25 de julio de 2019
La disrupción de N26
Estaba hace poco leyendo un artículo de un inversor español en el que habla del banco digital alemán N26 como de una especie de burbuja que no tiene beneficios y que no puede ser valorada porque no tiene PER.

Hace meses ya que he visto lo que está ocurriendo con N26, que básicamente es una disrupción ya final del sector bancario español, lo que ocurre es que con tanta oposición no tenía tiempo de escribir aquí. Son muchos los que quieren hacerse los digitales y se hacen pasar por estártap cuando no lo son, pero en el caso de N26 sí que estamos ante una empresa de software con un modelo fuertemente disruptivo y un crecimiento exponencial. En España, ha doblado su base de clientes en seis meses y está ya por 250.000. Yo pienso que en año o año y medio estará ya en el millón y habrá obtenido la masa crítica para arrasar el negocio de los demás.

¿Cómo se puede decir "esto no es un competidor porque no gana dinero" cuando está dejando obsoleto tu servicio? Estamos en el año 2009, aparece el WhatsApp, todo el mundo lo está instalando, y dice uno de estos inversores españoles: "Estamos mejor invertidos en Telefónica porque cobramos 15 céntimos por cada SMS y WhatsApp no gana dinero". O nos vamos a 2004, cuando Google cotiza a $54: "Es mala inversión el Google, no le vemos el PER, por cada cliente cobra muy poco y son mejor inversión los periódicos porque le pueden cobrar un euro a cada lector".

Lo que viene es un proceso de eficiencia brutal por el que el servicio bancario va a tener un coste casi nulo para el cliente. Es cierto que N26 ganará muy poco por cada usuario, pero acaparará un número muy alto de ellos y puede que monopolice el mercado. España ha sido el primer país en el que ha sacado una licencia bancaria, aparte de Alemania, y ahora viene EEUU. Lo sorprendente es que no hayan sido las grandes tecnológicas las que se hayan movido en esa dirección, tal vez por miedo a la maraña de regulaciones. También es sorprendente que estén invirtiendo tan fuerte los norteamericanos en una empresa alemana, en lugar de promocionar alguna copia suya. Sea como sea, hay gente muy fuerte ahí dentro y el impulso es muy claro. La valoración está ya en 3.500 millones de dólares.

Aquí tenéis una foto de los tíos que han movido el tema:



Santander quiere un 60% de consejeras.

La clave aquí está en el software. Un vez que una aplicación toma ventaja sobre las demás, aunque no tenga efecto red, todo el mundo se pone a usarla. No he probado aún directamente la app pero por los vídeos que muestran es claro que han hecho un producto superior a lo que hay, una app nativa y no una webecita encastrada, que es lo que usa el BBVA que tanto alardea de tecnología. Y esto no se acaba ahí, luego viene el análisis de los datos, la inteligencia artificial, la integración con otras fintech, la capacidad social, la sugerencia de productos y todas las cosas que van a ir sacando los que son verdaderos especialistas tecnológicos.

Pocas aplicaciones exitosas conozco yo que no hayan alcanzado un monopolio en su servicio: WhatsApp, Facebook, Gmail, Spotify, sólo hace falta una de cada. Si la financiación, el desarrollo y los clientes se concentran en N26, los demás ya pueden darse por muertos. De momento, con 3.500 millones aún es comprable fácilmente por las grandes tecnológicas, pero ya por otro banco comienza a ser difícil. El plan, en todo caso, es sacarla a bolsa en dos o tres años, y pienso que la valoración no bajará de 20.000 millones.

Otra cosa interesante es la extrema eficiencia, sólo con las minúsculas comisiones que cobran por la operativa con tarjeta de débito dicen que ya cubren gastos, y de momento tienen poco interés en dar crédito. Un banco sin crédito es un banco sin riesgo, esto está claro, y también es un banco que no genera multiplicador bancario. Esto daría para otro artículo.

Lo que vamos a ver en la banca tradicional son fusiones anunciadas a bombo y platillo, como aquél que tocaba la campana sacando el dedo, y luego cierres masivos de oficinas, despidos y más caídas en bolsa. Los beneficios van a seguir bajando, y el "valor en libros", que sólo son hipotecas que generan pérdidas, no los va a proteger.

Yo de momento no me voy a cambiar porque estoy contento con ING, que me da atención telefónica y un broker on line aceptable. La gente joven es la que está saltando en masa a N26, porque conecta con su forma de entender el mundo a través del móvil y porque en una sucursal se sienten como en un asilo. Luego irán todos los demás, porque la gente realmente estaba esperando esto, el odio a los bancos era demasiado evidente.

19:24:22 ---------------------  

El País de Loix (Alberto Noguera)
El relato de mis vivencias en el Mundo Igualitario y la sociedad de los andróginos.
Comprar por 3,52€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja