1 de junio de 2019
Mi inversión en Microsoft
El dinero que he conseguido sacar del BBVA lo he puesto en Microsoft. He comprado 222 acciones a $124,05.

¿Por qué comprar una empresa a PER 27 en un mercado ya muy inflado como el norteamericano? En primer lugar, porque para mí es la mejor de las tecnológicas y la que más crecimiento pienso que va a tener en los próximos años. En segundo lugar, porque lo bueno se tiene que pagar.

Microsoft tiene tres características que las otras no tienen, y que yo valoro:
  1. Sus ingresos están muy bien diversificados en muchos productos, siendo las cuatro grandes patas y casi a partes iguales el Windows, el Office, la Xbox y Azure. A eso ahora hay que sumar el LinkedIn, que lo compraron en 2016.

  2. Microsoft cobra por lo que vende, no lo da gratis y luego pone anuncios. Esto le da unos flujos de efectivo mucho más seguros y estables. No hay más que ver la gráfica histórica de la acción, que apenas tiene volatilidad.

  3. Microsoft inventó la industria del software y es la más veterana. Ha tenido competencias de todos los colores, incluyendo gente que financiaba los productos de copia a fondo perdido para joder. Por ejemplo, Larry Ellison, el tío más chulo de Silicon Valley, se pasó años financiando desde Oracle el Open Office con idea de perjudicar a su archienemigo Bill Gates. En el año 2011 definitivamente tiró la toalla. No eran capaces de hacer que la gente quisiera usar gratis el OpenOffice. Preferían pagar por el producto de Microsoft. Y ese producto de barato no tiene nada, lo mínimo son 200€ por una versión Home. Esto es la mejor prueba de la fuerza de Microsoft, nadie entiende el software como esta empresa, especialmente en lo tocante a interfaces de usuario y facilidad de uso.
El terreno natural de Microsoft es la pyme, esto lo entendió muy bien Satya Nadella cuando entró y le está funcionando. En los móviles no ha conseguido nada, pero el dinero del software se hace en las empresas, no en los móviles. Ahí es donde, cuando se hacen bien los presupuestos, se ve que nadie te da tanto por ese dinero. Tienes sistema operativo, herramientas de ofimática, herramientas de comunicación, un ERP como Dynamics NAV si te hace falta, una base de datos tan potente como SQL Server, y sobre todo el mejor soporte y documentación, con un montón de consultores y programadores disponibles.

El momento actual de Microsoft es especialmente bueno por el crecimiento explosivo de Azure, su producto de virtualización y SaaS. Este mercado, llamado "nube", es un buen ejemplo de lo que está ocurriendo en toda la economía. Resulta que estaba la industria de los llamados ISP que ofrecía alojamiento en servidores pagando un alquiler, y tú te conectabas por SSH y manejabas el Linux para instalarte la base de datos y montarte el PHP o Java o lo que fuese. Luego había otras empresas que desarrollaban webs usando esos ISP y cobrando al cliente. Y finalmente existía la profesión del sysadmin, que era el que controlaba el buen funcionamiento de los servidores en empresas grandes. Cuando apareció Amazon, comenzó por suprimir la figura del sysadmin y automatizarlo. Luego comenzó a ofrecer paquetes de librerías y plantillas de diseño que no han acabado con los programadores web pero han recortado mucho sus horas de trabajo y su curva de aprendizaje. Esto lo que ha hecho es concentrar todo el negocio en tres o cuatro empresas y arrasar el negocio de los miles y miles de ISP y otros autónomos que aún hay por el mundo. Este proceso, que lleva unos años pero aún está empezando, lo inició Amazon, pero actualmente quien se está llevando la parte del león es Microsoft: Azure crece al 73% interanual y tiene ya el 16,5% de todo el mercado, amenazando el 32% que aún retiene Amazon.

Y digo que la nube es un buen ejemplo de lo que va a pasar en el resto de la economía porque el continuo desarrollo de todo tipo de tecnologías va a dejar obsoletos sectores enteros y va a concentrar el negocio en grandes corporaciones y juggernauts en los que el inversor tendrá que entrar si no quiere quedarse con los perdedores.

La nube de Microsoft es la mejor porque tiene toda la pila de productos integrados. De entrada, su hardware ha sido siempre el mejor y por eso los coches autónomos lo quieren usar para su conectividad, como va a hacer Volkswagen. Y luego están los diversos productos: Windows, IIS Server, SQL Server, C#, ASP, etc. Se integra incluso con Office: puedes guardar desde Word con un botonazo el documento en Azure y tenerlo publicado en la web, puedes manipular desde el Excel los datos en la BD de Azure y quedan actualizados en la web en tiempo real, puedes sincronizarlo incluso con Outlook. Todo esto Amazon no lo tiene. Si tiras a desarrollar una aplicación web, cualquier programador si le preguntas te dirá que prefiere usar Microsoft, porque de ahí se quitará todo el trabajo sucio de administración del sistema, usará Visual Studio, que es el mejor IDE sin duda, programará con C#, que es el mejor lenguaje según han reconocido todos, y si se atasca tendrá la documentación bien clara y disponible, y si no podrá hacer una llamada telefónica y se arreglará el tema muy rápido.

Otra fuente de crecimiento en los próximos meses va a ser el xCloud, que es el servicio de videojuegos por internet integrado con la Xbox. Esto no creo que sea tan importante como Azure, pero irá sumando.

Y luego está el tema de LinkedIn, que es el gran tapado de Microsoft. Se gastó 26.000 millones en su compra y le factura más de 5.000 al año, con un crecimiento anual del 33%. Por facturación, el LinkedIn es un 10% del Facebook y el doble que el Twitter. Lo que buscaba Microsoft obviamente eran datos, porque son cada vez más importantes, y ahora el plan es ir integrando bien el LinkedIn con el resto de productos, especialmente en la parte de CRM, donde quiere quitarle cuota a Salesforce.

En cuanto al balance, la empresa tiene unos 60.000 millones de efectivo neto. No es tanto como tiene Apple, pero porque sabe dónde colocar el dinero y qué comprar. Ya dice Phil Fisher en su libro que una acumulación excesiva de efectivo en una empresa lo que indica es miedo.

Por supuesto, hay riesgo en esta inversión. Puede el S&P500 girarse para abajo y haber una corrección del 30-40%. Lo que haría yo en este caso sería quedarme en el valor y esperar. Para entretener la espera tendré el dividendo del 2% que suele dar. Microsoft hasta ahora ha demostrado que aguanta mejor estos bajones porque en realidad no es cíclica, y también es posible que el bajón venga por barrios y se cebe más en las empresas que no ganan dinero, tipo Uber, o las que están a per 100 como Amazon. También es posible que el bajón no se produzca o tarde cinco o seis años, sobre todo si finalmente bajan otra vez los tipos.

Lo único humillante de todo esto es haber vuelto a comprar a $124 lo que tuve en las manos a $61 hace dos años. Pero para los errores no hay remedio, yo me dejé llevar por la cancamusa del value investing y yo solo me metí en las trampas de valor. Ahora la rentabilidad que le queda a Microsoft no es ya la misma, pero al menos espero que ese -18% del BBVA me lo devuelva.

13:25:21 ---------------------  

El País de Loix (Alberto Noguera)
El relato de mis vivencias en el Mundo Igualitario y la sociedad de los andróginos.
Comprar por 3,52€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja