19 de julio de 2021
Nasdaq: fuera
He vendido ya los futuros del Nasdaq, he ganado sobre el 3,5% de mi cartera en algo menos de un mes. Como suele suceder siempre, he llegado a ganar más, tenía que haber vendido cuando tocó el 15.000, pero otros estuvieron más rápidos.

La situación de mi cartera ahora mismo es de un -1,9% en el año, así que aún no he recuperado toda la pérdida de los cortos, aunque ya me falta poco.

Vendo el Nasdaq después de leer este análisis de Enrique Roca y después de mirar yo la gráfica y ver que una "sana corrección" del último tirón alcista, sin perder siquiera la tendencia de medio plazo, lo puede llevar a los 14.000 puntos. ¿Tengo ganas de comprobar si después de eso perfora la directriz alcista? Pues no muchas.

En todo caso, los "osos" ahora mismo no van a por el Nasdaq, es la "reflación" la que se está pinchando, pero resulta muy difícil seguir subiendo cuando todo lo demás se cae. Cierto es que normalmente las bolsas tienen la habilidad de hacer lo contrario de lo que la mayoría cree, y ahora todos parecen ver una corrección en ciernes.

Es muy posible que en los próximos días vuelva a meterme, igual al final de esta semana y antes del 27 de julio, cuando sacan los resultados Apple, Microsoft, Facebook y Google. Lo que parece que ha venido impulsando las subidas han sido las recompras, y esto ahora estas empresas no lo pueden hacer por normativa. A partir del jueves de la semana que viene, ya podrán volver a comprar.

Mucho optimismo hay que tener para estar ahí largo aguantando lo que venga, en cualquier momento se puede caer todo un 30% y no pasaría nada. Ya se ha visto que estas subidas rápidas de los bonos suelen anticipar en dos meses todos los crash.

11:37:57 ---------------------  



© A. Noguera

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua".
Jorge Luis Borges


Leer los archivos

Entradas destacadas:
Pepito Relámpago - Pepita Nuncabaja - Seis meses en meetic - Etapas de la burbuja