9 de marzo de 2020
El silencio de los corderos
Tras dos semanas de masacre, hoy se ha hecho el silencio: quince minutos de parada porque las caídas superaban el 10%. Los futuros, bloqueados en el -5% esperando a caer otro 5% mañana. El broker Robin Hood, el que daba las comisiones gratis, caído e inoperativo. Interactive Brokers, lentísimo y con avisos de restricciones en los márgenes. Los talking heads han quedado pasmados, el que se dedicaba a reírse de los que avisábamos de la sobrevaloración, el que repetía continuamente el refrán que acaba diciendo "pigs get slaughtered" y ahora ladra a quien ose dudar del rebote inminente, la princesita Disney que esperaba un 2020 aún mejor que el 2019, el que iba poniendo rayitas donde la gráfica tenía que rebotar, el que dobló su posición en Shake Shack a principios de febrero.

La caída va a seguir hasta las inmediaciones de los 2.000 puntos. A partir de ahí, con rebote de por medio o no, viene el mercado bajista ya propiamente dicho, con recesión, caídas de beneficios y quiebras. Se habla ya de burbuja de bonos corporativos, de un 16% de empresas zombie.

Una cíclica en pico de ciclo como Apple se valoraba a 26 veces beneficios. ¿Cuánto tiene que caer esta empresa y otras similares? Pues si se reducen los beneficios a la mitad y le reducen el per a la mitad, imaginaos. Yo no veo forma de entrar en renta variable mientras no haya bajado todo un 60-70% desde el máximo del 19 de febrero.

Lo que se está viendo en EEUU e incluso más en Europa es el colapso final de las barras libres de liquidez y la Teoría Monetaria Moderna, que no es tan moderna porque data de 1895. Esta teoría fue formulada por un economista alemán y fue ensayada ya con todos los honores en la República de Weimar. Las inyecciones de dinero fiduciario van a seguir, pero en el momento en el que cada inyección ya sólo provoque inflación y hundimiento del dólar, ahí ya no hay nada que hacer. Ayer estuve viendo un pequeño estudio que concluye que, si se usara otra vez el patrón oro, la onza tendría que estar en $100.000.

Aunque la situación pueda, a primera vista, parecer deflacionaria por la caída del petróleo, pienso que en EEUU esta crisis va a derivar muy rápido en inflación, por la caída del dólar y por los QEs a la desesperada que van a lanzar para intentar evitar la cadena de quiebras e impagos hipotecarios. Podría decirse que aquí acaba el camino de expansión monetaria sin respaldo que inició Reagan en el 82. No me atrevo a decir qué forma tomará ese cambio de paradigma, pero Ray Dalio habla de gobiernos populistas y tensiones sociales graves.

En cuanto al oro, están contentísimos los que metieron dólares, no tanto los que metimos euros. Yo espero que este fortalecimiento del euro sea pasajero, no le interesa a España un euro tan fuerte, pero es que el dólar se está despeñando. Mi estrategia sigue siendo la misma: 100% en oro, sin apalancamiento, y a verlas venir.

17:26:46 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja