26 de febrero de 2021
A efectivo
Se ha girado el tema, se ha podrido el rally y yo lo he liquidado todo. Llevo en el año un +4,95% y febrero lo cierro con un +0,7%. El problema es que llevaba una ganancia mucho mayor y en muy pocos días todo lo que tenía se ha desplomado salvajemente. Si no llego a tener una muy buena entrada en China y en el bitcoin, las habría pasado putas.

La liquidez no se aguanta. Si las cosas no valen ese dinero, antes o después lo sacan y ahí te quedas. Ya la gente no hace valoraciones, sólo mira el dinero que aún queda por colocar, hasta que se pone a mirar el dinero que aún queda por sacar.

China ha sido especialmente traicionera, Tencent lleva corregido un 12,5% desde máximos, Meituan un 24,6%, Alibaba un 12,9% en esta última corrección y un 24,3% desde sus máximos del 28 de octubre, JD corrige también un 13,62% y KingDee un 27,28%. Todas éstas las he conseguido vender aún con beneficios excepto KingDee.

Peor me ha ido con el fondo HSTE, en el que me había apalancado hacía demasiado poco tiempo.

En total, la parte china de la cartera me ha rentado un 1,3% de toda la cartera. Esto viene a ser un 5% de lo invertido, en dos meses.

Obviamente, esto ahora se puede disparar al alza, rebotar fuertemente y seguir siempre subiendo sin descansar, pero la sobrevaloración actual no puede ser ya más evidente. Meituan tiene el PER a 200 y ha llegado a multiplicar por cuatro en un año. Tencent todavía ahora está un 40% por encima de los precios de antes del crash del virus, con el per a 44. Alibaba es la menos sobrevalorada, pero aún cotiza un 32% por encima de sus precios anteriores al virus, con todo lo que ha bajado y con los problemas regulatorios, y aún el per lo tiene a 30. JD ha llegado también este año a multiplicar casi por dos y cotiza ahora un 35% por encima de los precios de antes del virus, con el PER a 33. KingDee ha llegado a multiplicar por cuatro en el año, con esta corrección está aún casi al triple de los precios anteriores al virus.

Con KingDee se podría hacer un estudio académico para los cursillos de bolsa: "Mirad cómo Alberto Noguera consiguió, en el año en el que esta acción multiplicó por cuatro, entrar dos veces y las dos perder dinero".

Entonces, dice George Soros en su libro que la defensa ante una burbuja consiste en saber que estás en una burbuja. Como yo, más o menos, me lo venía barruntando, sobre todo en el melt up final, pues me he salido. Pienso que, aunque haya rebotes técnicos, las tecnológicas chinas han formado un burbujón debido a los excesos de liquidez que ahora está pinchando.

Obviamente, mi intención es volver por allí cuando se haya purgado todo esto, ya veremos cuándo.

También he vendido el bitcoin y el ether. Esto me resulta un poco más fácil de analizar. Resulta que hemos estado, en la última fase del mandato de Trump, asumiendo que la Fed era una máquina de imprimir billetes que no iba a parar hasta igualar la inflación a la de Zimbabue. Ahora, pasadas las elecciones, se ve que ya no tienen tantas ganas de juerga y que sí que se preocupan un poco por el dólar. Simplemente, pienso que Biden prefiere una crisis ahora, con recuperación al final de la legislatura, a una cronificación de los estímulos con riesgo de que todo se le vaya de las manos antes de ir a las urnas. Janet Yellen ya dijo que quería un dólar fuerte, yo esto no lo creí, pero la buena mujer ahí está avisando.

Según el guion de los últimos meses, la Fed ya tendría que haber corrido a comprar bonos para evitar el aumento de los rendimientos, pero esto no lo ha hecho. Entonces, podemos creernos más listos que la Fed y decir: "Tiene que hacer esto o esto otro". O podemos intentar entender lo que están haciendo, siempre considerándolos un poco más listos que los de Zimbabue.

La Fed está viendo venir la inflación y no quiere seguir echando más gasolina a ese fuego, quiere intentar moverse en un punto de equilibrio entre la recesión y la inflación. Esto no es lo que descontaba el mercado, y ahora los peres tienen que bajar. Y no digamos lo que va a ocurrir cuando se pongan las vacunas y la miseria no se vaya.

Primero bajaban las tecnológicas, por aquello de que habían sido usadas como bonos, pero ahora se va detrás el Russell, porque el bono barato significa tipos altos, y tipos altos son quiebras de zombis. Así que va a haber limpieza. También va a haber estanflación y muy probablemente mercado bajista en el S&P500.

¿Por qué, entonces, vendo el bitcoin? Porque para mí no es más que un respaldo inflacionario, y si la Fed deja bajar los bonos, ya el bitcoin pierde atractivo. No hace falta recordar que el bitcoin aún multiplica casi por cinco en un año, no es que esté barato.

El ether me lo quito de encima también porque los que están invertidos no tienen ni puta idea de para lo que sirve Ethereum y yo no sé tampoco cuánto negocio real ahí se está haciendo. Ya volveré cuando se aclare la cosa.

De modo que para mí la burbuja mundial se está pinchando y toda esa euforia se va a convertir en miedo. La Fed no va a estar jugándose una hiperinflación por aguantar el S&P500 a 4.000. Dirá que a 3.000 está muy bien y las pensiones están garantizadas. Luego se irá a 2.000 antes de volver a subir. De hecho, si sigue ese endurecimiento de la política monetaria, puede que vuelvan a ser atractivos los cortos.

14:01:30 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja