24 de diciembre de 2021
El futuro de la familia cristiana
Hoy es un buen día para comentar la crisis de esa institución en la que todos nos hemos criado. La familia, a la que equivocadamente alguna gente llama patriarcado, nace ligada a la religión cristiana, es decir, a la era de Piscis, y tiene un carácter matriarcal, encarnado por la Virgen María como figura central creadora de la divinidad y San José como mero proveedor de recursos.

No tiene nada que ver con el patriarcado de la era de Aries, encarnado por el pater familias romano, que ejercía un poder imperial y que tenía vitae necisque potestas (poder de vida o muerte) sobre su mujer, su descendencia y todos sus esclavos. De hecho, en latín familia significa el conjunto de famuli, de siervos. El amor no importa en el patriarcado, es algo opcional, y el padre no ejerce como proveedor de recursos, de hecho no tiene ninguna función, simplemente es el poseedor de una propiedad mobiliaria. Para tener la oportunidad de casarse, la mujer debía aportar una dote, que normalmente era cedida por su padre y quedaba bajo control del pater familias.

Muy diferentes habían sido las cosas en la era anterior, la de Tauro. En el País de Súmer, era la madre del novio la que buscaba consorte para su hijo y aprobaba la unión, aunque la novia debía aportar también una dote y si se portaba mal podía ser repudiada por su marido. La poligamia se aceptaba, no así la poliandria.

Pero estamos ahora mismo en la transición hacia la era de Acuario, y la familia pisciana muestra su crisis terminal en la generalización del adulterio, el divorcio y ese "hombre blandengue" que firma hipotecas y luego las paga desde el piso de sus padres. El Wasap impide la monogamia, no hay una sola mujer casada que no tenga relaciones de mayor o menor afecto con otros hombres, y pronto va a llegar el Metaverso, que permitirá tener varias vidas paralelas. El próximo paso será la negativa de los hombres a aportar recursos a algo tan endeble, incluso el rechazo de una paternidad que no da derecho a nada.

Por eso pienso que estas fiestas del solsticio de invierno van a mutar en algo más libre, van a abandonar ese carácter de rito obligatorio y van a tomar formas muy diversas según el interés de cada uno.

¿Cómo será la familia acuariana? Dudo incluso de que la haya, lo más probable es que el Estado asuma en gran parte las funciones de crianza y educación, y la paternidad se considere una mera anécdota biológica. Se verá la familia como un lastre que genera diferencias sociales, se va a intentar romper el determinismo de la clase social. Incluso el vínculo afectivo con la madre quedará reducido al mínimo. Más adelante, de aquí a un par de siglos tal vez, me atrevo a decir que desaparecerán la maternidad y la paternidad, porque el ADN de los humanos será sintético, habrá sido creado por algoritmos (por lo que será mucho mejor y se adaptará más a la realidad). La gestación extrauterina ya anticipada por Huxley no creo que tarde más de algunas décadas. Los llamados "límites éticos" que intentarán frenar esto se considerarán residuos del oscurantismo religioso de la era anterior.

12:43:07 ---------------------  



© A. Noguera