18 de abril de 2020
El destrozo económico
Le preguntan a Kevin O'Leary, un inversor muy conocido en los EEUU que tiene 51 empresas, cómo ve el tema ahora mismo, y responde:
Tengo una cartera bastante amplia en todos los sectores en casi todos los estados ahora mismo y diría, simplemente como base estadística, que un tercio va probablemente a tener que ir a cero, simplemente no pueden aguantar una facturación nula. No voy a suavizar esto. Pero dos tercios están pivotando, están buscando formas de mantenerse con vida.
Hombre, si un tercio de las empresas va a cerrar en los EEUU, ¿qué va a pasar en España? Aquí, cuando se levante la cuarentena, o se aplican moratorias generalizadas y se impide que entre todo el mundo en concurso, o cierran la mitad de las empresas.

Obviamente, todas estas moratorias acaban en un único lugar: el balance de los bancos. Les han permitido reducir su capital e intentar absorber el agujero, pero me temo que la cosa acabará en reestructuración. No hay que permitir que se dediquen a hacerles grandes rescates mientras la gente está pasando hambre. Tan capitalistas que son cuando ganan, ahora que lo sean también y pongan sus acciones a cero.

Cuando arranque la economía, primero habrá una mejoría muy clara, luego la cosa se irá frenando y finalmente habrá una parte irrecuperable, que corresponderá al bajón de consumo por el paro y la falta de ingresos, y a muchas quiebras cuando ya las moratorias sean insuficientes. Igual se destruye a largo plazo el 10% del PIB, no estoy exagerando.

El bajón no se producirá por igual, sino que afectará a aquellas partes de la economía que son más débiles y estaban ya en decadencia. Lo que surja a continuación será ya otra cosa, serán negocios distintos.

Los bancos tendrán que fusionarse y cerrar masivamente las sucursales para hacerle hueco a los ING y N26, que irán ocupando su mercado.

Cerrarán muchos concesionarios de coches y no volverán a abrir. Estos negocios vienen muriendo, pero algunos, si tienen el local en propiedad, aguantan mal que bien. Ahora, una persona joven que quiera emprender no va a ir a montar un concesionario. Tesla vende los coches por internet y muy pronto todas las demás marcas también.

Las micropymes serán arrasadas masivamente y sus dueños intentarán emplearse en empresas más grandes. Si cierra un bar de tapas "de toda la vida" en la esquina, al cabo de unos meses puede aparecer allí un Lizarrán o un KFC, reforzando el proceso de concentración en grandes cadenas.

El sector de las tiendas también va a acelerar sus cierres y esos clientes acabarán en las manos de Amazon ya de modo permanente.

Los hoteles, que venían aguantando la competencia desleal del alquiler vacacional, si cierran ya no abren. Cuesta mucho dinero abrir un hotel y es un negocio viejo. Muchos restaurantes tampoco van a poder aguantar hasta la siguiente temporada turística, si es que la hay.

La construcción, que se las prometía tan felices con los bancos dando hipotecas y los sinvergüenzas de las inmobiliarias volviendo a las andadas, va a frenarse mucho. La gente joven no será hipotecable durante unos cuantos años, por la inseguridad laboral, y el crédito estará cerrado.

Todo el sector de asesores, contables, picapleitos y otros despachitos de corbata va a ser sustituido por software, ahora que la gente se ha acostumbrado a estar en casa tocando teclas. Relacionado con esto está el sector de los fondos de inversión, que pasarán a ser ETF con una comisión del 0,1%.

El teletrabajo se va a usar mucho más, ahora que todos conocen el Microsoft Teams, y esto también dejará oficinas libres en los centros de las ciudades. Venía siendo ya muy ineficiente desplazar cada mañana en metro a todos los empleados para sentarlos en un cuartito delante de sus ordenadores.

El sector de los medios de comunicación acabará de palmar, por el asqueo ya de sus mentiras y por el uso ya continuo del YouTube y las webcams.

El sector de la alimentación seguirá en marcha, pero se concentrará mucho más en Mercadona y Lidl, con pequeños productores de marca blanca.

El sector de la ropa tendrá a Inditex, si es que puede aguantar, y a Amazon repartiendo por las casas.

Y creo que no me dejo más sectores. La astrología, el tarot, los masajes, la prostitución, la psicología o las terapias transpersonales seguirán en auge.

En unos dos años tal vez se recupere el PIB anterior al virus, aunque la deuda pública abultará un poco. Ahí la economía será mejor, se habrá limpiado de lo viejo, aunque esa limpieza habrá costado mucho dolor.

17:18:38 ---------------------  

El País de Loix (Alberto Noguera)
El relato de mis vivencias en el Mundo Igualitario y la sociedad de los andróginos.
Comprar por 3,52€ en Amazon.


© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja