2 de septiembre de 2019
El síndrome Buffett
Me compré la semana pasada un Ford Ka+ Active, después de que ya al Focus se le acabase de romper el aire acondicionado. Quería el coche más barato, un Dacia Sandero, un Renault Clio, y al final visité el concesionario Ford y el comercial me ofreció el Ka+ Active tope de gama, con pantallita digital, Google Maps, Spotify y algún otro cachivache eléctrico por 12.500€ al contado. Me dijo que cuando va uno de Pedreguer siempre le ofrece precios al contado porque aquí somos de la orden del puño. Claramente, no quería desmontar mi cartera de acciones para dejar un Focus de 20.000€ tomando el sol en la calle porque este año trabajo a cinco minutos de mi casa y además me desplazo siempre en moto. Pero ya cuando acepté la oferta y tuve que hacer la transferencia, me di cuenta de que sentía una angustia extraña, un cierto vértigo de gastar el dinero. La tarde en la que fui a por el coche sentía tristeza, como si estuviese entrando por un embudo. El comercial tenía el coche tapado con una sábana con el logotipo de Ford e hizo un descubrimiento un tanto teatral, y luego me dijo si quería que me echase una foto, a lo que me negué. Me subí y conduje con aire melancólico.

Había un anuncio famoso que se refería al síndrome de Stendhal. Yo creo que padezco principios del síndrome Buffett, la obsesión por la avaricia del interés compuesto que te lleva a sentir una angustia tal ante el gasto de dinero que al final quedas impedido para disfrutar lo ganado. Antecedentes de este personaje serían el dómine Cabra o Ebenezer Scrooge, pero Buffett ha llegado a niveles shakesperianos, 80.000 millones de dólares y desayunando en el McDonnald's.

Ya con los días me he ido calmando y he visto las ventajas de este cochecito. Tiene el interior aceptable, el techo un poquito más alto, se comporta muy bien por el pueblo, se aparca muy fácilmente, es cómodo de suspensiones y se puede circular con cierta eficacia por pistas forestales. También es una maravilla poder escuchar mi Spotify y no tragar publicidad de la radio.



Estuve el domingo por unas pistas que van de Beniaia a Planes, a bastantes metros de altitud, aquí pongo algunas fotos:













20:58:25 ---------------------  

El País de Loix (Alberto Noguera)
El relato de mis vivencias en el Mundo Igualitario y la sociedad de los andróginos.
Comprar por 3,52€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja