17 de julio de 2017
El fenómeno de El Rubius
He estado en estos últimos días viendo los vídeos de El Rubius. Ya conocía a Auronplay por las referencias de los alumnos de 2º ESO, pero me había interesado más bien poco.

El Rubius sí que me ha gustado, y me ha parecido un fenómeno espectacular. Tiene ya 24 millones de suscriptores, es el tercer youtuber del mundo y pienso que acabará siendo el primero, por el crecimiento exponencial del último año.

En Latinoamérica es un ídolo al nivel de Raphael o Camilo Sesto. Se tiraron a por él en Argentina unas hordas enfebrecidas, y lo mismo le ocurrió en México, en Colombia y en todas partes.

Es tal el impulso de El Rubius, que entre los doce primeros youtubers de España, tres son amigos suyos y han sido lanzados por él: Vegeta777, aLexBY11 y MangelRogel.

Para mí El Rubius está muy por encima del resto de youtubers por la variedad de recursos que despliega: las muecas faciales, el juego con el lenguaje coloquial, el histrionismo, las situaciones hilarantes, los bailes, su conocimiento de los videojuegos. Es un tío mucho más inteligente de lo que aparenta y sabe perfectamente lo que hace. El youtuber tipo AuronPlay, de saludito enlatado y toma fija siempre en su habitación, es lo que hasta ahora había yo visto. Pero El Rubius no se corta a la hora de meter cualquier innovación, saliendo a la calle si hace falta y hasta haciendo viajes para grabarlos. Esto también lo han venido haciendo otros youtubers, pero no he visto a ninguno que haga tantas cosas al mismo tiempo.

He leído también artículos que declaraban no entender a El Rubius. Yo lo entiendo perfectamente, es un humorista en la escuela de los grandes humoristas españoles como Andrés Pajares, Antonio Ozores, José Mota o Andreu Buenafuente. Es cierto que su humor no es inteligente como el de Gila, Tip i Coll, Faemino y Cansado o Joaquín Reyes, es un humor coloquial y con una capa de actuación más fina. Una característica fundamental del youtuber es que el público cree que no actúa, pero en realidad sí que hay algo de actuación (esto lo explicó muy bien Risto Mejide en su famosa entrevista).

Pero el humorista al que más me recuerda a mí El Rubius es Jim Carrey, por las muecas de la cara y ese histrionismo de los gestos. Y con permiso de Toni Leblanc.

Lo que ocurre es que Carrey casi no habla y El Rubius tiene discurso para rato. Por eso pienso que El Rubius tienen un poco de un humorista, un poco de un periodista de reportaje y un poco de un personaje del corazón. Ese fervor de las masas tiene que ver con el enganche emocional que genera la exposición de la vida privada. Lo ven como a un amigo, como a un igual.

Obviamente, como estamos ante alguien talentoso y con éxito, en España se han dedicado a intentar apalearlo. La prensa ha ido a ver cómo podía joder, el entendido Carlos Boyero dice que no entiende "dónde radica el atractivo". Yo creo que alguien dedicado a la televisión que no entiende dónde radica el atractivo de El Rubius podría ir considerando su jubilación, si ha cotizado ya bastante.

Se ha especulado también con el dinero que cobra. Parece que, de media, se ha venido aceptando que el YouTube paga un euro por cada mil reproducciones de los vídeos. Ahora ya suele estar en los diez millones de reproducciones por vídeo, y saca cinco o seis al mes. Pero luego hay contratos de unboxing de productos, el clásico product placement, el contrato publicitario con Fanta, las apariciones en festivales de música, entre otros. Tienen una agencia que gestiona sus contratos, y claramente sus ingresos netos no pueden bajar de 2-3 millones al año. Esto es poco para lo que puede ganar un actor con la audiencia de El Rubius, e incluso lo que se puede embolsar un presentador de televisión de mucho éxito. Gane lo que gane, se lo merece porque nos lo pasamos bien con él.

Si El Rubius fuese un actor de los que van a recoger los Goya, y tuviese su certificado de limpieza de sangre ideológica, sería ahora la comidilla de las periodistas, con su metro noventa de estatura, su juventud, sus ojos claros y su éxito. Como no es así, y como ha cuestionado a los embrutecidos y envilecidos medios tradicionales, pues van a por él.

Hay también una parte sombría del éxito de El Rubius, algo que ya apuntó en la entrevista con Risto Mejide y que ha confirmado en varios vídeos. En uno muy reciente, en el que responde preguntas de la audiencia, dice a partir del minuto 10:29:
Pero eso, que cada vez me rayo más con mis movidas personales [...]. Cuesta mucho hablar de esto porque es algo muy personal y es algo con lo que llevo lidiando ya bastantes años, con el tema de la fama o lo que sea, que me cuesta mucho. Me cuesta. Me he llegado a plantear mudarme fuera de España alguna temporada para ver si así puedo vivir un poco la vida, porque desde que estoy en YouTube mi vida es sólo YouTube, YouTube, YouTube [...]. Cuando vuelvo después de un viaje, cuando llego a casa tengo como un vacío por dentro y no sé por qué, no le encuentro explicación. Pero bueno, son mis movidas, sé que la mayoría no lo vais a entender porque es como "oh, la vida del youtuber, el sueño de cualquier persona" y es como... Yo, sinceramente, si alguien me preguntara, le diría que es la peor pesadilla que cualquiera pueda tener".
Yo, si tuviese Twitter y pudiese enviarle un mensaje, le diría que una vez vi una entrevista con Michael Jordan en la que explicó exactamente lo mismo y hasta reconoció haber estado en una depresión, y dijo que le ayudó mucho tratar con un coach de allí de EEUU. Eso podría hacer El Rubius, y también relacionarse con gente que también es muy famosa, porque ha pasado por lo mismo.

El Rubius es un talento que España debe cuidar y respetar. Creo que muchos youtubers desaparecerán igual como aparecieron, pero El Rubius va a quedar, porque es su marcada personalidad lo que ha enganchado a la gente, y eso va a permanecer toda su vida. Y creo también que sus posibilidades comerciales aún están por ser explotadas completamente. Creo que, pasado el agobio inicial, le va a quedar cuerda para décadas.

Actualización:
Y el que no se ría es un carca:



13:14:00 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja