8 de agosto de 2017
Juana la Loca
Después de varias semanas lloriqueando por las televisiones, cometiendo un delito detrás de otro y declarando su voluntad de seguirlos cometiendo, con el ex marido en un hotel y visitando un punto de encuentro vacío, la secuestradora de niños Juana Rivas, también llamada Juana la Loca, se encuentra prófuga de la justicia y por fin pesa sobre ella una orden de detención. Ahora tendrá la policía que determinar su paradero, su estado de salud y sobre todo el de los niños. No se sabe si está viva o muerta, si ha tirado a sus hijos por el balcón como Mireia, si aparecerán cadáveres como en Valladolid, o simplemente está lavando el cerebro de los pequeños.

Pero que quede claro que esto pasa porque el padre, Francesco Arcuri, es italiano y España no se puede saltar los convenios internacionales. Si Arcuri hubiese sido español, tendría que saber que el incumplimiento del régimen de visitas fue despenalizado en 2015 y que su trabajo es pagar y no preguntar. Y si no paga, da igual que esté en la ruina o en el paro, tendrá delito y cárcel.

Juana la Loca denunció al marido por un supuesto maltrato hace años, para luego volver con él y tener otro hijo. El maltrato se supone que era de palabras o de un empujoncito, pero Francesco Arcuri lo relata así:
"Ella regentaba una tienda de alimentación ecológica. Salía casi todas las noches. Aquella madrugada, al volver, puede usted suponer cómo, le dije que se acostase en otra habitación, pero ella me golpeó y se puso a dormir en el mismo cuarto. Al levantarse para ir a la tienda, entre insultos, muy enfadada, me decía que 'no sirves para nada', entró en la habitación donde yo tenía mi ordenador, donde me comunicaba con Italia, y empezó a romper cosas. Yo se las quité de la mano y ella se fue a la tienda".
Parece que esta señora estuvo luego viviendo con Francesco en Italia y, según el ex marido, su vida era la siguiente:
"Yo cuidaba del negocio y de los niños. Ella salía casi todas las noches".
Y añade más:
Hizo "un curso online de terapia transpersonal, para el que sacó sin mi conocimiento 2.000 euros de la cuenta bancaria"
Creo que tenía que haberle dado no 2.000 sino 20.000 para ver si las terapias llegaban a algo por fin. Éste es el tipo de relato que va siendo más creíble según se desarrollan el resto de acontecimientos. Para mí, ya la primera denuncia era falsa e instrumental, y Arcuri hizo muy bien en abandonar luego España. Viendo los asesoramientos de Juana y el tono patibulario con el que se dirigen a nosotros, las siguientes denuncias no tienen tampoco credibilidad para mí.

Claramente, después de todos los delitos vendrán los indultos. Pienso que sí que pueden acabar los niños en Italia porque en otros países las leyes aún se cumplen. Pero pensar en Juana la Loca en una cárcel es una entelequia, jamás va a pagar por sus delitos.

Actualización:
Aquí tenéis a las dos perlas:



A la izquierda, Vanessa Skewes, la gran fabuladora, la Bolaño femenina, y a la derecha la secuestradora y prófuga Juana Rivas, con dotes, pienso yo, también para la fabulación.

Y aquí una gráfica de menores muertos a manos de sus progenitores:



La fuente que cita la gráfica es la prensa, porque en el caso de ser mujeres las agresoras el ministerio de "servicios sociales e igualdad" no lo computa. La fuente está en un archivo de Word al que no se puede dar completa credibilidad, pero sí se pueden seguir los enlaces hacia la prensa.

Y finalmente la adelantada a su tiempo Susana Guerrero, que explica cómo funciona el tema:



¡Qué risión!

17:42:31 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja