2 de octubre de 2017
Y se montó
Ayer pasé el día viendo el programa de Ferreras y consultando la web de mi paisano Vicent Partal. Lo que vi superó todas mis expectativas como espectador de la descomposición del R78. La traca final, con Puigdemont saliendo a confirmar que va a declarar la independencia, fue hasta difícil de creer. Ferreras se quedó amarillo y yo me eché las manos a la cabeza. Estaba viendo la Historia en directo.

Reconozco que no esperaba la reacción del pueblo catalán. Pensaba que las detenciones y las patadas en la puerta de las consejerías iban a ser contraproducentes, pero la imagen de las abuelas de 80 años de cara a las porras y las colas de votantes dando la vuelta a la manzana no me las esperaba. Los catalanes parece que ya van a por todas, que piensan que el procés está tocando a su fin. Yo me imaginaba colas delante de los colegios, cánticos y manos en alto, pero ni me imaginaba las ocupaciones en los días previos ni la brutalidad que tuvo luego la policía.

Yo no he visto nunca una mayor cantidad de errores por parte de un Gobierno. Primero los humillan y los enfadan antes de ir a votar y luego, el día de la votación, los calientan a porrazos para que aún vayan más. Y, para colmo, los efectivos que tienen son tan escasos que apenas pueden impedir nada. Esa forma de actuar necia y chulesca me recuerda mucho a la Soraya, que está en un cargo que le viene grande por razón de su sexo. Si pensamos en que los porrazos de la Cifuentes provocaron la irrupción del partido chavista bolivariano de España, los porrazos de la Soraya directamente van a independizar Cataluña.

Aquí tenéis el resumen de los últimos 300 años de historia de España:



Pienso que Puigdemont, después de las plebiscitarias, jugaba de farol. Si la reacción de los ciudadanos hubiese sido fría y displicente, no se hubiese lanzado hacia la DUI. Pero claro, con el momentum que han cogido, todo se va a precipitar. La Generalitat de Catalunya ha encontrado, tras 700 años de historia, en su presidente 130 al líder fundacional de su país. Cuando la CUP forzó la destitución de Mas y propuso a Puigdemont, hizo la jugada perfecta.

Ahora viene un periodo de insurrección, de desobediencia, ocupaciones de edificios públicos, huelgas generales, manifestaciones y proclamas. Esto lo va a liderar la CUP, que tiene bien estudiado el tema. La situación por la que hay un país virtual, con sus instituciones ilegalizadas, por un lado, y otro país al que todos pretenden ignorar por el otro es muy compleja. Que van a aplicar el famoso artículo 155 está claro, lo que no me queda claro es cómo lo van a hacer cumplir. Si todo lo que pueden hacer es poner otro barco con Piolín y el Coyote al lado, dispuesto a rapiñar, con eso no les va a bastar. Cataluña, tal y como está (y vuelvo a repetir que me han sorprendido por su tenacidad), va a ser muy difícil de someter ya. Cataluña ha encontrado en el referendum su 2 de Mayo, les han pisoteado sus instituciones, les han partido la cara y han arrastrado a su madre por el suelo. No creo que vayan a parar. De hecho, pienso que el Podemos de Cataluña y el PSC van a verse arrastrados por esa ola y van a acabar mostrándose abiertamente independentistas. Cataluña es ahora mismo una piña, ya los que se querían marchar están convenciendo a los demás.

Y ahora viene Rajoy diciendo que quiere abrir una negociación. Hombre, cuando el Gobierno optó por la vía del sometimiento, ahora que se le ha ido la situación de las manos ya no es hora de negociar.

Los Mossos vamos a ver lo que hacen. Obviamente, no van a acatar la autoridad de Madrid, pero no sé si seguirán actuando como los gatos, mirando la escena desde fuera, o entrarán ya a ejercer la soberanía. No me atrevo a suponer nada, porque Puigdemont parece un jugador de ajedrez, tiene una jugada preparada para cada jugada del contrario. Hasta se metió en un túnel para cambiar de coche y despistar al helicóptero de la policía cuando lo seguía para saber dónde iba a votar. Es una especie de nerd despeinado por la tramontana y un poco loco. Lo del "censo universal" ha sido para mear y no echar gota. Confío en que tenga ya un recambio para Trapero, del que no me fío ni un pelo, y un plan para los Mossos.

Al final, algunos van a pedir que entre el ejército en escena. Pero el ejército no sabe actuar con gente desarmada, el ejército sólo sabe pegar tiros. Además, Europa ya ha dicho que los países que usen el ejército contra su población civil van a ser suspendidos. Salió el otro día un militar que dijo que en el ejército español hay 60.000 mandos para 40.000 soldados. Esto para controlar a cinco millones, contando a las abuelas, lo veo muy poco. Veo impensable lo del ejército, porque podría desencadenar una intervención extranjera, podría Francia volver a ocupar la Marca Hispánica y la historia de Cataluña volver al punto de inicio.

Entonces, la pregunta que habría que hacerse es: ¿quién va a poder aguantar el pulso más tiempo? Creo que, si la ola emocional del pueblo catalán sigue igual, es Cataluña la que ganará.

Esto pasó anoche en Calella, parece ser:



Los hoteles los han echado y nadie los quiere alojar. El tiempo va a correr en contra de Rajoy, un político de otra época que ha quedado fuera de juego. En Madrid sólo podrá haber gobiernos débiles, con un Podemos cada vez más reforzado y un PP más radicalizado pero con demasiados enemigos. No hay que desdeñar la ayuda que los catalanes van a recibir del País Valenciano y del País Vasco, aparte de otros países. Yo les sigo apoyando y les deseo que encuentren el coraje para salir adelante.



18:34:50 ---------------------  

2016 en Denia (Alberto Noguera)
El implacable retrato del desencanto y la corrosión de las ilusiones en la España de principios de siglo.
Comprar por 3,59€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja