Popular, que parecían un viaje en el tiempo a los años 70, y sabiendo la cantidad de ladrillo tóxico que había allí dentro, pues no sé cómo esto ha podido suceder.

Actualización:
Aunque pienso que los especuladores bursátiles deben asumir sus pérdidas sin pedir dinero al Estado, hay también un temita con los famosos COCOs que es exactamente igual a las preferentes de la CAM. Un COCO es un bono llamado "convertible contingente". Cuando compras un bono, compras deuda de ese banco, eres acreedor y puedes ir al concurso de acreedores. Cuando compras acciones de un banco, eres básicamente dueño de ese banco, eres deudor de los bonos. Un bono convertible es un bono que puede convertirse en acciones, y esta es una cualidad parecida a la de un calcetín de darse la vuelta, porque bonos y acciones son completamente lo contrario. Normalmente, un bono no se va a convertir en acciones salvo que el propietario del bono así lo decida, y esto lo hará cuando le parezca rentable y conveniente. Pues bien, un bono "convertible contingente" es un bono que se convierte en acciones de ese banco cuando el banco quiere, que normalmente suele ser cuando esas acciones ya no valen nada, una completa estafa peor que las acciones preferentes. Con las "preferentes" por lo menos el nombre ya decía "acciones", aunque se prometía que su comportamiento sería el de un bono. Aquí han dado un paso más y directamente lo han llamado bono, cuando ellos a lo que iban era a convertirlos en acciones cuando les viniese bien y no pagar nada.

De modo que, habiendo la jurisprudencia de las preferentes de las cajas de ahorros, pienso que los propietarios de los COCOs tienen grandes posibilidades de que se les reconozca la estafa y puedan al final cobrar del Santander, que es quien les debería el dinero.

19:13:05 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja