29 de abril de 2019
El globo pinchado de VOX
Todo ha ocurrido en su imaginación. Había una "España viva" por debajo de las mentiras de los medios, los otros partidos políticos y el adoctrinamiento educativo, y esa España era de tal tamaño y magnitud que originaría un tsunami que barrería todo lo que ellos detestaban, especialmente las naciones periféricas, que acabarían integradas bajo el liderazgo de la oligarquía castellana. Se pusieron el casco de los Tercios de Flandes, ondearon la Cruz de Borgoña, enchufaron a Manolo Escobar en cada mitin y propusieron privatizaciones y recortes salvajes en sanidad, educación y pensiones. ¿Qué podía salir mal?

Se ha llegado a creer VOX que es una iniciativa de derecha alternativa del tipo de Donald Trump, cuando no lo es. Trump no plantea un discurso para suprimir los estados federales, ni para imponer el inglés a los que hablan español, ni para centralizarlo todo en Washington, ni para privatizar la sanidad, ni para defender el ultraliberalismo. Al contrario, la propuesta de Trump, defendida en tono más bien soez y ruidoso, es más centrista que la de los otros candidatos republicanos. Ése es el gran secreto de su éxito, su oculto carácter transversal. Trump ha defendido más bien un principio de modelo público para la sanidad, un cierto proteccionismo para elevar los salarios de los obreros y "secar el pantano", como llama a Washington.

Pero VOX no tiene un discurso contra la oligarquía, sino que más bien es la oligarquía. Yo ya avisé de que no eran más que Alianza Popular y el aznarismo, aunque es cierto que no esperaba la demostración de fuerza del PSOE.

En España no hay votantes para cargarse las autonomías, ni para volver al Estado unitario. Siempre se ha dicho que el Franquismo tenía un 10% de apoyos, y eso es lo que han sacado exactamente en Andalucía, Comunidad Valenciana y toda España. Creo que VOX está en su techo electoral, salvo que cambie el discurso de manera muy clara.

ERC, Junts per Catalunya, PNV, Bildu y Compromís suman 33 escaños. VOX ha sumado 24. Sánchez no podrá gobernar sin los "separatistas", tiene que sentarse de una vez a negociar, ha sacado el 10% de sus escaños en Cataluña. Y el 8% en el País Valenciano.

Estaba yo mirando si la izquierda con los nacionalistas sumaba los dos tercios y podía reformarse la Constitución, pero no, ha faltado un poco. Tendría la derecha que hacer otro subpartidito más en defensa de la España de los que compran banderas en el bazar chino.

Sánchez ha vuelto a callar a todos los que lo infravaloran, incluido a mí. Es el gran resistente, cada vez que se le da por muerto vuelve con más fuerza. Salió alguno dando golpes pélvicos diciendo que había ganado el debate, pero el debate lo gana el que llena las urnas y gobierna. Sánchez esquivó primero los golpes y justo al final planteó su idea fuerza: concentrar la mayor cantidad de voto en el PSOE para maximizar los escaños. Voló como una mariposa y picó como una avispa.

Rivera también ha salido vencedor, aunque a mí no me caiga tan bien como Sánchez. No me gustan sus modales de nuevo rico, ni su mentón levantado, ni sus gestualizaciones, ni su Lexus, ni los rumores de que toma estimulantes. No me parece tan inteligente como los otros, pero luego suele acertar en la estrategia. Ha ido siempre adelante en cada elección, desde los dos diputados en el parlamento catalán, siempre ha sumado y nunca ha retrocedido. Su nueva estrategia, pienso que acertada, es posicionarse de manera clara en el centro derecha y sustituir al corrupto y periclitado PP. Vamos a ver si lo consigue.

Y Casado, el yerno repelente perfecto, va a ser el Don Rodrigo del PP. Con la sonrisa forzada y los lustrosos tacones parece un niño bien falangista de la posguerra. Está en otra época. No sé si lo echarán o se quedará perorando solo, como en algunos de los mítines de esta campaña.

Y me olvidaba del Gran Pablo, que asegura su escaño y el de su mujer, y puede que hasta tenga complemento como ministro. Esto le vendrá bien a su hipoteca.

Y si alguien se está preguntando a quién voté, yo voté a Compromís, pensando sobre todo en Ribó, que es un tío muy cabal, y Sergi Ferrús, el alcalde de mi pueblo, que ha pagado toda la deuda y lo gestiona bien.

13:29:39 ---------------------  

El País de Loix (Alberto Noguera)
El relato de mis vivencias en el Mundo Igualitario y la sociedad de los andróginos.
Comprar por 3,52€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja